Pagarán la entrada y el viaje a su afición por el ridículo 8-0

Manone, tras uno de los 8 goles/
Manone, tras uno de los 8 goles

El portero del Sunderland, después la goleada encajada frente al Southampton (8-0) el pasado sábado en la Premier League, lidera la iniciativa.

COLPISAmadrid

«Personalmente voy a hablar con el equipo para ver si es posible pagar las entradas y los gastos del viaje a los aficionados. Es una situación difícil para nosotros, pero también es muy difícil para ellos», expresó Vito Mannone, el portero del Sunderland después la goleada encajada frente al Southampton (8-0) el pasado sábado en la Premier League. El italiano afirmó que junto al resto de sus compañeros y el club intentarán devolver el precio de la entrada así como el coste del viaje de los cerca de 2.500 aficionados recorrieron los 1050 kilómetros que hay desde la ciudad hasta Southampton para animar a su equipo.

El Soton le endosó al equipo entrenado por Poyet la mayor goleada de su historia (8-0) dando además una pésima imagen, llegándose a anotar dos de los tantos en propia meta y dejando al equipo a tan sólo un punto de los puestos de descenso. «Asumo toda la responsabilidad que pueda tener en cada gol. Fue una tarde difícil, pero tenemos que reaccionar», dijo Mannone. «Tenemos que hacerlo por nosotros mismos, por el club y por nuestros aficionados», reconoció la bochornosa imagen que dieron los black cats en la localidad del sur de Inglaterra.

1050 kilómetros

«Este no es mi equipo», aseguró Gustavo Poyet tras el encuentro. El uruguayo cree que el equipo ha regresado al mismo estado que a finales de la temporada pasada, donde sólo cuatro victorias en los últimos cinco encuentros salvaron al equipo del descenso. El técnico coincide con su guardameta en que van a hacer todo lo posible para redimirse de la bochornosa derrota en el St. Marys Stadium y están dispuestos a reparar todo el daño causado el próximo sábado frente al Arsenal.

El Sunderland aguantó bien el comienzo del encuentro, pero tras el primer gol todo el equipo se vino abajo, sin excepciones. «Voy a tratar de trabajar y tratar de mejorar. Cada uno de nosotros debe hacer lo mismo para tratar de defender y jugar como un equipo. Cada uno de nosotros sabe que hubo errores en el campo y los vamos a solventar», añadió.