Beatriz González se queda sin final del World Padel Tour de Mijas tras un emocionante partido a tres sets

Beatriz González perdió ayer su segunda final de la temporada del World Padel Tour 2018. /2msports
Beatriz González perdió ayer su segunda final de la temporada del World Padel Tour 2018. / 2msports

La malagueña remontó en la segunda manga frente a Amatriaín-Llaguno, pero se desfondó en el tercero en una pista central a rebosar de público

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La 'armada' malagueña de pádel se quedó anoche sin representantes en el la prueba del World Padel Tour de Mijas después de que la jovencísima jugadora local, Beatriz González, hiciera soñar a las casi 3.000 personas de la grada de la pista central con ver a una malagueña en una final tras casi tres años.

González y su compañera, la argentina Catalina Tenorio, no tenían nada que perder. Se enfrentaban a Patty Llaguno y Elisabet Amatriaín, actual pareja 5 del circuito internacional y una de las duplas históricas de este deporte. Llegaban a las semifinales tras tres durísimos partidos a tres sets cada uno. Se había cumplido el sueño de Bea, que era jugar en la pista central en casa, y quizá todos estos elementos les hicieron entrar demasiado relajadas al encuentro. Llaguno-Amatriaín es una pareja poco espectacular; apenas le pegan a la bola y les cuesta ganar el punto. Por el contrario, son dos relojes suizos que no fallan nunca. Si quieren poner diez globos en el mismo sitio lo hacen sin dificultad, por lo que los errores no forzados de la jugadora local y de su compañera les hicieron perder el primer juego con su saque. Ese 0-1 inicial les iba a lastrar toda la primera manga, en la que ni tan siquiera tuvieron una sola bola de rotura. En el último juego del set, la murciana y la riojana volvieron a romper y se lo llevaron por un contundente 6-2.

Sin embargo, González-Tenorio llevaban todo el torneo remontando y el público seguía confiando en ellas. A punto estuvieron de nuevo de perder el primer juego, pero remontaron hasta ponerse 3-2 arriba y resto. Entonces llegó lo esperado;la dupla hispanoargentina consiguió por fin hacerles un 'break' a la rivales y pasaron a liderar el set por 4-2.

Poco duró la alegría entre el público local. Las bandejas de Llaguno y la reacción y la técnica de Amatriaín consiguieron el 'contrabreak' para la pareja 5 del mundo. A partir de entonces, cada pareja fue ganando su servicio hasta llegar al 'tie-break'. González-Tenorio comenzaron poniéndose 4-1 a su favor, pero de nuevo perdieron la posibilidad de separarse en el marcador. En el 3-4 ocurrió algo poco habitual. Catalina Tenorio sacó en este punto, que perdieron. En el 4-4 tenía que volver a sacar ella, pero una confusión de la pareja y un error del árbitro, que no apreció la 'irregularidad' involuntaria, hizo que González sacara cuando no era su turno.

Las hermanas Sánchez Alayeto no han perdido ni un set en su camino a la final.
Las hermanas Sánchez Alayeto no han perdido ni un set en su camino a la final. / 2msports

Finalmente, dos puntos jugados de forma magistral por la malagueña y bien acompañada por la argentina (que a sus más de 40 años lo sigue dando todo en la pista) les colocaron con 6-5 arriba. Una bola de set que se hizo efectiva;un punto para seguir soñando y el primer set que la joven malagueña gana en unas semifinales de un World Padel Tour.

La alegría del público, descontrolada, no duró mucho. Las dos jugadoras se habían desfondado en un partido cuya forma de jugar no les convenía. Los puntos, en vez de ser cortos y rápidos (aprovechando así la potencia de Beatriz González) se hicieron largos y lentos, precisamente lo que interesaba estratégicamente a Llaguno-Amatriaín. La tercera manga fue un visto y no visto. Un 6-0 para éstas que, independientemente del resultado, era un puñal que se clavaba en los corazones de los aficionados, que esperaban ver de nuevo una representante malagueña en una final de este circuito después de que Carolina Navarro lo hiciera por última vez en Barcelona en el año 2016.

Sin embargo, el bagaje de Beatriz González no puede ser más positivo. Es la única pareja que ha conseguido pasar de cuartos de final además de las cinco intocables de arriba. Un hito histórico para una jugadora que tan solo tiene 16 años. El público malagueño puede estar tranquilo, la verá llegar a una final, y seguro que ganará, además, varias de ellas.

Las Alayeto, intocables

Por el otro lado del cuadro, la jornada matutina dejó la victoria incontestable de las hermanas aragonesas Sánchez Alayeto. Aun así, los dos sets podían haber sido tres ya que la pareja formada por Marta Marrero y Alejandra Salazar tuvieron hasta 11 bolas de 'break' a favor. De momento son las favoritas en la final de hoy, aunque todo puede pasar entre dos parejas con juegos muy distintos.

En categoría masculina, el turno de la mañana dejó unas semifinales inéditas entre Juan Lebrón y Juan Cruz Belluati contra Javier Ruiz y Uri Botello. Ambos están haciendo uan gran temporada, pero Cruz Belluati-Lebrón dieron un poco más y alcanzaron su segunda final de la temporada. Sus rivales saldrían del duelo Sánchez-Gutiérrez contra Galán-Díaz (parejas 2 y 3 del mundo). Al cierre de esta edición, los primeros se habían hecho con la primera manga en uno de los partidos más espectaculares de todo el torneo.

 

Fotos

Vídeos