Rozalén, la poeta que canta

Rozalén, la poeta que canta
@malaga

La cantautora recita en primicia versos de su debut en la poesía en la inauguración del Festival Irreconciliables

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Venía a hablar de su libro, pero quien la conoce sabe que a Rozalén no le van las convenciones. Por eso primero entonó el 'mea culpa': «Mucha gente conocida saca libros y a veces me cabreo con eso, y yo voy y lo hago». Después, recitó y también cantó. Y, como despedida, lanzó una recomendación poco favorable a sus intereses comerciales: «Antes de comprar mi libro, comprad el de los poetas». Frente a más de cien personas que esta mañana abarrotaban el patio del Museum Jorge Rando, Rozalén debutó como poeta leyendo en primicia algunos de los versos de su libro 'Cerrando puntos suspensivos', a la venta en noviembre. Y lo hizo en el marco idóneo, en un certamen que como ella se «aleja de lo ya establecido», en el Festival Internacional de Poesía de Málaga Irreconciliables.

Irreconciliables, en contra de lo que dice su nombre, concilió esta mañana el respaldo de administraciones públicas (Ayuntamiento y Junta de Andalucía), centros culturales (Centro Andaluz de las Letras, Centro Generación del 27, Museum Jorge Rando), universidad (UMA) e instituciones privadas (Unicaja) en una multitudinaria presentación. Tras los discursos oficiales, los agradecimientos y las felicitaciones a los directores del festival, Violeta Niebla y Ángelo Néstore, Rozalén tomó la palabra. Se acabó el protocolo. «Aquí delante hay un montón de espacio. Si queréis nos hacemos los bohemios y los hippies y nos tiramos aquí al suelo», propuso al público que se había quedado sin silla y a quienes, pese al calendario, soportaban un sol de justicia a la una del mediodía.

Acostumbrada a entonar sus «coplicas» ante miles de personas en incontables escenarios, hoy el público le imponía. «No sé cómo organizar esto porque no lo he hecho nunca», confesaba nerviosa. Era la primera vez que leía sus versos en voz alta. «Y me da un montón de pudor. Me está dando hasta vergüenza decir que voy a sacar un libro, he hecho lo que he podido y lo he hecho con el alma», declaró antes de leer el comienzo de su obra, una declaración de intenciones sobre su «atrevimiento» donde cede el protagonismo a los poetas con mayúsculas. «Aunque yo no soy ni poeta ni escritora, creo que he conseguido lo que yo andaba buscando: honestidad», concluía un texto que fue muy aplaudido por la audiencia. «Ya compruebo que me pasa como con las canciones, que me emociono», reconoció.

El ejercicio poético le ha servido «para digerir» el 'tsnami' que ha vivido en los últimos seis años, cuando ha pasado de cantar en pequeñas salas a los grandes aforos. «Como dirían los 'snob' y los carcas, lo está petando. Y no solo en resultados comerciales sino también en los resultados sentimentales», apuntó Juan José Téllez, encargado de glosar las virtudes de la artista, con quien comparte una relación de afecto y admiración mutua.

'Cerrando puntos suspensivos' le brinda un escaparate lírico para hablar del ritmo frenético de la carrera musical, en la que a veces hay que «desconectar para conectar», y para recordarse a sí misma una frase a modo de mantra: 'No vuelvas a desear bajar de un escenario'. «Porque me ha pasado», apostilló. Pero también le da la oportunidad de rendir un homenaje a su madre («Almodóvar habla de ella desde hace tiempo pero no lo sabe»), de cerrar heridas de amores que se acaban e incluso de confesar el mejor piropo que le han dicho nunca: «Eres como un margay (un felino de Latinoamérica) en el escenario, un gato de selva entre domesticados».

Con ella arrancó la séptima edición de Irreconciliables, cuatro jornadas de un festival itinerante y nada ortodoxo que demuestra que otra forma de vivir la poesía es posible. En un paseo en barco desde el Muelle Uno ('Poesía en alta mar', con Lidia Riviello, Sonia Marpez y Kris León. 20 de octubre. 13.00 horas), en el Cementerio Inglés ('Yo también estuve en la fiesta' con Alessandra García. 19 de octubre. 22.30 horas), alrededor de una mesa camilla (en VPF con Ana Mari Martín. 19 de octubre. 19.00 horas) o con un 'escape room poético' (en el Contenedor Cultural. 18 de octubre. Desde las 18.00 horas).

Un certamen que, además, unirá la voz consolidada de Luisa Castro con la de Eva Alcántara, representante de la Generación Z (En el CAL. 'Poesía contra-generacional. 18 de octubre. 19.00 horas); que da espacio a la 'Poesía indie' de Enric Montefusco, fundador de la banda underground Standstill (Museo Carmen Thyssen. 19 de octubre. 21.00 horas); y que rompe con el tabú del suicidio desde la desgarradora experiencia de dos madres y poetas, Chantal Maillard y Piedad Bonnett (CCP María Victoria Atencia. 'Voces en duelo: Daniel'. 20 de octubre. 20.30 horas). Todas las actividades son gratuitas, con necesidad de reserva previa en algunos casos. La agenda completa en http://www.irreconciliables.com

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos