El kárate español, desolado por quedar fuera de los Juegos de París 2024

El malagueño Damián Quintero. /AFP
El malagueño Damián Quintero. / AFP

«Tristeza, frustración y mucha impotencia, es lo que sentimos» afirma el presidente de la Federación

AGENCIAS

El kárate, el beisbol y el softbol serán deportes participantes en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, pero no así en París 2024. La decisión de incluir el breakdance junto al skateboard, el surf y la escalada (estos tres últimos ya presentes en los próximos Juegos) en el programa olímpico dejará fuera al kárate dentro de seis años por lo que tendrá una efímera vida olímpica, ya que se estrenará como tal en la cita del próximo año, pero no estará en la siguiente.

España cuenta con un gran potencial en este deporte, y las reacciones de protesta por lo ocurrido no se han hecho esperar. Para el presidente de la Federación Española (RFEK), Antonio Moreno, esta decisión «robar la esperanza a todos los deportistas, practicantes y aficionados» antes de haber demostrado su valor en Tokio 2020, una decisión «intolerable e inadmisible», según Moreno. «Un grandísimo varapalo», definió Antonio Moreno esta postura. «Tristeza, frustración y mucha impotencia, es lo que sentimos».

«Malísima y muy discutible decisión la del Comité Organizador», dijo en un comunicado, en el que se plantea por qué se toma «sin siquiera esperar a que tenga lugar el estreno en Tokio». «¿Cómo es posible obviar y robar la esperanza a todos los deportistas, practicantes, aficionados y amantes del kárate?», se preguntó.

«Es totalmente intolerable e inadmisible que, sin haber podido disfrutar aún de nuestro tan merecido estreno en Tokio 2020, los señores que conforman este comité organizador realicen ya, de forma inmediata, una valoración tan contundente, incongruente y nefasta«, señaló.

Para Moreno, «igual de incomprensible es la decisión del COI, al haber aceptado esta propuesta del comité organizador». La Ejecutiva y la asamblea del COI aún deben dar su aprobación, aunque se da por hecha.

«Hemos adaptado nuestro sistema de competición en las dos modalidades de kata y kumite. Hemos adaptado nuestro sistema de arbitraje para que sea más ecuánime y justo a vista de estos señores. Hemos cambiado nuestro sistema de clasificación. Hemos exigido más a nuestros atletas, a nuestros técnicos, a nuestros árbitros, a nuestra afición. »¿Para qué?«, se planteó el presidente.

Moreno prometió que el kárate estará en Tokio «al más alto nivel», «tan digno como otras disciplinas deportivas», y que demostrará al comité organizador de París «que se equivoca».

La karateca española Sandra Sánchez, campeona del mundo de katas, recogió hoy en su cuenta de Twitter una comparación entre los objetivos fundamentales del Movimiento Olímpico y los de código Bushido, para mostrar sus coincidencias.

«Como todos, muy decepcionada con esta decisión. Sin saber el porqué», apuntó.

También decepcionado manifestaba estar el karateca malagueño Damián Quintero, una de las grandes figuras de este deporte en el panorama nacional.

El presidente de la Federación Mundial de Kárate, el español Antonio Espinós, mostró de forma inmediata su «tristeza» por la decisión anunciada este jueves.

«Nuestro deporte ha crecido exponencialmente en los últimos años y aún no hemos tenido la ocasión de demostrar nuestro valor como deporte olímpico, puesto que haremos nuestro debut en Tokio 2020», expresó Espinós en un comunicado.

Según el dirigente, su federación había trabajado «sin descanso» para alcanzar su meta de mantenerse en el programa en los Juegos de 2024. «Creíamos que habíamos cumplido todos los requisitos y que reuníamos todas las condiciones. Pero hoy hemos conocido que nuestro sueño no será realidad».

Los lamentos de Espinós se unen a los de algunos jóvenes karatecas a los que la edición de Tokio 2020 les llega demasiado pronto, pero que tenían puesta la cabeza en París 2024.

Es el caso de la española Lidia Rodríguez, subcampeona mundial de katas por equipos. «Decepción, tristeza, injusticia», dijo en sus redes sociales.

De parecida manera se pronunció su pareja, Sergio Galán, campeón europeo y subcampeón mundial en la misma especialidad: «Hoy un sueño, un objetivo, una meta se han esfumado de golpe. Triste por la noticia de que el Comité Organizador no haya propuesto el kárate para los Juegos Olímpicos de París 2020».

Según las normas del COI aprobadas en 2014 para la actualización del programa olímpico, a los deportes permanentes se pueden añadir en cada edición hasta otros cinco, a propuesta de la ciudad organizadora de los Juegos.

La primera que tuvo potestad de emplear esta prerrogativa fue Tokio, que eligió kárate, béisbol/sóftbol (hombres/mujeres), escalada deportiva, surf y 'skateboard'. Cuando le ha llegado el turno a París, su elección ha sido diferente.

Los karatecas que se proclamen campeones olímpicos dentro de 17 meses en Tokio pueden ser los primeros y los únicos, si el paso de este deporte por los Juegos es definitivamente flor de un día.