El Museo Ruso pierde una cuarta parte de su número de visitantes

El Museo Ruso ha registrado una caída del 25,9% en su número de visitantes en 2018 respecto al año anterior. /Francis Silva
El Museo Ruso ha registrado una caída del 25,9% en su número de visitantes en 2018 respecto al año anterior. / Francis Silva

La afluencia a la filial se desploma en 2018 después de firmar el año anterior la mayor subida entre los grandes centros artísticos de Málaga

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Los directores de museos casi pueden dividirse entre quienes consideran que el número de visitantes ofrece un diagnóstico significativo del funcionamiento de este tipo de instituciones y los que defienden que el juicio a partir de esas estadísticas resulta injusto y reduccionista. Sea como fuere, en ocasiones el cruce de datos entre la propuesta cultural y la afluencia a las salas deja escenarios llamativos.

Ha sucedido este 2018 recién terminado con la Colección del Museo Ruso. La filial de Tabacalera ha programado –lo hace, de hecho, hasta principios de febrero de este 2019– dos de las mejores exposiciones vistas en Málaga durante los últimos años: la retrospectiva en torno a Kazimir Malévich y el montaje anual titulado 'Radiante porvenir' sobre el arte ruso en el periodo socialista. Sin embargo, la afluencia a los pabellones de Tabacalera ha caído en 2018 hasta dejarse por el camino una cuarta parte de su número de visitantes en comparación con el año anterior, cuando firmó la mayor subida en el número de visitantes entre los grandes museos malagueños.

El Pompidou y la Casa Natal de Picasso mantienen en 2018 los registros del año anterior

Así se desprende de los datos ofrecidos ayer por la agencia municipal que gestiona las filiales del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo y del Centre Pompidou, junto con la Casa Natal de Picasso. Estas dos últimas mantienen en 2018 sus registros de 2017, con caídas residuales en su número de usuarios.

El caso más llamativo de las tres instituciones municipales llega con el Museo Ruso. La filial malagueña firma una caída del 25,9% al comparar los 86.506 usuarios censados en 2018 con los 116.897 visitantes del año anterior. Entonces, el Museo Ruso despuntaba con el mayor incremento porcentual en el número de visitantes entre los grandes museos de la provincia, con una subida del 21,22% en relación al ciclo anterior. En este sentido, la filial ha registrado en 2018 casi 10.000 visitantes menos que en 2016 (su primer año completo abierto), cuando recibió a 96.428 usuarios.

Pequeñas bajadas

En cuanto al Centre Pompidou Málaga, la delegación del museo galo ubicada entre los muelles 1 y 2 ha censado 165.522 visitas durante el año pasado, un 1,55% menos que en el ciclo anterior, cuando acogió a 168.143 personas. Por su parte, la Casa Natal de Picasso también se mantiene en las cifras de 2017, ya que entonces vio pasar a 128.599 visitantes, mientras que en el año recién concluido ha recibido a 125.905 usuarios, un 2,09% menos.

Para remontar sus estadísticas de afluencia, el Museo Ruso se ha encomendado este 2019 al protagonismo femenino. No en vano, su próxima muestra anual girará en torno a la representación de la mujer en el arte ruso. La propuesta irá acompañada por un proyecto sobre las artistas rusas de las vanguardias de principios del siglo XX y de otra exhibición, en este caso, centrada en los fondos de la coleccionista Antonina Gmurzynzk. Por su parte, el Centre Pompidou Málaga suma al atractivo de Henri Matisse dos figuras de peso en el arte contemporáneo: Jim Dine y Pierre Alechinsky.