El Palo tropieza ante el colista

Apoño disputa el balón con un contrario durante el partido de ayer./
Apoño disputa el balón con un contrario durante el partido de ayer.

En un partido que empezó muy bien para los locales, el Córboda B supo remontar y desquiciar a los blancos

EMILIO MORALES

A El Palo se le volvieron a escapar tres puntos que tenía en el bolsillo. Y esta vez puede pasar factura. El colista, que visitó ayer San Ignacio escondido bajo una piel de cordero, supo sacar las garras para llevarse el encuentro en la segunda mitad. Los hombres de Rafa Muñoz acabaron desquiciados y se cargaron de muchas tarjetas amarillas innecesarias. La actuación arbitral tampoco ayudó. El técnico malagueño se reinventó e intentó mover fichas desde el banquillo, pero el 1-2 fue el resultado con el que se llegó al pitido final. El Córdoba coge algo de aire y seguirá en puestos de descenso, y El Palo suspira viéndolos más cerca de lo que desea. La situación debe cambiar cuanto antes.

1 El Palo

Adrián (2); Igna (3), NachoAranda(2), Jesule (2), Rafita (1); Iván Márquez (1), Apoño (2), Durán (1) (Amaya (1), minuto 68);Juanillo(2), Zamorano(1) (Pirulo (1), minuto 80) y Jaime Moreno(1) (Pibe (1), minuto 63)

2 Córdoba B

Jon (2); Cristian (1), Sergio Díaz (2), Biji Mine (1), César (2) (Fran Serrano (1), minuto 16); Marc (2),DaniHernández (1) (Vera (2), minuto 80), David Álvarez (2), Juanfran (3), Sebas(1) (Pedro (2), minuto 80) y José Fran (2).

Goles
1-0, minuto 42: Durán. 1-1, minuto 55: Cristian. 1-2, minuto 80: Juanfran.
Árbitro
Rubén Ávalos. Mostró tarjeta a Juanillo, Nacho Aranda, Apoño, Jesule, Pirulo y Juanfran.
Campo
San Ignacio. Aproximadamente 700 espectadores.

No fue por falta de ganas o de actitud. Los blancos salieron a morder desde el primer minuto, y Apoño y Juanillo, que volvían al once después de cumplir sanción y recuperarse de una lesión la aparición del primero fue toda una sorpresa para los presentes, fueron los que llevaron las ocasiones de peligro al marco visitante. Jaime Moreno también estuvo muy activo durante los primeros compases. El venezolano tuvo varias ocasiones en sus botas, pero no logró materializar ninguna.

El primer aviso con peligro lo puso Apoño desde el borde del área. En cuanto el colegiado señaló la infracción en la parte izquierda, el jugador más talentoso de los paleños no dudó en adueñarse del cuero. Atisbó varias veces la meta, y la estrelló en el larguero. Por muy poco. Después de esta primera acometida, Juanillo centró un balón al área del Córdoba al que no pudieron llegar los delanteros. Se mascaba el gol, que no tardó en llegar. Antes de que acabase la primera mitad, en el minuto 42, y tras una jugada algo trabada fue Durán, que ayer estuvo jugando de enganche, envió el esférico al fondo de las mallas rivales. San Ignacio estalló de alegría. El viento parecía ir a favor del equipo paleño.

En la reanudación la dirección del partido cambió, y una vez más, los locales cedieron algunas jugadas demasiado fáciles para que los jóvenes cordobeses cogiesen alas y se fuesen directamente al ataque. En el minuto 55, Cristian, uno de los visitantes más activos hasta el momento, supo ponerla muy bien desde la frontal, donde no pudo llegar Adrián.

Ida y vuelta

El mejor: Igna
Es el mejor ejemplo de constancia. Su trabajo no es vistoso, pero impecable. Se adapta muy bien a todas las posiciones. Estuvo muy correcto como lateral, y parece no cansarse subiendo y bajando. Incombustible.
Gerrit, en la grada
El mejor jugador de la temporada pasada, el centrocampista Gerrit, que fue fichado este verano por el Numancia y juega una categoría por encima, estuvo en el vestuario saludando a sus antiguos compañeros.
Rafa Muñoz. Entrenador de El Palo
«Se trataba de un rival directo y en la segunda parte perdimos el centro del campo por el cansancio»
El próximo rival: Villanovense
Día: Por designar.
Campo: Estadio Romero Cuerda

Desde ese momento, el choque se convirtió en un duelo de ida y vuelta, frenético, circunstancia que no benefició a los locales. Muñoz comenzó a mover el banquillo, y después de un disparo de Apoño que se fue algo desviado dio entrada a Pibe, que sustituía a Jaime Moreno. Poco después entró Amaya, y por último Pirulo. Se necesitaba dinamita y el técnico malagueño puso toda la que podía en el césped de San Ignacio.

No obstante, fueron los visitantes los que justo después de llegar al minuto 80 se adelantaron por primera vez en el marcador. Fue Juanfran el que la metió dentro de la portería, y todo el Córdoba B hizo piña para defender el resultado hasta el final del encuentro. Necesitaban los puntos, y eso se notaba en sus caras.

Comenzaron a sucederse las tarjetas amarillas, las protestas, y el balón dejó de rodar para estar parado jugada tras jugada. Los tres puntos viajan rumbo a Córdoba. La recta final llega, y el descenso no está lejos. Toca reflexión para analizar errores. Yque no cunda el pánico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos