El trampolín de Kenneth Lonergan

El director Kenneth Lonergan./
El director Kenneth Lonergan.

Director de filmes independientes y de obras teatrales ‘Manchester frente al mar’ ha hecho célebre a este cineasta

MIKEL LABASTIDA

Gane o no gane galardón la carrera de Kenneth Lonergan va a estar marcada por Manchester frente al mar, punto de inflexión de la carrera de un guionista y dramaturgo que todavía no había contado con ningún éxito en la gran pantalla. La cinta protagonizada por Casey Affleck le está propiciando el reconocimiento y consiguiendo que muchos descubran filmes anteriores de este realizador nacido en el Bronx.

Aunque no había conseguido llegar a un público masivo a través del cine Lonergan (1962) sí consiguió celebridad con otros trabajos que él había firmado, como la obra teatral This is our youth sobre tres hombres que se enfrentan a fantasmas del pasado como el abuso infantil o las drogas. Hollywood se fija en él gracias a este impactante texto que subió a los escenarios y lo llama a filas para que trabaje en guiones de títulos como Una terapia peligrosa o Gangs of New York. Mientras, sus piezas teatrales siguen recibiendo reconocimientos, como la nominación al Pulitzer.

Su trayectoria como director de cine comienza en el año 2000 y está marcada por la tragedia, tanto por la temática de las películas, como por la suerte comercial de la que gozaron. Unos Mark Ruffalo y Laura Linney no muy conocidos entonces protagonizaron Puedes contar conmigo, deber que gira alrededor de dos hermanos con una relación algo tormentosa que se reencuentran después de años y terminan conviviendo y dejando sacar lo que el uno piensa del otro. Una década más tarde consiguió sacar adelante Margaret. La había rodado cinco años antes pero una serie de escollos con el productor que terminaron en problemas jurídicos le impedían estrenarla. Mientras uno quería una duración total de la cinta, el otro se negaba a cortar nada. De nuevo Mark Ruffalo formaba parte del elenco de esta producción que contaba también en los papeles principales con Anna Paquin y Matt Damon. Una joven de 17 años se atormenta ante la idea de haber provocado un accidente de tráfico en el que ha muerto una mujer. Ese es el punto de partida del filme que, en definitiva, habla de la transición entre la adolescencia a la madurez y del momento en que hay que asumir que la vida no es siempre como imaginamos y que no se pueden cumplir todos los sueños.

Lonergan se resarce ahora de la escasa proyección que obtuvieron sus anteriores cintas con Manchester frente al mar, un nuevo drama, esta vez sobre un hombre que debe regresar al pueblo que le vio nacer al conocer la noticia de que su hermano ha muerto. Más allá de despedir a su familiar su misión será hacerse cargo de su sobrino adolescente, que le obligará a enfrentarse a los traumas que le empujaron a salir huyendo de esa localidad. Michelle Williams y Casey Affleck (aunque el papel no estaba pensado para él) protagonizan este filme, que también cuenta con la participación de Matthew Broderick (actor fetiche de Lonergan, que ha buscado un papel para él en sus tres trabajos cinematográficos).

Seis nominaciones a los Oscar ha recibido este melodrama que ha conseguido emocionar tanto en las taquillas como en las butacas y ha supuesto un revulsivo en la carrera del cineasta estadounidense.

 

Fotos

Vídeos