Las series de mi vida: Xavi Puebla

Los protagonistas de 'Hombre rico, hombre pobre'. /SUR
Los protagonistas de 'Hombre rico, hombre pobre'. / SUR

El director de 'A puerta fría' revela las series que le han marcado

MIGUEL ÁNGEL OESTE

Director de películas de ficción y de documentales como 'Noche de fiesta', 'Bienvenido a Farewell-Gutmann' y 'A puerta fría', entre otros títulos, que ha cosechado premios en certámenes cinematográficos como Montreal, Toulouse, Málaga, etcétera, Xavi Puebla es además docente de dirección en la ECIB (Escuela de Cine de Barcelona) y está muy atento a las estrategias narrativas. Para él la televisión ha sabido reciclarse de forma más inteligente que el cine para superar la crisis de espectadores, pues como advierte, «mientras que la industria cinematográfica no ha sido capaz de adaptarse a las nuevas circunstancias, manteniéndose firme en un modelo de producción, distribución y exhibición que pertenece al pasado, la televisión ha aprovechado las ventajas del avance tecnológico y ha encontrado en las series su principal reclamo». En la actualidad prepara distintos proyectos, entre los que se encuentra la adaptación de la novela de José Antonio Garriga Vela, 'Muntaner 38'. Estas son las series que más han marcado a Xavi Puebla.

Xavi Puebla.
Xavi Puebla. / SUR

Hombre rico, hombre pobre, ABC: 1976

No es la primera serie que vi pero sin duda es la que más me impactó siendo todavía un niño. Tendría ocho o nueve años cuando televisión española la programó dentro de un ciclo de miniseries bajo el epígrafe 'Grandes relatos'. Entonces en España sólo había dos canales y en nuestra casa el televisor era en blanco y negro. No creo que la viese entera porque tenía dos rombos y mis padres eran muy rigurosos en cuanto a mi educación visual pero tengo grabadas en la cabeza algunas imágenes inolvidables, sobre todo del capítulo final. La serie ahondaba en el reverso del sueño americano a partir de la dispar trayectoria de dos hermanos de familia humilde, hijos de emigrantes. Mientras que uno ascendía sin freno hacia la cima política, el otro, boxeador y marinero, siempre andaba metido en problemas muy a su pesar. Por supuesto, éste era el personaje más interesante, un rebelde con buen fondo abocado a la tragedia, y lo interpretaba un joven y desconocido Nick Nolte, con el que pude trabajar en 'A puerta fría'.

La hora de Alfred Hitchcock. CBS: 1955-1965

'La hora de Hitchcock.
'La hora de Hitchcock. / SUR

Hitchcock fue el primer director que identifiqué con sus películas, el primero al que puse cara y cuerpo gracias a la presentación que él mismo hacía de cada episodio. No sólo era un cineasta descomunal, también tenía un gran sentido del marketing que le llevó a personalizar su obra de tal manera que su presencia era indisoluble de sus películas. Se ha escrito mucho y bien sobre el maestro pero sigo pensando que la mejor definición sobre su cine se encuentra en el capítulo 'El control del universo' de la inmensa 'Historie(s) du cinéma', donde Jean Luc Godard afirma sin reservas que Alfred Hitchcock fue el mayor creador de formas del siglo XX.

Mad men. AMC: 2007-2015

Por lo general, no consigo engancharme a las series que exceden los diez capítulos de duración. Hasta en las mejores, veo los primeros episodios pero luego pierdo el interés. Excepto con 'Mad men'. Es la única serie de siete temporadas que he consumido con voracidad y que he lamentado que se acabara. Cada Navidad esperaba ansioso que editaran la siguiente entrega y nunca me decepcionó. Me parece milagroso el nivel de regularidad en la calidad de la serie a lo largo de tantos años. Todos los actores sin excepción están sensacionales, la ambientación es magnífica y la planificación me parece superior a otras series que he visto, pero sobre todo me fascina su narrativa. Todos los capítulos tienen unos guiones maravillosos comandados por Matthew Weiner. La estrategias narrativas y el perfil de los personajes, tan contradictorios y a la vez coherentes, me remite a la literatura que más disfruto, al realismo sucio norteamericano. Además, conecto con el mundo que retrata.

Fanny y Alexander. Swedish Television y otros: 1983

Primero vi el largometraje (180 minutos) en cine pero no fue hasta 2006 que vi la serie completa (292 minutos) gracias a una magnífica edición en DVD. Mi fascinación por el cine de Ingmar Bergman se remonta a 1986, el año en que televisión española le dedicó un ciclo completo en horario prime time. Esa fascinación no ha mermado un ápice a día de hoy. 'Fanny y Alexander' es la quintaesencia de su cine, una especie de antología autobiográfica. Está narrada a través de la mirada fantasiosa de un niño, con la sencillez de un cuento infantil y la pesimista lucidez de un sexagenario. En palabras del propio autor: «'Fanny y Alexander' tiene dos padrinos. Uno es E.T.A. Hoffman, el otro es Dickens». En ella todo es perfecto: cada encuadre, cada movimiento de cámara, el maravilloso trabajo de los colores, la iluminación… y por supuesto, los actores.

Johnny Staccato. NBC: 1959-1960

De las cinco series que he citado ésta es la más antigua pero es la que he descubierto más tarde, gracias a una reciente edición de DVD. Son veintisiete capítulos interpretados por Cassavetes en el papel de un frustrado e irónico pianista de jazz que se gana la vida como detective privado. Aunque se trata de un producto industrial realizado por encargo que el cineasta aceptó para costear con los ingresos obtenidos la postproducción del segundo montaje de 'Shadows' (1959), Cassavetes se implicó personalmente. Dirige cinco de los episodios y supervisa el resto. Se han hecho muchas series de detectives pero, en mi opinión, ésta destila una originalidad insólita en el atinado retrato de personajes; en una imaginativa puesta en escena que combina los habituales interiores de estudio con planos exteriores de Manhattan filmados con teleobjetivo; en los temas y los conflictos que aborda, delicados para la moral de la época; y en la elección de los actores, algunos de ellos colaboradores íntimos del director. Pero el mayor atractivo que depara esta serie es ver a Cassavetes en acción, actuando con esa frescura marca de la casa, inédita en este tipo de productos, y dirigiendo a todos los actores con su destreza habitual.

Tom Burke y Holliday Grainger, en 'Cormoran Strike'.
Tom Burke y Holliday Grainger, en 'Cormoran Strike'. / SUR

Un detective salido de la pluma de J. K. Rowling

Desde el 18 de mayo está disponible 'Cormoran Strike', basada en las novelas de J.K. Rowling que firmó con el seudónimo de Robert Galbraith. Se trata de una miniserie de siete episodios que se centra en la historia de C.B. Strike, un veterano de guerra reconvertido en detective privado, cuyo cuartel general se encuentra en Londres. A pesar de las cicatrices físicas y emocionales de Strike, su intuición y su pasado como investigador militar resultan claves para la resolución de casos que desbordan a la policía. Strike está interpretado por Tom Burke, mientras que su asistente está interpretado por Robin Ellacott.

FILMIN. Mañana martes se estrena la serie francesa 'La vida de Manon', creada por Jean-Xavier de Lestrade, creador también de la serie documental 'The Staircase'. 'La vida de Manon' cuenta la peripecia de Manon (Alba Gaïa Bellugi), una joven de quince años que es encerrada unos meses en un correccional por haber apuñalado a su madre. La primera miniserie de tres episodios ganó la mención especial del jurado del Prix Europa en 2014. La segunda, también de tres episodios, que llegará a Filmin el 29 de mayo, recibió igualmente numerosos reconocimientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos