Manolo García y su público, en una sola voz en Málaga

El cantante se mezcló con el público e incluso compartió micro con las primeras filas. /HUGO CORTÉS
El cantante se mezcló con el público e incluso compartió micro con las primeras filas. / HUGO CORTÉS

El cantante entusiasmó en el Auditorio bajando del escenario para cantar sus fans

CARLOS CONTRERASMálaga

Móviles preparados y acción. Lo esperaban con muchas ganas en Málaga y Manolo García no defraudó. El cantante y compositor barcelonés de 63 años llevó a los asistentes hasta el éxtasis en su concierto de anoche en el Auditorio. Todos entregados a lo que desde el escenario les pedía el artista, que reforzó esa unión con su legión de fans en sentido literal cuando en un momento del concierto se mezcló con ellos para cantar a una sola voz.

Empezó su actuación con 'La llamada interior', del disco 'Geometría del Rayo', álbum que ha visto la luz este mismo año. Después vinieron dos canciones de discos anteriores para hacer las delicias de los que esperaban también sus temas de siempre, 'Lo quiero todo' y 'Es mejor sentir'. Continuó con 'Humo de abrojos' y no dejó de animar al público para que se sumaran a él, desprendiendo una energía sobre el escenario que ya ha convertido en su marca personal.

El autor de 'Pájaros de barro' mezcló el aire más rockero y mucha guitarra eléctrica en las primeras canciones; y más tarde apostó por el violín aportando un aire melódico con toques árabes. La guitarra española también tuvo su momento, completando el recorrido instrumental por la trayectoria de un cantante que se atreve con todo.

Con una camisa estampada de cachemir rosa y un pañuelo azul movido al viento según el ritmo de la música, el cantante lo dio todo en un recital en el que el público no dejó de corear «¡Manolo, Manolo!».

Hizo una reverencia hacia la Mari de Chambao, artista de la tierra que pisaba de nuevo García: «Un saludo muy especial a la Mari de Chambao que la quiero mucho y le deseo lo mejor en todo lo que haga». Sonaron a continuación los primeros acordes de 'Un giro teatral' , y justo en ese momento Manolo García se bajó del escenario y ofreció el micro a las personas que se encontraban al lado de las escaleras del escenario para que cantaran con él.

Locura también al escuchar la voz en directo del cantautor y de su hermana Carmen García en 'Carbón y ramas secas'; o en mensajes de agradecimiento y guiño dedicados a las personas que se desplazan desde otras ciudades sólo para verlo. Manolo García no se olvidó de nadie en su concierto; de hecho dedicó su actuación a los jubilados que «salen a la calle» a reivindicar sus derechos porque «se los están negando».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos