LOLiTO FDEZ, rey de Gamepolis

LOLiTO FDEZ durante el torneo de 'Fortnite'./Fernando Torres
LOLiTO FDEZ durante el torneo de 'Fortnite'. / Fernando Torres

El youtuber malagueño fue el plato fuerte del evento, al que acudieron miles de admiradores para verle competir

Jon Sedano
JON SEDANOMálaga

Malagueño de nacimiento, andorrano por tributación. LOLiTO FDEZ es el mejor jugador de 'Fortnite' de España, el juego de moda en estos momentos. Es capaz de mover a miles de adolescentes a un evento solo para verle jugar. Ha cobrado 10.000 euros por participar durante algo más de una hora en el torneo que ha celebrado Gamepolis y fue noticia hace poco por decir que se iba a Andorra para no tributar en España. Ídolo para muchos, traidor para otros. Lo que está claro es que LOLiTO mueve masas y es un referente en Youtube. La palabra que lleva la tarjeta que le cuelga del cuello no deja lugar a dudas: Influencer.

En el lugar donde el año pasado estaba el gran escenario de los eSports, ahora diez jóvenes, conocidos por el público, competían en el torneo de 'Fortnite'. En otra zona, 90 personas más, divididas entre 30 influencers y 60 jugadores que habían ganado un sorteo, rivalizan con ellos. Aunque el inicio estaba previsto que fuera a las 17.00 horas, un fallo con los servidores hizo que se retrasara su comienzo casi una hora. «'Fortnite' no está preparado para competiciones en grandes eventos y al ir a iniciar la partida se ha quedado fuera LOLiTO», comentaba uno de los responsables. Mientras todo se arreglaba, el rey del juego y el rapero Kronno Zomber animaban al grupo. Los chavales allí congregados gritaban el nombre de LOLiTO con la esperanza de que este les obsequiara con una mirada. Pero solo aquellos que contaban con un pase VIP, que cuesta 150 euros, pudieron conseguir acercarse a su héroe.

LOLiTO durante el torneo de 'Fortnite'. / Fernando Torres / Jon Sedano

El torneo fue rápido. 'Fortnite' es un juego de supervivencia en una isla donde 100 personas luchan por ser el último que queda vivo mientras buscan armas y objetos para crear construcciones con las que protegerse. Pero ni LOLiTO, ni ningún influencer, se hicieron con el trofeo. El gran jugador fue destronado en las dos rondas, la primera en el puesto 38 y la segunda en el 44. Dos jugadores desconocidos, ARMY Ryux y ByLucas873, sin tener miles de seguidores detrás, habían conseguido eliminar a los grandes nombres de la partida. Los peces pequeños se comieron a los grandes.

LOLiTO FDEZ y Kronno Zomber no se quedaron para contemplar la derrota, ni para hacerse fotos con los chavales que llevaban cuatro horas esperando junto a la grada. Poco antes de concluir la segunda partida se marcharon, el primero justificándose porque tenía otro torneo y el segundo porque 20 minutos después empezaba su sesión de rap. Sea como sea, aquellos que les han dado la fama se quedaron sin su recompensa en forma de foto o firma de sus ídolos.

El torneo de 'Fortnite' fue el plato fuerte de la jornada. Aunque el escenario se alejaba de la espectacularidad del que había el año pasado, donde se jugó la final del 'League of Legends', sí contaba de nuevo con miles de personas congregadas junto a él. El límite lo marcaban por un lado las tiendas de merchandising y por otro, el clásico Battle Bus azul, una réplica del vehículo desde el que se lanzan los jugadores al comienzo de la partida.

Fotos de la jornada del sábado en Gamepolis / Fernando Torres

Pero este no ha sido el único escenario dedicado a torneos que había en la feria. De hecho, es lo que más proliferaba en ella. El del 'Clash Royale' por ejemplo, uno de los juegos móviles que está triunfando en los eSports, tenía forma de castillo. El de 'Dragon Ball FighterZ' y 'Tekken' era un ring de lucha con varios ordenadores en el centro. Otros en cambio, como 'Arena of Valor', eran mesas y mesas donde se enfrentaban decenas de jugadores.

Entre ellos, se iban encontrando diferentes stands dedicados de una u otra forma a los videojuegos. El más grande era el de Nintendo, donde durante todo el día hubo una gigantesca cola de personas esperando para probar las novedades de la empresa nipona que se habían presentado hace un mes en el E3 de Los Ángeles. Junto a él, el de la Escuela Superior de Videojuegos y Arte Digital (EVAD), uno de los principales patrocinadores de la feria. Aquellos que se acercaban a él podían conocer el proceso creativo de los videojuegos.

Lo moderno también convive con lo retro en Gamepolis. De hecho, es curioso ver a niños de ocho o diez años jugar en máquinas recreativas a clásicos arcade. A sus espaldas, en cambio, otros niños lo hacían en la Zona Indie, patrocinada por Unicaja Banco, donde se podía encontrar la exitosa propuesta malagueña 'Noahmund'.

Las grandes colas que se formaron en las afueras de Gamepolis durante todo el día demuestran que su sexta edición afianza su posición hegemónica.