Música para el deleite de una buena causa

El trompetista Benjamín Moreno junto a Carlos Álvarez./Ñito Salas
El trompetista Benjamín Moreno junto a Carlos Álvarez. / Ñito Salas

Carlos Álvarez ofrece un concierto, junto a la Academia Orquestal de Málaga, por AVOI

CLAUDIA SAN MARTÍNMÁLAGA.

Un auditorio enmudecido es la respuesta a la emoción que produce la música en los corazones de aquellos que la comparten. Ayer el auditorio Edgar Neville de la Diputación de Málaga acogió el eco de una emotiva noche solidaria en la que el barítono Carlos Álvarez y la Academia Orquestal de Málaga presentaron una imagen tan familiar como peculiar. «¡Bravo!», se escuchaba entre los asistentes al término de las piezas que el malagueño interpretaba con más de cuarenta excepcionales músicos a sus espaldas. Comenzando la tarde, los componentes de la Academia Orquestal interpretaron la octava sinfonía del compositor checo Antonín Dvorak, que compuso entre los meses de agosto y noviembre de 1889. Durante los aproximadamente 50 minutos de concierto, antes de darle paso al barítono, el auditorio viajó sonoramente a la casa de verano de Dvorak en Vysoká, donde pudo ver cómo el artista se llenaba de júbilo en un paraje natural para crear este sentimiento de emotividad permanente, frescor y alegría palpable. Tras un breve descanso, los rostros expectantes por la luz que desprendía el conjunto, esperaban al barítono aparecer en escena para entonar algunas de las mejores arias de la música clásica. En un primer momento arropado por los aplausos, Álvarez salió a escena acompañado del trompetista Benjamín Moreno, también malagueño. El barítono, que comienza los ensayos de 'Payasos' en Berlín, lugar al que partirá mañana mismo, se mostró encantado, desenvuelto y agradecido por el momento vivido: «Yo iba a venir en chándal para que vieran cuál es el proceso de este trabajo», bromeaba al comienzo este malagueño de fama mundial. ¿Los beneficios de esta noche? Por supuesto, no hay una buena causa sin un buen motivo: La Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI) se llevará lo recaudado de las entradas para poder seguir prestando una ayuda fundamental en la cuarta planta del Materno Infantil de Málaga, y también fuera de ella. Lo cierto es que no sólo la emotividad vivida se quedó encerrada en la Diputación anoche, hoy la Sala de Conciertos María Cristina acogerá otro evento de la misma tipología en el que volverá a actuar el barítono; esta vez la recaudación irá destinada a Hogar Abierto.

«En situaciones como ésta me permito hacer un repertorio que me gusta pero que no puedo hacer en el escenario», comentó Álvarez antes de comenzar una nueva aria, que de nuevo, hizo resplandecer los ojos de un perplejo auditorio. Una de las piezas que más impresionó al público fue 'Carta de Don Quijote a Dulcinea', compuesta por Miquel Ortega, para quien Álvarez pidió más «reconocimiento» en nuestra provincia.

Conociendo más a AVOI

La asociación malagueña, que reúne a más de dos mil voluntarios dispuestos a sacar 'sonrisas por bandera', lleva trabajando en la provincia desde hace ya 26 años; siempre dando lo mejor de sí para que los niños enfermos de cáncer del Materno Infantil sigan siendo niños. «Intentamos que su vida sea allí lo mejor posible. Que se lo pasen bien y se diviertan», comentó Juan Carmona, presidente de la agrupación antes de dar comienzo a una noche tan única como irrepetible.

Hoy, nuevo recital en la Sala Unicaja de Conciertos María Cristina

Esta tarde, a partir de las 20.00 horas en la Sala Unicaja de Conciertos María Cristina, se celebrará un nuevo concierto de Carlos Álvarez gracias a la Fundación Unicaja, que apoya el recital operístico de carácter benéfico que brinda el barítono malagueño junto con la Academia Orquestal de Málaga, cuya recaudación será destinada a contribuir con la Asociación Hogar Abierto, que tiene como finalidad la intervención en conflictos familiares y el acogimiento de menores, y de la que el artista es presidente de honor. Todas las entradas están ya agotadas, y se ha habilitado una fila 0 para las personas que no puedan asistir al concierto pero quieran contribuir con un donativo, pudiendo hacerlo a través de la cuenta ES45 2103 0166 39 0030018436.