El desafío del Maratón de Málaga

Imagen de archivo de la edición de hace dos años. /SURGráfico
Imagen de archivo de la edición de hace dos años. / SUR

La carrera pondrá mañana a prueba el físico de los 3.400 atletas que recorrerán la ciudad de punta a punta

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Se acabó la espera. El Zurich Maratón de Málaga recorrerá las calles de la ciudad mañana, desde las 9.00 horas. Más allá del carácter competitivo y atlético de la prueba, la carrera supone un desafío físico y mental para la gran mayoría de los 3.400 deportistas que la van a disputar.

Atrás quedan cientos de horas de entrenamiento y kilómetros recorridos para preparar la prueba. Serán concretamente 1.129 los atletas de Málaga que van a afrontar los 42,1 kilómetros que tienen salida y llegada en el Paseo del Parque. Cuando se piensa en esa distancia que se ha de completar, sólo se cae en el enorme esfuerzo físico que requiere, pero el gran ‘handicap’ para los deportistas suele ser el desafío mental, la fatiga y la incapacidad para controlar la angustia que también al final acaba pasando factura al plano físico y pone en peligro la meticulosa preparación anterior. Llevar el ritmo adecuado, una correcta hidratación y estar atento al entorno son algunos de los consejos que dan los expertos para mantener una actitud positiva a lo largo de la carrera. La resistencia física a la hora de correr un maratón es importante, pero sin la preparación psicológica existen altas probabilidades de no alcanzar la meta.

La técnica es otro aspecto clave en este tipo de carreras de gran fondo, tal y como se aprecia en el estudio elaborado Jon Iriberri que ilustra esta página. Aspectos como un correcto calzado, la pisada, el ciclo de zancada y la postura de la cadera son determinantes para evitar que a lo largo de los 42,1 kilómetros comiencen a surgir molestias que vayan a mayores.

Visita a La Farola

El Zurich Maratón de Málaga estrena mañana un recorrido precisamente más llevadero para los corredores con un trazado más llano y sin subidas, lo que favorecerá las condiciones especialmente de los corredores menos expertos. Todo el entorno del Puerto representa la gran novedad hasta llegar a La Farola en el 200 aniversario de este símbolo de Málaga en el kilómetro nueve desde el Muelle Uno para posteriormente enfilar hasta El Palo. El resto del trazado es el mismo que en ediciones anteriores, es decir, sin grandes obstáculos y es que la carrera sólo tiene un desnivel acumulado de unos 60 metros.

Todos los datos

3.400
El número total de corredores que participan en la prueba y que supone un descenso de 100 respecto a la edición de 2016, que no se disputó por una tromba de agua.
700
Los voluntarios que estarán presentes a lo largo del recorrido para ayudar a la organización y a los corredores. En este capítulo se incluye el avituallamiento, la organización de la salida y llegada, y la atención podológica. La mayoría proceden de colegios y clubes deportivos locales.
2h.13:10
El récord de la carrera, en posesión del keniata John Kipkorir Mutai en 2014. Este corredor también fue el ganador de la prueba de 2015, pero con una marca peor, de 2h.13:17. Este año no va a participar.
1.129
Los atletas malagueños que participan en la carrera, de un total de 3.400, en torno a un tercio. La prueba reúne 45 nacionalidades distintas, con participantes de lugares tan lejanos como Corea del Sur, Antigua y Barbuda o Japón.

Con la preparación física y mental adecuada, esta vez los corredores no tendrán que estar pendientes del cielo. La edición del año pasado se tuvo que suspender después de que una gran tromba anegase la ciudad y también parte del recorrido. Para mañana se espera un día perfecto, con temperaturas frías, eso sí a la hora del pistoletazo de salida (9.00 horas) cuando se rondarán los 8 grados para llegar a los 18 cuando al mediodía llegará el grueso de los corredores después de cuatro horas de carrera, teniendo en cuenta que la meta se cerrará a las 15.00.

Noticia relacionada

Aunque puedan parecer temperaturas bajas, la realidad es que no serán un inconveniente para los más de 1.000 corredores llegados del extranjero, en su mayoría de países de la Unión Europea, pero con pinceladas exóticas como los atletas llegados desde Corea del Sur o Antigua y Barbuda. Los malagueños serán mayoría, pues un total de 1.129 atletas se han preparado a conciencia para participar en una carrera que tras los problemas de otras ediciones quiere consolidarse en el calendario nacional e internacional.

 

Fotos

Vídeos