Carlos Álvarez: «No dejo pasar ninguna opción de hacer zarzuela»

Carlos Álvarez, en el rol de Pedro Stakov, antes del ensayo de ayer. /Teatro de la Zarzuela
Carlos Álvarez, en el rol de Pedro Stakov, antes del ensayo de ayer. / Teatro de la Zarzuela

'Katiuska', con el barítono malagueño y Ainhoa Arteta en el elenco, vuelve al Teatro de la Zarzuela casi 40 años después de su última representación

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Se presentaba el regreso de 'Katiuska' al Teatro de la Zarzuela 37 años después de su estreno en el templo de la lírica española. Pero la rueda de prensa dio para más, para despejar «los fantasmas» de su polémica fusión con el Real y para hacer una encendida defensa sobre un género que forma parte del «patrimonio» patrio. Lo hizo el barítono malagueño Carlos Álvarez, Pedro Stakov en el escenario. «Para mí es muy importante seguir haciendo zarzuela y no dejo pasar ninguna opción», reconoció el artista internacional. «Si no apoyamos nuestro patrimonio, flaco favor le vamos a hacer», añadió Ainhoa Arteta. El 4 de octubre se levanta el telón con las entradas casi agotadas y una novedad: la posibilidad de seguir en directo la representación a través de Facebook Live a las 20.00 horas.

La soprano dará vida a Katiuska –superviviente de la familia imperial rusa– en una participación que calificó de «simbólica», porque solo actuará en dos funciones. «Sentía que tenía que estar aquí, con más motivo en este año, con todo lo que hemos vivido y sufrido con estas circunstancias. Va a ser una apertura histórica y formar parte de ello me hace muy feliz», señaló la cantante. Rocío Ignacio y Maite Alberola se alternarán con ella en el rol de Katiuska hasta el 21 de octubre.

La función del 4 de octubre podrá seguirse en directo a través de Facebook Live

El Teatro de la Zarzuela abre el curso con esta opereta, la primera obra lírica de Pablo Sorozábal. «Afronto todas las temporadas con la misma ilusión. Ayudadnos y no pensemos más en los fantasmas. Esta es la muestra de que estamos aquí y estamos bien», insistió el responsable del espacio, Daniel Bianco.

'Katiuska' es, señaló, «una pequeña gran joya» que llevaba casi 40 años sin representarse en su seno. Esta vez se hará, además, con el final escrito para su estreno en 1931, en el que se interpreta el proletario 'El canto a la tierra', desaparecido en todas sus versiones posteriores. 'Katiuska' supuso para su reputado autor el salto de la música sinfónica a la lírica y, en palabras de Bianco, constituye «una historia de amores posibles e imposibles, con muchas situaciones disparatadas en los coletazos de la revolución de 1917». Para ella ha diseñado un gran marco dorado como motivo central, en cuyo interior se desarrolla la escena, pero inclinado «sobre los grises escombros del imperio zarista».

Frente a la Orquesta de la Comunidad de Madrid estará el maestro Guillermo García Calvo. «Llevo 20 años residiendo en Viena y personalmente me fascinan Wagner y Verdi, pero cada vez que dirijo música española descubro una poesía, una cercanía entrañable y una franqueza en el lenguaje musical que no están en ningún otro repertorio del mundo», dijo.

En la escena manda Emilio Sagi, que ha concebido un montaje próximo «a lo cinematográfico y a la época en la que se estrenó». «Quería buscar imágenes cercanas a esos años 30 en los que las divas del cine te sacaban de la rutina diaria de una vida un poco triste», explicó.

Carlos Álvarez, quien se reconoció como un «debutante» ante este papel, comparte el rol de Pedro Stakov con Ángel Ódena. Allí también estará el barítono malagueñoAntonio Torres, como el Coronel Bruno. Los tenores Jorge de León y Alejandro del Cerro, como el príncipe Sergio, completan el reparto. Grandes voces de la lírica española que, en muchos casos, pasarán por Málaga. Ainhoa Arteta abrirá la temporada en el Cervantes el 23 y 25 de noviembre con 'La Traviata'; mientras que Álvarez, Rocío Ignacio yJorge de León pondrán en escena 'Otello' el 3 y 5 de mayo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos