Los malagueños del Mediterráneo

Ángela Lobato, Borja Vivas y Duane Rocha. /
Ángela Lobato, Borja Vivas y Duane Rocha.

Once deportistas de la provincia disputarán con España los Juegos de Tarragona desde hoy

MARINA RIVAS

Aunque suelen estar considerados una 'miniolimpiada', los Juegos Mediterráneos no se plantean como un objetivo pequeño para ninguno de los deportistas que van a participar en ellos. Para muchos supone cumplir un sueño o volver a sentirse grandes. Más de 4.000 deportistas de 26 nacionalidades y hasta en 33 modalidades diferentes se dan cita desde hoy y hasta el 1 de julio en Tarragona, en la tercera ocasión que España alberga este acontecimiento, tras Barcelona 1955 y Almería 2005. Una oportunidad para que los ocho malagueños y tres integrantes de equipos de la provincia que han sido convocados por el conjunto nacional demuestren por qué están ahí.

Borja Vivas, atletismo. «Intentaré conseguir esa medalla»

Es el hombre que nunca falla en una convocatoria nacional. Hace años que el lanzador de peso del Club de Atletismo Málaga, Borja Vivas dejó de contar sus internacionalidades aunque, nunca olvida cuáles fueron sus inicios. «Debuté como internacional en 2004 y, un año después, la segunda vez fue en los Juegos Mediterráneos de Almería y me hizo mucha ilusión, después en Turquía (2013) conseguí el oro», comienza. «Toca meterse en la pelea por el podio, intentaré conseguir esa medalla en Tarragona», añade, deseando volver a lograr una presea internacional tras la plata del Europeo de Zúrich en 2014. Una seria prueba de fuego para dos veces olímpico, que parte con una marca de 19,50 metros esta temporada al aire libre y que busca derribar la barrera de los 20 antes del campeonato continental de Berlín en agosto.

Javier Troyano, atletismo. «Voy a ir a superarme a mi mismo»

Encadenando Juegos Mediterráneos llega el relevo generacional del atletismo malagueño, el velocista que comparte club con Vivas y que debuta como internacional absoluto. «Sé que hay mucho nivel, pero sólo espero hacer una buena marca y, sobre todo, voy a mirar mucho por el equipo de relevos», explica. Esta promesa de la velocidad, de 19 años, competirá en los 200 lisos, y en el relevo del 4x100, todo ello a pesar de que hace sólo unos días, se contracturó del bíceps femoral en la final de los Juegos Sub23 en Italia. Ya recuperado, le toca luchar por su última oportunidad de obtener un billete para Berlín: «Tengo 21.20 y me piden 20,90. Es difícil de pasar esa línea de los 21 segundos, pero lo voy a intentar, yo siempre voy a ir a superarme a mi mismo».

Duane Rocha, natación. «Una buena competición en Tarragona sería muy ilusionante»

Lejos de parecer exagerado, para la nadadora malagueña nacida en Brasil, Duane Rocha, los Juegos de Tarragona con casi un renacer, deportivamente hablando. Y es que tras su última internacionalidad (las Olimpiadas de Río 2016) cambió su vida, «Entré en depresión y me mantuve un año un poco escondida, dejé de luchar y me aparté, pero decidí que no quería que acabara mi carrera deportiva, que la que tenía que decidir cuándo dejarlo era yo», se sincera. El volver a las piscinas le ayudó a recuperarse como también, el volver a marcarse metas: «Me planteé estos Juegos como un objetivo y ahora estoy muy contenta por volver a competir, hacer una buena competición en Tarragona sería muy ilusionante», entona con una media sonrisa. Allí disputará los 50 y 100 metros espalda, una prueba de fuego, al igual que la de Vivas, previa su Europeo, en agosto.

Natalia De Miguel, remo. «Voy a intentar llevar Málaga a lo más alto»

A día de hoy, Natalia de Miguel es la única malagueña presente en la Selección española de remo, donde compite en la modalidad de skiff en peso ligero (menos de 59 kilos) y con la que se estrena, con la embarcación individual a nivel internacional en estos Juegos. «Tengo muchas ganas de probarme, además en la distancia de 1.000 metros que se hace en Tarragona, porque normalmente competimos en remo olímpico, que son 2.000 metros», explica sobre su modalidad. Con la explosividad como su mayor baza y con la experiencia de haber logrado un bronce Mundial en 2017, con el Real Club Mediterráneo (ahora forma parte del Labradores, de Sevilla), la remera asegura: «Es una motivación que cuenten conmigo en la Selección, voy a intentar llevar a Málaga a lo más alto. Mi objetivo principal es llegar a la final».

