Antonio de la Torre reina en unos Goya salomónicos

Antonio de la Torre, con el Goya al mejor actor protagonista/AFP
Antonio de la Torre, con el Goya al mejor actor protagonista / AFP

El malagueño logra al fin el galardón al actor protagonista por 'El reino', que se lleva siete premios, aunque 'Campeones' le arrebata el premio a la mejor película

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNEnviado Especial. Sevilla

Uno de los primeros premios que se llevó 'El reino' fue el de mejor guion original. Y parecía que este 'thriller' sobre la corrupción política en nuestro país iba a imponer su ley en la noche de los Goya. Pero no, la Academia de Cine le puso emoción a la gala de entrega de sus premios y en un giro final salomónico le otorgó el premio gordo, mejor película, a 'Campeones', la cinta de Javier Fesser sobre un equipo de baloncesto de discapacitados que ha conquistado a 3,5 millones de espectadores. Antes, esta comedia había conseguido otros dos galardones. Por su parte, 'El reino' iba disparada con siete premios y acababa de ganar el de mejor director para Rodrigo Sorogoyen, pero le falló el último y más importante. El que no faltó fue el que saldaba la cuenta pendiente con Antonio de la Torre que, a la decimotercera nominación, pudo al fin coronarse con el premio al mejor actor protagonista por encarnar al discutible político Manuel López Vidal que, como dijo el director del filme, en la piel del malagueño se «convierte en persona y no en personaje».

El propio Antonio de la Torre, que pudo celebrar en casa su galardón ya que la ceremonia se celebró en Sevilla –su lugar de residencia–, aseguró que el Goya se «quedaba en Andalucía» y se acordó de su infancia en Málaga y de cuando quería ser «periodista deportivo». Aludió a esos más de diez años que ha esperado para ganar este segundo premio –el primero fue como actor de reparto por 'AzulOscuroCasiNegro' en 2007– y quiso dedicar su galardón «a los políticos que se levantan cada mañana deseando cambiar el mundo». Y se marchó cumpliendo su palabra y homenajeando al desaparecido Chiquito de la Calzada con un «hasta luego, Lucas».

La gala tuvo sus altibajos, pero fue un evento ágil que no paró de repartir premios, se benefició de la química de los presentadores Silvia Abril y Andreu Buenafuente, y contó con algún gran momentazo musical como el que protagonizó Rosalía y su versión de 'Me quedo contigo'.

La ceremonia volvió a tener un marcado acento femenino. Las mujeres cineastas agrupadas en CIMA convirtieron sus abanicos rojos en una reivindicación contra la violencia de género con el visible lema 'Ni una más'. Y Eva Llorach, ganadora del Goya a la mejor actriz revelación por 'Quién te cantará', hizo vivir todo un momentazo al organizar lo que denominó un 'Frances McDormand'. Si la actriz norteamericana hizo ponerse en pie a todas las nominadas a los Oscar, la actriz murciana repitió la escena con todas las actrices presentes para recordar que «en los años en los que nos volvemos invisibles, a partir de lo 40, 50 y 60, seguimos viviendo».

Más...

Sorpresa fue el Goya a la actriz protagonista para Susi Sánchez que lo primero que hizo fue acordarse del director de su película 'La enfermedad del domingo', el malagueño Ramón Salazar. Sabor a triunfo en femenino también fueron los dos Goya para la película 'Carmen y Lola', la valiente, honesta y emocionante cinta sobre el amor de dos gitanas lesbianas que dirige Arantxa Echevarría, que se llevó el premio a la dirección novel. Un merecido galardón que arrebataba las opciones a las dos películas con producción malagueña de la noche, 'Sin fin', de los hermanos Alenda y financiada por José Antonio Hergueta, y 'Viaje al cuarto de una madre', de Celia Rico y coproducida por José Alba.

Tremendo estuvo Jesús Vidal, que se llevó el premio al mejor actor revelación por 'Campeones' e hizo un discurso sentido y vibrante que comenzó con un aviso. «Señoras y señores de la Academia, han distinguido a un actor con discapacidad y no saben lo que han hecho: me viene a la cabeza inclusión, diversidad y visibilidad. ¡Que emoción!, muchísimas gracias», afirmó Vidal, que no se olvidó de nadie. De sus competidores, de sus compañeros de reparto, del director y del resto del equipo de la película, de su familia, y sobre todo de su padre y su madre. «Queridos padres, me gustaría tener un hijo como yo por tener unos padres como vosotros», dijo ante el aplauso rendido de toda el auditorio. Y seguro que de todos los espectadores que desde casa lo estaban viendo y, sobre todo, escuchando.

