David Bustos tropieza para caer en la final

David Bustos, en plena carrera. /
David Bustos, en plena carrera.

@ArturoCasadoAld es atleta, entrenador y fue campeón de Europa de 1.500 metros en 2010

ARTURO CASADO

Desde el año 2008 en los Juegos de Beijing, no teníamos un atleta español en la final olímpica de los 1500 metros. Allí, Juan Carlos Higuero se hacía con una meritoria 4ª posición demostrando su mejor estado de forma de siempre. En Londres, los tres españoles mediofondistas, entre los que se encontraba David Bustos, no conseguían pasar de la primera ronda y la opinión pública se les echaba encima basándose en las destacadas actuaciones pasadas en esta prueba. De este modo, Bustos era considerado como uno de los nuevos milleros que no representaba a la grandeza del milqui español.

Sin embargo, el tiempo y el esfuerzo de Bustos han ido poco a poco callando esas bocas. En los últimos Campeonatos de Europa al aire libre ha sido finalista, y medallista en dos de ellos. En las semifinales olímpicas de Río no se esperaba mucho de él. Pasó por tiempos en las eliminatorias y la segunda serie salió a un ritmo medio que abría las puertas del posible pase a la final por tiempos. Fue muy bien colocado durante toda la prueba, en la calle uno algo encerrado siempre, sin gastar energías. Pero cuando quedaban algo más de 200 metros para el final, las fuerzas le empezaron a fallar y empezó a perder posiciones. A 180 metros de la meta iba penúltimo y el ugandés Musagala, que iba justo detrás de él, aceleraba (finalmente este atleta consiguió la clasificación por puestos) y tocó a David en el pie provocándole tropezarse, casi caer e incluso salirse de la pista. Volvió a entrar y llegó a meta en última posición prácticamente andando.

Posteriormente, y dadas las circunstancias previas de recalificaciones por caídas, la Federación Española de Atletismo reclamaba su pase a la final y conseguía un puesto para David Bustos en ella. Sinceramente dudo que David se hubiera clasificado sin este tropiezo ya que iba perdiendo posiciones en ese momento. Sin embargo, el hecho de que en zona mixta reconociera que no merecía esa recalificación le honra. Finalmente, tendremos a un español en la final del sábado en la que ojalá consiga un puesto de finalista, entre los ocho primeros.

En estas semifinales, el keniano y campeón olímpico Asbel Kiprop fue el que mejores sensaciones dio. En la última vuelta fue capaz de adelantar a todos sus rivales con un final espectacular. Además, el actual campeón olímpico de 1500 metros y subcampeón de 800 metros hace unos días en Río, el argelino Makloufi, mostró una gran facilidad para lograr su clasificación. También me gustaron mucho el subcampeón olímpico en Beijing, el neozelandés Nick Willis y el australiano Ryan Gregson. La final, por tanto, se presenta apasionante.