Proeza malagueña en maratón

El malagueño, en el muro con los nombres de los corredores que han logrado terminar los seis grandes maratones./SUR
El malagueño, en el muro con los nombres de los corredores que han logrado terminar los seis grandes maratones. / SUR

Idelfonso Olmedo completa a sus 38 años las seis grandes carreras del año

CAMILO LÓPEZ VEGA

Ildefonso Olmedo, malagueño de 38 años, cumplió una hazaña al alcance de muy pocas personas: entrar en el prestigioso club de los 'six star finisher'. Este mérito conlleva haber completado al menos una vez los seis grandes maratones que se realizan al año, conocidos como World Marathon Majors (WMM). Boston (2013), Londres (2016), Berlín (2017), Chicago, New York (2018) y Tokio (2019) ya tienen un hueco en su vitrina.

La capital japonesa fue testigo de cómo por primera vez este malagueño logró terminar el circuito de los seis grandes maratones, entrando en una lista en la que hay menos de 5.000 personas en todo el mundo. «Cuando acabe Tokio, quiero acercarme al próximo maratón y ver el muro donde ponen los nombres de todos los 'six star finisher' y verme ahí, es algo emocionante» aseguró Ildefonso días previos a participar en la carrera. Este reto personal comenzó con un gran punto de inflexión, que él mismo, con gran emoción, explica: «En el primer maratón que iba a correr en 2013 (Boston), ocurrió el atentado donde murieron tres personas. Fue algo triste, pero justo en ese momento decidí completar los seis grandes maratones. El miedo no pudo conmigo, simplemente me motivó».

El deportista logró el reto a principios de este mes, cuando terminó la carrera de Tokio en menos de tres horas y media

Estos acontecimientos no fueron solo un incentivo deportivo , también solidario. Decidió correr las maratones con 'charities' (organizaciones benéficas) detrás, que son el principal apoyo de Ildefonso durante el circuito.

Él mismo reconoce que es un aliciente y que gracias a sus resultados ha podido recaudar unas 5.000 libras (5.844 euros) para estas fundaciones que ayudan a las personas que más lo necesitan. «Esto no me cuesta ningún esfuerzo para hacer feliz a los demás. Lo haces por una buena causa», reconoce.

Ildefonso durante la maratón de Chicago en 2018»
Ildefonso durante la maratón de Chicago en 2018» / SUR

Olmedo se define como una persona «hiperactiva, pero no diagnosticada», canalizando toda esa energía en las cosas que le hacen feliz. Una de ellas, a parte del deporte, es su trabajo: es director de innovación de la red de tecnología del Banco Santander en Reino Unido. Antes de los 20 años se marchó de Málaga para seguir sus estudios en Ingeniería de Telecomunicación, pasando por partes del mundo como Chile, China, Estados Unidos y, ahora su actual hogar, Londres. Llegó a las islas británicas en 2010 y desde 2015 ocupa su actual puesto de trabajo.

Málaga en su corazón

Él reconoce estar muy feliz con su situación actual, tanto deportiva como laboral, y explica que cuando vuelve de visita a su ciudad natal, la adora aun más. «Cuando te vas a vivir fuera y vuelves a Málaga, lo disfrutas el triple. Cuando estaba aquí no valoraba lo que era tener 350 días de sol al año» sostuvo.

En cuanto a retos deportivos en Tokio, Ildefonso destacó que intentaría bajar de las tres horas y media. Y lo consiguió: cruzó la meta en 3 horas y 23 minutos. Espectacular para la categoría 'amateur' en la que participa. Para llegar a ese tiempo, tuvo que tener no solo una buena preparación deportiva, también psicológica.

«Hay un momento, a partir del kilómetro 30, más o menos, que es combate mental: tu cerebro empieza a decirte 'para, camina, descansa un poco, que vas a tardar tres minutos más y no pasa nada', pero tú tienes que seguir. Nunca me he parado en un maratón, aunque el cuerpo me lo pidiese», afirmó Olmedo.

Cara a próximos años, Ildefonso Olmedo habla de su vida personal y deportiva: «Tengo que invertir el tiempo en formar una familia. En el trabajo seguir con lo mío, porque me encanta. Y en el deporte me gustaría buscar otras pruebas, como el 'Iron Man' de Hawái, que es una competición que se me ha metido entre ceja y ceja» explicó el 'six star finisher' malagueño.