Juan Cruz, fútbol. «El oro nos lo vamos a traer»

Ilusionado y motivado son dos palabras que bien pueden definir a Juan Cruz. A sus 18 años, el centrocampista del Rincón de la Victoria ha asumido cada vez más galones en el Atlético Malagueño, llegando incluso a debutar en el primer equipo del Málaga en al final del curso. Ahora, le toca cumplir otro sueño: «Estoy nervioso, pero también muy orgulloso de vestir esta camiseta. Estoy preparadísimo para debutar con la Selección». A la tercera fue la vencida, ya que, después de dos concentraciones con el equipo nacional Sub18, por fin llega su momento. «Tengo que aprovechar la oportunidad para que vuelvan a apostar por mi, mi familia me dicen que está orgullosa y que tengo que dar lo mejor», cuenta. Y concluye, con seguridad: «Estoy convencido de que con el equipo que tenemos, el oro nos lo vamos a traer».

Álvaro Fernández, fútbol. «Representar a tu país es lo más grande para un futbolista»

A sus 18 años, cuenta con un palmarés al alcance de muy pocos deportistas, con la dificultad añadida de llegar a destacar bajo palos. El juvenil madrileño del Málaga, Álvaro Fernández, lleva ya 3 años vistiendo la camiseta de la Selección, pero su humildad hace que viva cada convocatoria como si fuera la última. «Representar a tu país es lo más grande que puede haber para un futbolista, cada convocatoria es un premio y el día que no me llamen, trabajaré el doble para volver», se sincera. Con un título de campeón de Europa y un subcampeonato del Mundo (Sub-17) ya bajo el brazo, el blanquiazul ya pide a gritos nuevos retos: «El Málaga es un club de Primera, aunque ahora por estas circunstancias esté en Segunda. Voy a hacer todo lo posible para ser profesional, que es mi sueño. Si alguna vez me dan una oportunidad, estoy preparado». Y, además, aprovecha para resaltar el hecho de que el club local pueda tener a dos representantes en el cuadro nacional: «Siempre se dice que de los equipos grandes siempre va gente seguro y que vayan dos personas del Málaga creo que es muy bueno, es un buen escaparate. Si no hubiera estado aquí no hubiera logrado estar donde he estado».

Ángel Trinidad, voleibol. «Para nosotros, esto es nuevo y vamos con muchas ganas»

A sus 25 años, ya ha recorrido media Europa para formar filas con algunos de los grandes líderes del voleibol a nivel continental, como el Knack Volley belga, donde ha permanecido tres temporadas con dos títulos de Liga y tres Copas, antes de fichar por el campeón de Francia, el Tours (para el nuevo curso). Ahora, llega preparado para afrontar un nuevo campeonato con España: «Es una competición nueva para nosotros y vamos con muchas ganas. Esperamos muy buen ambiente y poder disfrutarlo al máximo». Habitual en la selección desde las categorías inferiores, el colocador (distribuidor de juego) marbellí, llega motivado, pero también realista: «Francia e Italia son fuertes opciones para la medalla, pero a ver si nos colamos nosotros ahí también. Ojalá pueda sumar una medalla absoluta, lo firmo ahora mismo», cuenta, ya con ansias de jugar.

Ángela Lobato, voley-playa. «Tenemos posibilidad de medalla»

Junto a la experimentada Amaranta Fernández, la internacional nerjeña Ángela Lobato, se presenta como una de las grandes apuestas españolas en el voley-playa. Llegan de ganar un torneo en Melilla y de quedar terceras en otra cita en Suiza y ahora, asegura: «Si jugamos igual que entrenamos, lo haremos bien. Yo creo que tenemos posibilidad e medalla o, al menos, de meternos en semifinales». En un gran estado de forma, llegan con la emoción de volver a competir en un campeonato internacional en España después de más de un año sin hacerlo, «Son mis primeros Juegos del Mediterráneo y me hace ilusión, sobre todo siendo en casa, así nos motivamos más, porque nos pasamos el año viajando fuera», se aqueja. Competitiva como siempre, Lobato toma estos Juegos como una experiencia y una preparación extra para el Europeo que se disputa en Holanda en julio.

