Selección

Lucho recupera a sus olvidados en Barcelona

Luis Enrique en rueda de prensa dando a conocer su segunda lista como seleccionador nacional/EFE
Luis Enrique en rueda de prensa dando a conocer su segunda lista como seleccionador nacional / EFE

Alcácer, que sale a un gol cada media hora, y Bartra, cuentan con la confianza de un técnico que les relegó de modo amargo a la suplencia

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENLas Rozas (Madrid)

«Rectificaré mi opinión siempre que crea que va en beneficio del equipo. No tengo problema en reconocer mi error. Iago Aspas es de los jugadores que me ha sorprendido. Lo he visto bien y con buena actitud», señalaba Luis Enrique en Elche sobre el delantero del Celta, al que no citó en un primer momento pero tras llegar por ausencia de Diego Costa lo colocó de titular ante Inglaterra. Una cosa no se le puede negar al seleccionador es personalidad y también humildad para dar su brazo a torcer si deportivamente un jugador le convence. No parece tan dúctil si hablamos de otras cuestiones que no tienen que ver con el balón, caso de Jordi Alba, pero en su segunda lista sorprendió al citar a dos futbolistas que apenas tuvieron protagonismo con él en su etapa azulgrana: Marc Bartra y Paco Alcácer.

Luis Enrique tuvo este lunes una comparecencia en el III Curso de Formación Continua Licencia UEFA que se celebra la Ciudad del Fútbol de Las Rozas y explicó a sus colegas que en su nuevo puesto «las diferencias que hay con un club son evidentes». «Tenemos menos días de trabajo con ellos y muchísimo menos tiempo para poder influirles en lo que queremos, pero como pensamos que es muy importante que el jugador perciba la ayuda, prácticamente nuestra dinámica es la misma de un club», afirmó el seleccionador.

Su último equipo fue el Barcelona, donde coincidió tanto con Bartra como con Alcácer, que curiosamente decidieron emigrar al mismo destino ante la falta de minutos: Dortmund. Los dos, que fueron llamados tanto por Vicente del Bosque como por Julen Lopetegui en etapas anteriores, dieron ese paso porque veían su carrera algo enquistada debido, en parte, a que su papel fue residual con el asturiano en el banquillo del equipo catalán. «Tuvo una etapa brillante en el Valencia. Con nosotros no dispuso de muchos minutos en el Barcelona, por lo que sin minutos el rendimiento baja. En el Dortmund está jugando bastante, rindiendo bien, marcando goles y estoy encantado de que pueda estar con nosotros.. Por eso está aquí», explicó, negando problemas personales con Bartra: «A pocos de esta lista conozco mejor que a Marc. Tiene sus virtudes y algún defecto, y voy a trabajar para que se vean sus mejores cosas».

Bartra, ni una mala palabra

El central espera estar a la altura. «Me da mucha alegría volver. Estoy muy agradecido por la confianza Luis Enrique. Cuando supe que estaba en la lista fue una sensación muy bonita, incluso mejor o muy parecida a la que tuve cuando me llamó Del Bosque hace años», reconoció Bartra. En el Barcelona, Javier Mascherano, Gerard Piqué, Jérémy Mathieu e incluso Thomas Vermaelen siempre estaban por delante en las preferencias del actual seleccionador. La situación fue complicada, pero nunca tuvo una mala palabra hacia el técnico. Ni siquiera cuando se marchó al Borussia Dortmund. «Fui de forma ascendente hasta que llegó Luis Enrique», es lo máximo que dijo, y al ser preguntado por la comunicación con su extécnico se limitó a decir: «No quiero entrar en detalles».

Bartra nunca habló mal de su relación con Luis Enrique ni le culpó de nada pese a las pocas oportunidades que recibía aunque perdió continuidad con el asturiano: «Cuando debuté con Pep (Guardiola) sentía su confianza. Tito (Vilanova) decidió que me quedara en el primer equipo. Con Tata (Martino) jugué prácticamente 30 partidos que me dieron la opción de ir con la selección. Empecé bien con Luis Enrique, pero luego dejé de contar. Fue un año y medio duro para mí. El míster tenía otras prioridades. Respeté su decisión y aguanté hasta el final». Curiosamente, fue tras un partido con la selección cuando asumió que debía cambiar de aires: «Tras un partido contra Inglaterra del que salí muy contento y quedar desconvocado de cara al clásico. En ese momento me di cuenta de que quizás no debía ser tan insistente con el Barça». Su salida le hizo recuperar su mejor nivel y cuando en Dortmund vio que perdía minutos de marchó en invierno al Betis, acertando de pleno.

Dortmund devuelve el acierto a Alcácer

En el caso de Paco Alcácer, el delantero valenciano vuelve a ser feliz en Alemania. Alcácer hizo un 'hat-trick' en apenas media hora en la victoria del Borussia Dortmund ante el Augsburgo por 4-3. Su gol decisivo en el descuento de falta directa confirma que ha recobrado la confianza que demostraba en el Valencia. Marcó a sus 22 años goles decisivos (14) para que el equipo fuese a Champions en su primer año y, aunque mejoró el registro en el segundo, no fue suficiente para ganarse una plaza para a la Eurocopa. Tuvo unos registros anotadores que le llevaron al Barça en agosto de 2016, donde las cosas no salieron como esperaba, ya que llegó a ser el futbolista 18º en minutos jugados con Luis Enrique. Sólo Mathieu, Cillessen y Aleix Vidal jugaron menos. Sabía que habría pocos minutos estando Leo Messi, Luis Suárez y Neymar, pero quizá no pensó que fueran tan pocos.

Luis Enrique tiró de él en 28 partidos, sólo once como titular, pero logró ocho goles (uno cada 173 minutos), uno en la final de la Copa del Rey. No mejoró la situación con Ernesto Valverde, aunque logró hacerse un hueco como extremo izquierdo. Tras un par de lesiones, desapareció del equipo. Optó por irse a Alemania pese a que Quique Setién le quería y pensaba que podría rehabiltarle como hizo con Bartra. Su decisión ha sido acertada porque en menos de dos meses ya lleva los mismos goles que en su anterior temporada como culé. De hecho, sus buenas actuaciones le han servido para volver a la selección con Luis Enrique.

Mirando al futuro

Ahora los dos prefieren no mirar al pasado y sí sólo al futuro en una selección que debe «seguir en la misma línea» mostrada en los triunfos sobre Inglaterra y Croacia de cara al amistoso contra Gales y al duelo, en Sevilla, contra los británicos en la Liga de Naciones de la UEFA. «Es uno de los mejores partidos que se pueden ver hoy día. Además, en un magnífico estadio, delante de toda la gente. Es una buena oportunidad para seguir con estos pasos que se están dando», explicó Bartra a su llegada a Las Rozas sobre el partido contra Inglaterra en el Benito Villamarín, su 'casa' desde enero.

«Estoy muy agradecido y con ganas de aportar mi granito de arena. También contento por estar en Sevilla, en nuestro estadio. Va a ser muy especial por el cariño que recibo», señaló el centro catalán, antes de reconocer: «Siempre he dicho que unos de mis objetivos son estar a un gran nivel en el equipo y estar en la selección. Se está dando y estoy con ilusión, con ganas de entrenar y de estar con los compañeros».

 

Fotos

Vídeos