Grupo H | Jornada 1

Un Valencia reivindicativo asalta Stamford Bridge

Rodrigo Moreno celebra su gol al Chelsea./AFP
Rodrigo Moreno celebra su gol al Chelsea. / AFP

Rodrigo desatasca de volea la victoria ante el Chelsea, que falló un penalti en el 87, en el segundo partido de Celades tras la destitución de Marcelino

MIGUEL OLMEDAMADRID

Nada tan peligroso como el orgullo herido. Con el despido de Marcelino aún caliente y sin tiempo para asimilar el doloroso debut de Celades en el Camp Nou, el Valencia visitaba Stamford Bridge, la plaza más complicada de su grupo de Champions, una competición que no da un respiro para lamentos. El técnico catalán apostó por el planteamiento inteligente cuando todavía no ha tenido entrenamientos para implantar su propia idea: tocar lo menos posible lo que ya funcionaba. El pundonor de su plantilla, tocada pero no hundida por el terremoto institucional, hizo el resto para llevarse por primera vez en su historia tres puntazos en Londres que pueden ser claves en diciembre, cuando se haga el balance de cuentas de la primera fase.

0 Chelsea

Kepa, Zouma (Giroud, min. 73), Christensen, Tomori, Azpilicueta, Jorginho, Kovacic (Barkley, min. 80), Alonso, Willian, Mount (Pedro, min. 16) y Abraham.

1 Barcelona

Cillessen, Wass, Garay, Gabriel, Gayà, Coquelin, Parejo, Kondogbia, Cheryshev (Diakhaby, min. 90), Gameiro (Maxi Gómez, min. 70) y Rodrigo (Kang-In Lee, min. 90).

gol
0-1: min. 74, Rodrigo.
árbitro
Cüneyt Çakir (Turquía). Amonestó a Coquelin, del Valencia, y a Jorginho y Giroud, del Chelsea.
incidencias
Partido de la primera jornada de la Liga de Campeones correspondiente al Grupo H y disputado en el estadio de Stamford Bridge, en Londres.

Nada tan peligroso, por otra parte, como el orgullo desmedido. El turco Cüneyt Çakir se dirigió al monitor para corroborar lo que le decían sus colegas por el pinganillo: penalti de Wass, desafortunado por tener la mano allá donde no debía. El Chelsea tenía la oportunidad de maquillar desde los once metros una decepcionante derrota en casa ante el Valencia. Ross Barkley, que acababa de saltar desde el banquillo, le exigió la responsabilidad a Willian, consumado especialista, que no tuvo más remedio que apartarse y no mirar, porque se temía lo peor de su soberbio compañero. El balón acabó irremediablemente en el larguero y los tres puntos, en Valencia.

El triunfo che lo firmó en el acta Rodrigo Moreno y lo aseguró Jasper Cillessen bajo los tres palos. No creó peligro con fluidez el Chelsea de Lampard, mermado desde el inicio por la lesión de tobillo de Mount, pero sí que contó con las mejores ocasiones. Claras de verdad, tres contadas en todo el partido, y las tres repelidas por el portero neerlandés. Primero en una volea de Willian justo antes del descanso y después haciendo el chequeo a los ángulos de su portería en sendas faltas de Marcos Alonso, la última ya en el descuento. No sirvió para igualar el 0-1 de Rodrigo, en escorzo tras dejar con el molde a toda la defensa 'blue' en la primera jugada ensayada del laboratorio de Celades.