«Tenemos posibilidad de medalla»

«Tenemos posibilidad de medalla» Ángela Lobato

Ayoub Ghadfa, boxeo. «Me estoy esforzando para dar una buena imagen»

Quizá en los próximos años se escuche más su nombre, porque, de momento, con sólo 7 combates en su cuenta personal, el marbellí Ayoub Ghadfa, está becado en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid, donde entrena a diario con boxeadores olímpicos. Ahora, la selección española le reclama para su tercera internacionalidad: «Soy el que menos tiempo llevo aquí, mis compañeros me dicen que están orgullosos de mi, de cómo progreso. Estoy entrenando mucho y me estoy esforzando para dar una buena imagen en estos Juegos», asegura. En Tarragona le tocará atacar en su categoría, la de 'súper pesado' (más de 91 kilos), en la que lleva inmerso desde que comenzó en boxeo, hace sólo menos de dos años, cuando dejó a un lado el kick boxing que practicó desde la infancia, antes de comenzar con la universidad.

«Me estoy esforzando para dar una buena imagen»

«Me estoy esforzando para dar una buena imagen» Ayoub Ghadfa

Emma Boada, balonmano. «Confiaba en que iba a llegar mi oportunidad»

Toda una lección de superación y de trabajo la de la jugadora de balonmano del Rincón Fertilidad, Emma Boada, que debutará con 'Las Guerreras', a nivel absoluto y en casa, dado que la central del cuadro malagueño es catalana. Una grata noticia que le llega después de otras tantas que le hicieron replantearse su carrera: «Sabía que no podía acabar así, que tenían que llegar las buenas noticias en algún momento, yo confiaba que en cuanto las lesiones me respetasen, iba a llegar mi oportunidad y esta llamada me ha dado fuerzas para seguir», asegura. Y es que Boada, que lleva en las categorías inferiores de la selección española desde cadete, ha llegado a encadenar diversas lesiones de gravedad: «Una operación de rodilla izquierda en 2011, en 2014 la derecha, en 2017 el cruzado de la rodilla izquierda y después la clavícula izquierda. Entre en un bucle en mental y físicamente fue agotador. Este año sólo quería disfrutar del balonmano y al final he superado las expectativas», se sincera, emocionada.

Paula García, balonmano. «Podemos optar a medalla»

Asentada últimamente en las convocatorias de la selección absoluta de balonmano está la compañera de juego de Boada, también desde el Rincón Fertilidad aunque ya con contrato para las filas del Bistrita de Rumanía para la temporada que viene. La sexitana, Paula García, vuelve al cuadro nacional para los Juegos Mediterráneos. «De pequeña no contaba con esta camiseta, creía que no me llegaría nunca, ahora estoy viviendo un sueño continuamente y hay que alargarlo todo lo que se pueda», se sincera. Y, ya con confianza en el equipo, vaticina: «Creo que podemos optar a medalla. Serbia y Montenegro van a ser las selecciones más fuertes, pero no las tenemos en el cuadro inicial así que vamos a ir a clasificarnos como primeras de grupo y después a por medalla y si puede ser, a por el oro». La presea, uno de los sueños de la pivote, que tuvo el primer contacto con sus referentes deportivas en esta misma competición, pero en Almería 2005.

Duane Rocha, Borja Vivas o Ángela Lobato, entre las opciones de medalla locales en la cita que se disputará hasta el próximo 1 de julio

Representación

Deportistas malagueños.
Duane Rocha (natación), Juan Cruz (fútbol), Borja Vivas y Javi Troyano (atletismo), Natalia de Miguel (remo), Ayoub Ghadfa (boxeo), Ángel Trinidad (voleibol), Ángela Lobato (voley playa) .
En clubes de la provincia.
Emma Boada y Paula García (Rincón Fertilidad Málaga, aunque Paula no seguirá). Álvaro Fernández (Málaga).

.

 

Fotos

Vídeos