De la Torre finalizó su discurso con un homenaje a Chiquito de la Calzada

Llamativo y sonoro fue el Goya de Honor a Chicho Ibáñez Serrador, que pese a no acudir a Sevilla por su avanzada edad puso a todo el auditorio en pie con un vídeo en el que reconocía que hizo «estas películas por ustedes», los espectadores.

Silvia Abril y Andreu Buenafuente desplegaron química en el escenario. Del divertido corto inicial, pasaron a reíirse de todo y de todos. Comenzando por el cine español, que «este año ha vuelto a superar los 100 millones de euros de taquilla... lo que Amancio Ortega en un fin de semana», apostillaron. Para el malagueño Antonio de la Torre, que este año volvía a tener su cuarta doble nominación a los Goya, pidieron cierto control: «Se habla mucho de los límites del humor, pero poco del límite de papeles que interpreta» el malagueño. Con la presencia del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, Buenafuente&Abril le dieron un repaso a (casi) todo el arco político, desde Albert Rivera a Pedro Sánchez, pasando por Pablo Casado, Mariano Rajoy y hasta Pablo Echenique que fue el primero en reírse cuando le dijeron que «su vida es un travelling». Y la autoparodia de la noche fue la del fugaz exministro de Cultura y escritor Maxim Huerta que, cuando fue a entregar un galardón, tranquilizó a los asistentes: «No se preocupen que ya saben que yo soy breve». Hasta su sucesor y actual ministro, José Guirao, no pudo evitar una sonrisa.

Palmarés

Mejor actriz de reparto: Carolina Yuste ('Carmen y Lola').

Mejor dirección de fotografía:Josu Incháustegui ('A cambio de nada').

Mejor montaje:Alberto del Campo ('El reino').

Mejor actriz revelación:Eva Llorach ( 'Quién te cantará').

Mejor guión adaptado:Álvaro Brechner ( 'La noche de 12 años').

Mejor guión original:Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen ( 'El reino').

Goya de Honor:Narciso Ibáñez Serrador .

Mejor actor revelación:Jesús Vidal ( 'Campeones').

Mejor dirección artística:Juan Pedro de Gaspar ('La sombra de la ley').

Mejor sonido:Roberto Fernández y Alfonso Raposo ('El reino').

Mejores efectos especiales:Lluís Rivera y Laura Pedro ('Superlópez').

Mejor cortometraje documental:Carles Bover Martínez y Julio Pérez del Campo ('Gaza').

Mejor cortometraje de animación:José Herrera ('Cazatalentos').

Mejor cortometraje de ficción:Carlota Pereda ('Cerdita').

Mejor actor de reparto:Luis Zahera ( 'El reino').

Mejor película de animación:Kanaki Films, Platige Films ('Un día más con vida').

Mejor película europea:Pawel Pawlikowsky ('Cold War').

Mejor dirección novel:Arantxa Echevarría ('Carmen y Lola').

Mejor canción original:'Este es el momento', de Coque Malla ('Campeones').

Mejor música original:Olivier Arson ('El reino').

Mejor diseño de vestuario:Clara Bilbao ('La sombra de la ley').

Mejor maquillaje y peluquería:Sylvie Imbert, Amparo Sánchez y Pablo Perona ('El hombre de mató a don Quijote').

Mejor dirección de producción: Yousaf Bokhari ('El hombre que mató a don Quijote').

Mejor película documental:Semilla Verde Productions, Lucernam Films ('El silencio de los otros').

Mejor película iberoamericana:Alfonso Cuarón ('Roma').

Mejor actor protagonista:Antonio de la Torre ('El reino').

Mejor actriz protagonista:Susi Sánchez ('La enfermedad del domingo').

Mejor dirección:Rodrigo Sorogoyen ('El reino').

Mejor película:'Campeones' (Javier Fesser').