Reportaje

'Déjà vu' en la Liga

Zinedine Zidane, durante el acto de su presentación. /EP
Zinedine Zidane, durante el acto de su presentación. / EP

El regreso de Zidane, Calleja, Caparrós y Jémez a los banquillos, junto a la vuelta de Monchi a los despachos, invita a vivir experiencias del pasado en la competición española

NACHO CABALLERO Madrid

La Liga está viviendo un 'Déjà vu' esta campaña. Tras el regreso en enero de Álvaro Morata a la competición española tras su paso por el Chelsea, ahora se reincorporan a la Liga otros tres protagonistas, Zinedine Zidane, Joaquín Caparrós y Paco Jémez, con quien ya comenzó a negociar el Rayo tras la destitución de Míchel la noche del lunes. A ellos en los banquillos se une Javier Calleja, que fue despedido pero volvió al comprobar el Villarreal que su marcha no mejoraba la situación. También el Sevilla ha repescado a Monchi como director deportivo.

Zidane dio el 'sí, quiero' a Florentino Pérez a la segunda petición que le hizo para regresar al Real Madrid. Se había iniciado una búsqueda de nuevo entrenador para preparar ya la siguiente campaña, tras el desastre de la actual con el equipo eliminado y humillado por el Ajax en Champions, apeado de la Copa del Rey por el Barcelona y con una desventaja de 12 puntos en la competición liguera respecto al equipo azulgrana. El baile de nombres comenzó: Jürgen Klopp, Massimiliano Allegri, Mauricio Pochettino, Joachim Löw y José Mourinho fueron los más recurrentes. Zidane parecía un sueño. Por viabilidad y posibilidad de contratación en este momento de la temporada, el que iba día a día ganando más enteros era el portugués. Florentino, por contra, sabía desde el primer momento a quién quería y quién iba a ilusionar más al madridismo.

Finalmente, Zidane aceptó la propuesta que, como él mismo dijo, meses atrás hubiera rechazado. Pero es que ahora sus sentimientos han cambiado. «La ilusión que tengo de volver a entrenar nadie me la va a quitar. Voy a poner todo lo que tengo dentro para hacer que el equipo vaya mejor», dijo en su presentación.

En Sevilla también están de cambios tras la eliminación del equipo hispalense en la Europa League -su competición predilecta- ante el Slavia de Praga (con un 4-3 en la vuelta para los checos, y un global de 6-5). Tras dos meses con demasiadas turbulencias, José Castro y su junta directiva decidieron rescindir el contrato de Pablo Machín.

Además, en una medida sorprendente, optaron porque el director deportivo, Joaquín Caparrós, entrenase a la plantilla lo que queda de temporada. El año pasado se vivió una situación muy similar, cuando a falta de cuatro jornadas de la Liga 2017-2018, Vicenzo Montella -que había llevado al equipo a la final de Copa y a los cuartos de final de la Champions- fue también sustituido por el utrerano. En ese mes de competición consiguió tres victorias y un empate para dejar al equipo finalmente séptimo.

Durante la rueda de prensa de presentación de Caparrós como nuevo técnico del Sevilla, José Castro anunció que ya están trabajando en la contratación de un nuevo director deportivo, y que su escenario preferido sería la vuelta de Monchi a los despachos de Nervión, lo que supone otro regreso a la Liga.

Antes volvió a su lugar de origen Calleja. Tras dirigir al 'submarino amarillo' toda la temporada pasada, dejando al equipo quinto en puestos de Europa League, un mal comienzo en la actual y una situación delicada y jugueteando con el descenso propició su despido. Al mando llegaba Luis García, el cual no mejoró la posición en la tabla tras los nueve encuentros en los que estuvo en el banquillo del Villarreal. Finalmente, la solución fue volver al pasado y contratar de nuevo a Calleja, con el que ahora se encuentran en los cuartos de final de la Europa League y fuera del descenso por primera vez desde la jornada 17.