Bunbury cierra una edición récord del Weekend Beach Festival

Bunbury hizo vibrar anoche al público. /Hugo Cortés
Bunbury hizo vibrar anoche al público. / Hugo Cortés

El zaragozano abre con su sonido alternativo un sábado cargado de rock y otros géneros como el 'drum and bass' de Pendulum

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Un evento tan polifacético como el Weekend Beach Festival necesitaba de alguien carismático para encarnar el principio del fin. Bunbury, eterno líder de Héroes del Silencio, se subió al escenario a eso de las 22.10 horas de anoche para encender la mecha del último suspiro de la cita, y hasta el año que viene. El zaragozano hizo vibrar a los suyos con su característica voz de ultratumba y su apoteósica actuación fue la guinda de esta edición 2018, que a falta de datos finales, ha sido la más multitudinaria de las cinco que se han celebrado, superando el récord del año pasado (35.000 asistentes) el mismo viernes.

Desde la organización explicaron que los datos de asistencia finales se podrán conocer hoy, pero que el mismo viernes fue clave el tirón de David Guetta, que también batió el récord de número de entradas vendidas en el día.

La valoración de la organización es «más que positiva», destacando la falta de incidentes y el buen ambiente que se ha respirado en el recinto. Además, la apuesta del Weekend por fusionar estilos ha vuelto a dar resultado, y además del éxito del 'dj' francés, conjuntos como La Raíz, The Offspring (su paso por Torre del Mar es la única parada en España durante su gira) e Izal han marcado el ritmo de esta edición 2018. Por todo ello, ayer mismo se confirmó que el verano que viene habrá otro fin de semana festivalero en el municipio.

Bunbury enamora a los suyos

Americana y pantalones de campana blancos. Gafas de sol y botines de piel con los que marca el ritmo. Rodeado de una multitudinaria banda de rock con sección de cuentos y todos los honores de un veterano, Bunbury se lanzó sin miedo y al ataque con 'Ceremonia de la confusión', de su trabajo 'Expectativas' (2017). «Muchas gracias Málaga, un placer estar aquí; vamos a tocar temas del nuevo disco y haremos un recorrido por todas las épocas», aventuró.

El Langui, durante su actuación.
El Langui, durante su actuación. / Hugo Cortés

Este aviso a navegantes de que iba a haber temas de Héroes del Silencio sentó de maravilla entre los asistentes, que vitorearon, expectantes. 'Mar adentro' fue el primer himno que sonó de esa época de gloria, dejando el listón muy alto para el resto de la noche.

Neuman fue el conjunto encargado de calentar la tarde en el escenario sobre el que Bunbury hizo de las suyas, todavía con el sol alumbrando el festival. Pese a que en las primeras notas apenas había público siguiéndoles el ritmo, supieron congregar a los más curiosos con la potencia progresiva que tanto caracteriza a los murcianos. Al término de la primera canción, el número de espectadores se había multiplicado y no dejó de crecer, tema a tema, gracias a un show ensayado y completo en un formato eléctrico pero reducido y minimalista.

Mientras tanto, en el escenario Victoria, los granadinos de Eskorzo ponían a saltar y patear al personal, en esa magia que solo tiene el Weekend para mezclar estilos y formas de entender la música.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos