La Vuelta a Andalucía más abierta

Simon Yates entra vencedor en Nava en la última Vuelta a España./EFE
Simon Yates entra vencedor en Nava en la última Vuelta a España. / EFE

El trazado de las cinco jornadas permite aventurar igualdad hasta el final en Alhaurín

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

«Hasta el último momento habrá cuatro o cinco corredores jugándose la victoria». Febrero es el mes de la Vuelta Ciclista a Andalucía-Ruta del Sol y el director general de Deporinter y de la prueba anda ya inmerso en pulir junto a su equipo los últimos detalles. «Va a ser una carrera abierta hasta el final», pronostica sobre el certamen que se disputará del 20 al 24.

La excelente sintonía de la empresa organizadora de la prueba con los equipos ciclistas explica algunos detalles del recorrido. «Siempre hemos apostado por hacer una carrera más viva. Ahora, por ejemplo, la UCI (Unión Ciclista Internacional) ha impuesto que los equipos tengan siete ciclistas y nosotros eso ya lo implantamos en 2005. También apostamos hace muchos años por etapas más cortas, algo que luego hicieron los demás. Este año, por ejemplo, tenemos una de 216 kilómetros (entre Sevilla y Torredonjimeno) porque nos lo han pedido los equipos. Querían una etapa larga de competición para que los corredores puedan afrontar con más garantías las clásicas de primavera en el centro de Europa. O la 'crono' que se disputará entre Mancha Real y La Guardia, que les va a venir muy bien para adaptar las nuevas bicicletas a la competición», explica Cuevas.

Esfuerzo logístico

Precisamente esa contrarreloj es una de las grandes novedades, porque no se disputará en un circuito urbano, sino entre dos localidades. Según Cuevas, va a ser un nuevo reto para la organización: «Eso nos va a obligar a un gran esfuerzo en cuanto a logística, porque implica unos veinte minutos de trayecto y otros veinte de regreso para los coches. Es una complejidad porque si se disputara al comienzo de la carrera habría más margen entre los corredores de un mismo equipo porque se sortearía previamente el orden de salida y estarían más espaciados. Pero, al estar la carrera ya avanzada, puede darse el caso de que los equipos no tengan coches suficientes si tienen a sus corredores muy cerca en la clasificación. Por lo tanto, habrá que poner coches de la organización a disposición de los equipos».

Una contrarreloj entre dos localidades, una etapa de 120 kilómetros con tres puertos o el cierre con la subida inédita al puerto del Valle de la Vida en Almogía, las novedades

Ni el comienzo ni el final de la 65.ª edición de la ronda andaluza están elegidos al azar. La prueba arrancará en Sanlúcar de Barrameda con motivo del V Centenario de la Vuelta al Mundo de Magallanes y Elcano, y concluirá en Alhaurín de la Torre, una localidad que ha apostado en firme por la Vuelta a Andalucía en el último lustro, después de afrontar un puerto inédito, el Valle de la Vida en Almogía. «Cuando lo vimos, ni lo dudamos. Tiene rampones de un 17 %, con una carretera estrecha, y entre eso, el descenso hasta Campanillas y la pequeña subida en el acceso a Alhaurín por la avenida de Ceuta, seguro que hasta el final no se decidirá la carrera», explica el director general de la prueba. Además, la cuarta etapa, entre Armilla y Granada, será muy corta (sólo 120 kilómetros), pero con dos puertos de categoría especial y otro de tercera. «Vamos a tener una carrera muy divertida; le vamos a meter emoción hasta el final», añade.

El apoyo de la Junta

Esta vez la Vuelta a Andalucía pasará por seis de las ocho provincias. «No hemos podido llegar a los extremos, a Almería y Huelva, pero ya le hicimos una propuesta a la Consejería de Deporte para que esto no suceda en los próximos años», aclara Cuevas. Además, tendrá una incidencia tremenda a nivel mundial. Junto a Eurosport y Canal Sur, distintas plataformas de Canadá, África, Japón, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Sudamérica harán que la carrera pueda seguirse en 173 países, todo un récord. A pesar de ello, no es fácil sacar adelante la prueba año tras año. «Seguimos sin patrocinador para el Gran Premio y desde que en 2013 la Junta de Andalucía nos rebajó su apoyo un 90 por ciento todo ha sido más complicado. Estos días tenemos que ponernos al día con el nuevo equipo de la Junta porque el anterior ya nos dejó encarrilado el patrocinio», explica Joaquín Cuevas.

Aunque se emitirán imágenes en 173 países, la prueba sigue sin tener patrocinador para el Gran Premio

A nivel de participación no cabe duda de que la gran estrella es el británico Simon Yates (último ganador de la Vuelta a España y número 1 en la clasificación del UCIWorld Tour), junto al murciano Luis León Sánchez, el último vencedor de la ronda andaluza (el belga Tim Wellens, del Lotto) o el equipo Astana (encabezado por el colombiano Esteban Chaves, podio en Giro y Vuelta a España en 2016, o el danés Fuglsang, plata en los Juegos Olímpicos de Río). En principio parece complicada la presencia de Mikel Landa tras la luxación de clavícula sufrida por una caída en la Challenge de Mallorca. «Yo aún no lo descarto, porque es una carrera que le viene bien por sus características», indica Cuevas.

El recorrido se ha confeccionado también en función de los deseos de los equipos

Eso sí, el máximo responsable de la Vuelta Ciclista a Andalucía se siente especialmente satisfecho por el trabajo de Deporinter en defensa del medio ambiente: «Fuimos los pioneros en poner en marcha un plan de movilidad y sostenibilidad con el objetivo de reducir la huella de carbono con la presencia, por ejemplo, de vehículos híbridos y hemos conseguido que baje en un 15 por ciento».

 

Fotos

Vídeos