Adriana Costagliola: «Málaga y Mar del Plata tienen en común haber sido la cuna del pádel en sus países»

Costagliola representa a Argentina en el torneo que se está celebrando en el club de raqueta de Villapadierna./IG
Costagliola representa a Argentina en el torneo que se está celebrando en el club de raqueta de Villapadierna. / IG

La pentacampeona mundial de pádel y primera jugadora profesional participa estos días en la competición que se está celebrando en Estepona

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Aquellos que lleven menos de 10 años jugando al pádel el nombre de Adriana Costagliola puede que no les suene. Sin embargo, la marplatense es una leyenda de este deporte. Ganadora de cinco mundiales, Costagliola fue la primera jugadora de pádel profesional de la historia;un título que le sirve de carta de presentación para las charlas que se dispone a dar por toda España con la historia del pádel; impartidas bajo el auspicio de haber sido nombrada como 'embajadora turística' por el Ayuntamiento de su ciudad. Nos atiende en Estepona, donde estos días juega el primer Mundial de Pádel de Veteranos.

Desde que empezó a jugar al pádel en los años 80, usted ha vivido dos etapas en este país como jugadora profesional, aunque ya hace unos 15 años que reside de nuevo en Argentina. ¿Cómo ha cambiado este deporte desde entonces?

–El pádel ha dado un paso muy importante. Ha tenido, quizá, una época muy dura por la situación de la economía en España, pero aún así no lo ha pasado tan mal como otras disciplinas. Lo único que tal vez tendría que cambiar es esa especie de monopolio con el pádel profesional;y me gustaría ver en todos los lugares a las federaciones algo más fuertes. Así también se pueden exigir algunas cosas como pasa en otros deportes. Pero España está fenomenal, el nivel de las mujeres ha subido mucho. Sobre todo en la preparación que tienen, porque además tienen suerte de poder dedicarse de lleno al entrenamiento, cosa que en nuestra época era imposible. Nosotras teníamos que trabajar. Si bien ahora se hacen exhibiciones, nosotras teníamos que vivir de las clases, y el acompañamiento económico venía de los torneos y los patrocinadores.

¿Por qué en Argentina el pádel se estancó hace muchos años en el número de practicantes y en España no deja de crecer?

–El pádel en Argentina y en España empezó de forma totalmente diferente. En Argentina enseguida se hizo popular, y no comenzó en los clubes, mientras que en España se inició en el Marbella Club y luego pasó a otros clubes de golf. En Madrid el Puerta de Hierro y en la Moraleja; en Bilbao en el Club Jolaseta…

En clubes muy exclusivos...

–Sí, en lugares elitistas, y a ello se sumó un poco lo de Aznar. Pero lo que quiero decir es que comenzó en los clubes privados y cerrados a los que no tenía acceso la gente de la calle. Cuando vine a España en 1990 nadie sabía lo que era el pádel, hasta el punto de que no fueron capaces de ponerlo en mi tarjeta de residencia. Al final terminamos diciendo: «lo que juega el presidente». En Argentina fue al revés. Se inició en lugares públicos, donde uno podía ir y alquilar una pista. Se popularizó porque era un deporte muy económico. No solo se alquilaba la pista, también se podía alquilar la pala y las bolas. Desde el principio tuvo una gran aceptación, porque además es un deporte muy agradecido. En muy poco tiempo ya jugaban 4 millones de personas; pero fue muy desorganizado, muy difícil de contener a tanta gente de golpe. En España se hizo al revés, más despacio, y más estructurado.

En España están las mejores pistas; el mayor número de practicantes; y por qué no decirlo, el dinero en este deporte se mueve casi en exclusiva en este país. Sin embargo, cada año aparecen nuevos jugadores argentinos desconocidos que se convierten en estrellas. ¿Por qué ocurre eso?

–Me parece que es por la cultura de ambos países. No digo que los argentinos seamos más deportistas que los españoles, pero aquí se les hace a los chicos la vida más organizada para el estudio. En Argentina, si a uno le va bien algo, el estudio no es tanta prioridad. Aquí en España el que hace deporte y no estudia es una excepción; en Argentina es más habitual. Y los jugadores de pádel han visto una buena oportunidad viniendo a España. Muchos de los chicos que juegan en categorías menores sólo piensan en ser jugadores del World Padel Tour. No piensan en ser abogados ni economistas. La verdad es así. Y más en un país con las fluctuaciones económicas que tiene Argentina…

¿Qué tienen en común Málaga y su ciudad, Mar del Plata?

–Málaga y Mar del Plata tienen en común haber sido la cuna del pádel en España y en Argentina. A Mar del Plata llegó a finales de los años 70, pero no fue hasta 1982 cuando se hicieron las primeras pistas abiertas al público. Ahí fue mi primer contacto. El 'boom' del pádel se generó en Mar del Plata, igual que en España se generó en la Costa del Sol. Mar del Plata tiene campeones del mundo, y Málaga también.

El primer Mundial de Veteranos de Pádel llega a su ecuador

El primer Mundial de Pádel de Veteranos se está celebrando durante toda esta semana en Málaga, concretamente en los municipios de Estepona y Benahavís. Se trata de un torneo sin precedentes, ya que es el primer mundial de estas características que se celebra en la historia de este deporte. Y además, se estrena con una altísima participación: más de 700 jugadores de 15 selecciones: Alemania, Argentina, Austria, Bélgica, Brasil, Chile, España, Finlandia, Holanda, Italia, Mexico, Portugal, Reino Unido, Noruega y Uruguay. El Racquet Club de Villa Padierna, el Centro Deportivo Las Mesas y el Sports Club de Casares son las tres sedes donde, desde el pasado sábado, se están disputando todos los partidos. El Mundial llegó ayer a su ecuador. Hoy viernes a partir de las 9.00 horas es la final del cuadro de parejas y las semifinales de equipos, y mañana sábado, la final de equipos.

 

Fotos

Vídeos