José Guirao: «El riesgo cero en los bienes culturales es imposible»

Imagen de la catedral de la Almudena (Madrid)./FOTOLIA
Imagen de la catedral de la Almudena (Madrid). / FOTOLIA

El ministro de Cultura y Deporte afirma que «la gran mayoría de monumentos está bien protegida», y que se contemplan 3,5 millones para salvaguardarlos

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPEMadrid

El incendio en la catedral de Notre Dame hizo que el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, adelantara a las vísperas de elecciones una cita, prevista para junio, con el Consejo de Patrimonio Histórico para revisar «el estado de la cuestión» de la redacción e implementación del Plan de Salvaguarda de Bienes Culturales. «En la reunión de hace tres semanas en Galicia se planteó un monográfico para junio y se adelantó», explicó Guirao, este viernes al mediodía. Se refería a la sesión ordinaria de dicho consejo, a principios de este mes, en la que no se tocó, por falta de tiempo, el tema de la protección del patrimonio frente a siniestros. Once días después ardió la emblemática iglesia de París. «Ha surgido a raíz del incendio de Notre Damme pero aquí se empieza a trabajar a partir del terremoto de Lorca, en 2015, con las grandes instituciones como museos, archivos y bibliotecas».

El Plan de Salvaguarda, explica Guirao, una vez finalizada la reunión en la sede del ministerio, «son planes con un sistema de trabajo general que se concreta con cada monumento o archivo, viendo sus contingencias particulares». De manera directa, el ministerio ejerce la prevención en los patrimonios estatales y con grandes museos como El Prado o el Reina Sofía. En el próximo presupuesto se contemplan 3,5 millones de euros para los planes de salvaguardia. De esos, tres millones son para aquellos bienes que dependen del Estado central, provenientes del propio ministerio, y medio millón se reparte por concurso para ayuntamientos y privados. «El trabajo es de coordinación», advierte Guirao, que identifica dos bloques: redacción del plan para cada uno, y su implementación. La aplicación de los planes es incipiente. «Todas las comunidades están trabajando. En fase de redacción unos; otros en la implementación, y otros implementados», explica Guirao.

Aunque «en todos los ámbitos se ha dado un avance», como dice el ministro, «el riesgo cero es imposible». Y añade: «nada puede protegerse al 100%. Se pueden tener las mejores tecnologías, que se pueden romper. La gran mayoría está bien protegida. Pero la preocupación se da siempre. Todos los días». Una parte fundamental de la prevención de las catástrofes, naturales o humanas, recae en las Comunidades Autónomas. Sin embargo, no hay plazos fijados. «Cada uno asume su responsabilidad».