El rey del hielo llega a Málaga

Javier Fernández salta delante del Pompidou de Málaga en una imagen para SUR. /Ñito Salas
Javier Fernández salta delante del Pompidou de Málaga en una imagen para SUR. / Ñito Salas

El patinador Javier Fernández presenta 'Revolution on Ice' este sábado en el Palacio de Ferias

MARINA RIVAS

Javier Fernández es un tipo sencillo, humilde y de barrio, con sus imperfecciones, como todo el mundo y que sigue revelando su lado más tímido a la hora de hablar de sí mismo, a pesar de que lo haya ganado todo. En Japón es todo un ídolo de masas y en España, su casa, todavía hay gente a la que le cuesta identificarle por la calle, pero ese nunca fue su objetivo. Nunca soñó con ganar todo lo que ganó, con llegar a ser una estrella dentro y fuera de su país o con llenar estadios o pabellones como ahora está haciendo, en una nueva etapa de su vida. Nunca quiso darse cuenta de todo lo que consiguió, simplemente trabajó para lograrlo y, ahora, para enseñarle al mundo lo que su deporte es capaz de regalar.

Le espera un Palacio de los Deportes hasta los topes, deseoso de verlo brillar sobre el hielo. «Es como cuando me preguntan si esperaba ser alguna vez ser campeón del mundo, la verdad es que no. Incluso cuando llegué a ser internacional y ya ganaba campeonatos de Europa y del mundo, hasta que no nos pusimos a pensar en hacer algo diferente, no nos imaginábamos algo así», se sincera el madrileño. 'Revolution on Ice' es prácticamente como su hijo, su primer proyecto con sello propio que compagina mientras sigue viajando por el mundo y ahora, en la segunda cita de su primera gira nacional, trae lo mejor del patinaje sobre hielo a una ciudad que le trae gratos recuerdos. «De pequeño venía a Málaga a veranear, mis padres tenían unos amigos de aquí, también con niños pequeños y solíamos venir mucho a la playa», recuerda Fernández.

El bicampeón mundial veraneaba en la ciudad desde pequeño y llevó al éxito internacional su programa 'Malagueña'

Las nuevas metas que fue construyendo hicieron que perdiera el contacto con la ciudad al verse obligado a madurar rápido y marcharse de casa de sus padres a los 17 años. «Me fui a Estados Unidos, luego estuve viviendo por Europa y luego estuve en Toronto, Canadá y de hecho, hace sólo unos meses desde que he vuelto a vivir a Madrid», comenta el patinador. Sin embargo, sea como fuere, Málaga se fue metiendo poco a poco en su vida. Primero, con 'Malagueña', de Paco de Lucía y Plácido Domingo: «Fue el programa corto que llevé al Campeonato de Europa y del Mundo y ojalá lo vuelva a repetir porque me gustó muchísimo», recuerda. Y, más tarde, con su relación con los deportistas de la provincia. «El año pasado conocí a Roberto, el portero del Málaga, este año he conocido a la plantilla del femenino y al Unicaja y luego a Damián Quintero le conozco de haber coincidido con él en algunas entregas de premios y, sobre todo, a Regino (Hernández) somos amigos hace muchos años, tengo muy buena relación con él», asegura. Más sobre todo con este último, con el que compartió un sueño de bronce en los últimos Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang.

Fernández dejó la casa de sus padres a los 17 años para marcharse a vivir a Estados Unidos

«Tenía muchas ganas de venir aquí, me encanta el constante buen tiempo y el trato de la gente»

Entre recuerdos y respuestas, Fernández se toma su tiempo y, en ocasiones se abstrae con la mirada en la nada, como recordando viejos tiempos. A él mismo todavía le impresiona que aquel chico de barrio al que le empezaron a gustar las piruetas en el hielo, pasara por todo lo que ha pasado hasta llegar aquí. «Ahora personalmente, estoy entre la madurez y algo de la rebeldía que mantenía de niño», explica, aunque asegura que nunca fue un joven demasiado problemático: «Recuerdo que siempre iba con gorra, pero época rebelde no he tenido, eso sí, cosas como escribir con mayúsculas y minúsculas en el 'Messenger' ... quien no conozca eso se ha perdido una gran parte de la vida», bromea, manteniendo la risa que no pierde nunca.

El espectáculo

Eso sí, a la hora de hablar de trabajo no le cuesta retomar su lado más serio, hasta pone la espalda firme en el asiento. En su cabeza no cabe la posibilidad de dejar de competir todavía y su subconsciente construyó un nuevo enlace con la provincia. «Pablo Alborán y yo nos estuvimos mandado unos mensajes cuando di a conocer que mi siguiente programa sería con 'Prometo' (uno de sus últimos 'singles'), pero no le conozco personalmente todavía», asegura. Un programa que llevará a competición a su próximo Europeo, en enero, pero que de momento traerá al público malagueño este sábado. Esta será la segunda vez que muestre esta coreografía en España tras el estreno de la gira en Pamplona. «Teníamos ganas de un programa con una canción española y escogí esta y sin saberlo, mis coreógrafos, que son canadienses, pensaron en la misma canción», recuerda.

«Tenía ganas de un programa con una canción española y escogí 'Prometo' de Pablo Alborán» programa europeo

«Conozco a Damián Quintero y sobre todo a Regino; somos amigos desde hace muchos años» deportistas malagueños

«Estoy entre un punto de madurez y algo de la rebeldía que tenía de niño» más personal

Un espectáculo que se tornará muy malagueño, además, con la presencia de Diana Navarro y Adrián de 'La Voz' , entre otros, engalanando las piezas de más de una quincena de patinadores internacionales además de Fernández. «Teníamos muchas ganas de venir aquí, me encanta el acento, el constante buen tiempo y el buen trato de la gente y hasta que te pongan una tapa con la bebida...», explica entre risas. Buscando siempre la perfección, aunque se trate de una cita de ocio, no cabe duda de que Fernández y su elenco darán su mejor versión para demostrar a los demás por qué decidió transformar de su deporte su mayor pasión.