El malagueño Carmelo Urbano, campeón de España sub-23 de ciclismo

Urbano, a su entrada a meta /PhotoGómezSport
Urbano, a su entrada a meta / PhotoGómezSport

El coineño marcó un tiempo de 4h.03:31 en la carrera disputada en Lorca

EFE

El coineño Carmelo Urbano consiguió este sábado un histórico oro para la Selección Andaluza Sub-23 al proclamarse en Lorca (Murcia) nuevo Campeón de España de Carretera. El combinado andaluz dirigido por Antonio Miguel Díaz firmó una carrera impecable en la que los diez ciclistas del equipo trabajaron coralmente para alcanzar la victoria. Urbano, que fue subcampeón en esta misma categoría en 2018, confirmó que es uno de los corredores nacionales de mayor proyección.

Urbano, del equipo Caja Rural Seguros RGA, marcó un tiempo de 4 horas, 3 minutos y 31 segundos y superó en 13 segundos al riojano Arturo Grávalos, plata; y en 25 al vasco Oier Ibarguren, quien se llevó el bronce tras 157,8 kilómetros de esfuerzo desde la salida en Archena.

PhotoGómezSport

La carrera comenzó movida y con una treintena de fugados que fue cribando efectivos en los altos de Gebas y la Perdiz.Tras mucha pelea se marcharon los tres ciclistas que acabaron subiendo al podio más el catalán Roger Adriá, que sería cuarto.La batalla entre los miembros de este reducido grupo se libró en la subida al Castillo de Lorca, pero fue la bajada la que resultó decisiva. Ahí Adriá, Ibarguren y Grávalos se vieron envueltos en una caída que puso en bandeja la victoria a Urbano.

«Esta carrera la teníamos preparada dese hace meses y aunque la jornada se hizo larga la caída hizo que pudiera llegar en solitario y vencer», ha comentado el malagueño, quien considera este título «un paso más en mi carrera para llegar a profesionales».

«Esta victoria supone un premio al esfuerzo. Desde el kilómetro 0 sabíamos que sería una carrera muy nerviosa. El año pasado fue mi primer Campeonato de España y no sabía muy bien cómo se corría aquí y esta vez he decidido estar pendiente a todos los cortes para intentar estar o sino que estuviera alguno de mis compañeros. He tenido la suerte de meterme en un corte bastante grande con dos compañeros, en la Perdiz se ha subido bastante rápido, se ha seleccionado el grupo, pero todavía estábamos lejos para apostar por la carrera«, explicó.

«En el descenso hemos arriesgado y ahí se ha roto la carrera. En el plano hemos trabajado en grupo para pillar a Grávalos que ha hecho un gran carrera y, al final, todo se ha decidido en la bajada. Espero que todos mis compañeros de fuga se recuperen rápido de sus caídas. Yo la conocía bien porque nuestro director, Rubén, es de la zona y teníamos la bajada en meta y finalmente me he podido llevar la victoria».

PhotoGómezSport