La Junta de Andalucía apuesta por «redimensionar» el proyecto del Auditorio de Málaga

El consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez./ Félix Palacios
El consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez. / Félix Palacios

El consejero de Cultura insiste en «empezar de cero» dado que la situación económica en 2008 era «radicalmente distinta a la de hoy»

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

«Málaga necesita un Auditorio. Eso es evidente», comenzó diciendo el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez. Con esa premisa clara, Vázquez puso el foco en qué tipo recinto. «Hay que empezar de cero redimensionando el proyecto, recuperando el terreno y ajustándolo a las posibilidades presupuestarias que tienen las distintas administraciones», añadió, preguntado por la prensa, en la presentación de la temporada del Teatro Cánovas.

Vázquez insistió, como ya hiciera en sus primeras declaraciones, en la necesidad de «partir de cero» pese a la existencia de un proyecto ya visado por el Ministerio de Cultura en 2008 y con una ubicación consensuada por las tres administraciones (Gobierno, Junta y Ayuntamiento) que afrontarían el coste del equipamiento. Pero «la situación económica era entonces radicalmente distinta a la de hoy», recordó. Así las cosas, entiende como «una obligación redimensionar el proyecto y valorar si tal y como estaba previsto en 2008 se puede acometer, porque hablamos de 92 millones de euros». Una cuantía que incluye, además de la construcción del Auditorio en la explanada de San Andrés, la realización de una nueva plaza pública y un aparcamiento subterráneo. Esta postura choca con la defendida por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que respalda la validez de la propuesta original.

El consejero de Cultura culpó de la parálisis actual al anterior Gobierno de Rajoy. «Que no haya auditorio hoy es por una decisión política de su gobierno, que en 2013 entierra el proyecto y disuelve el consorcio. Está en un punto muerto porque no existe estructura jurídica para impulsar proyecto y el suelo fue devuelto a su titularidad inicial», añadió.

Se felicitó por la actividad de la plataforma ciudadana 'Por el Auditorio de la Música de Málaga' que lidera la reclamación de esta infraestructura. «Es justo y necesario», apuntó. Y aseguró que, si finalmente sale adelante, «es porque hay un Gobierno de España que apuesta por esta cuestión», ahora de signo socialista.

Por otro lado, al hilo del informe de la comisión de expertos sobre la Mezquita-Catedral de Córdoba que recomienda anular las inmatriculaciones con un recurso al Constitucional, el consejero defendió que el templo «es de todos los cordobeses» y, por tanto, «tiene que ser un edificio público». Mantuvo que debe «volver a lo público» con independencia de que la gestión la «puede seguir desarrollando la Iglesia». «La inmatriculación es una puerta que chirría cuando se mueve, lo que era público no puede pasar a manos privada», concluyó.

 

Fotos

Vídeos