Javier Fernández revoluciona Málaga

Javier Fernández, en uno de sus saltos en el espectáculo de anoche, en este caso vestido de torero. /Migue Fernández
Javier Fernández, en uno de sus saltos en el espectáculo de anoche, en este caso vestido de torero. / Migue Fernández

Alrededor de 10.000 personas convirtieron en un éxito el espectáculo de patinaje sobre hielo que acogió el Martín Carpena

MARINA RIVAS

«Con seis años me enamoré del patinaje», murmulló una voz en 'off' en un expectante Martín Carpena en el que la vista no alcanzaba a descubrir una localidad libre. Aquellas palabras, que ayer escucharon alrededor de 10.000 malagueños eran los pensamientos de un deportista que no sólo había logrado alcanzar sus sueños, sino que nunca hubiera creído que le llevarían a ser el mejor patinador español de la historia.

Buscando despertar en el público español el mismo sentimiento que él encontró en este deporte, el bicampeón mundial Javier Fernández creó, junto a un amplio equipo de profesionales de su sector, 'Revolution on Ice'. Una gira inédita en nuestro país cuya segunda parada ha sido Málaga. Y, como no podía ser de otra forma, el espectáculo contó con un sabor extra a Costa del Sol, el que puso la cantante Diana Navarro hasta en dos ocasiones durante el 'show' y el segundo estreno en España del nuevo programa de competición de Fernández.

Bastaron las primeras notas del 'Prometo' de Pablo Alborán que defendió el madrileño sobre el hielo para que el Carpena creara un firmamento con sus móviles para acompañar la magia de aquel momento. El momento más mágico de la noche. Pero no, no se trataba de un espectáculo en cámara lenta, sino de una montaña rusa de emociones gracias a más de una decena de patinadores procedentes de todos los rincones del mundo y con estilos que satisficieron al gusto más peculiar.

Desde parejas como Annete y Yanick, que pusieron el vello de punta con sus acrobacias llenas de riesgo, hasta la elegancia de Anna Capellini, Luca Lanotte, Yuka Sato y un enorme elenco de nombres. Un cartel en el que tampoco podía faltar el oro olímpico y tricampeón mundial, Evgeni Plushenko, que defendió con creces su etiqueta de mejor patinador sobre hielo de la historia ante el público malagueño y algún que otro aficionado ruso allí presente.

El 'hombre de la Mancha', el 'torero' del hielo, el patinador de la eterna sonrisa y uno de los mejores cuádruples del mundo, el que hace parecer sencillo un paso que dura milésimas de segundo y que conlleva toda una vida de caídas y ensayos. Como no pudo ser de otra forma, a pesar de todos los componentes de esta tormenta de hielo bajo la dirección musical del DJ Carlos Jean, el centro de todas las miradas fueron para Javier Fernández. Emocionado tras cada ovación, seguro que en su mente nunca soñó con algo como lo que ayer vivió.

Una de las actuaciones en pareja.
Una de las actuaciones en pareja. / Migue Fernández