Guillermo López Linares: «Los periódicos llevamos mucho tiempo jugando a ser youtubers»

López Linares, también cofundador de Libros del KO, en El Palo./MIGUE FERNANDEZ
López Linares, también cofundador de Libros del KO, en El Palo. / MIGUE FERNANDEZ

El periodista lidera desde Málaga el lanzamiento de 'Salvaje': una revista trimestral, por suscripción y que sólo se podrá leer en papel

Ángel de los Ríos
ÁNGEL DE LOS RÍOSMálaga

¿Sería usted capaz de leer esta entrevista completa sin detenerse a mirar las alertas de WhatsApp? Guillermo López Linares asegura que no. «Estamos demasiado enganchados para centrar nuestra atención en lo importante», dice. López Linares ha roto con su pasado digital para entregarse en cuerpo y alma al papel. Junto a Mariu Redondo y Luis Torres, lanza un crowdfunding por 'Salvaje', una revista trimestral, por suscripción (también en librerías) que sólo se podrá leer en formato físico. López Linares ha pasado por Verne, Soitu y Univisión (EEUU), para acabar volviendo sobre sus pasos diez.

- ¿Por qué en papel y por qué ahora?

- Era el momento a nivel personal porque toda mi trayectoria ha sido en medios digitales y quería hacer algo diferente. A nivel periodístico, creo que nos hemos pasado de frenada. Los medios nos hemos metido en una vorágine de generar contenido digital, luchamos con vídeos de youtubers y con memes. Es un campo de batalla en el que captar por un segundo la atención del lector, con el único arma de crear contenido cada vez más llamativo y estridente. El modelo económico que han elegido los medios digitales, desde un inicio, es el del click. El precio de la publicidad digital se ha hundido, cada vez es mayor la presión por captar a esa audiencia.

-Y han decidido hacer un tratamiento de desintoxicación digital severo

- Los que hacemos 'Salvaje' hemos trabajado en medios digitales, lo hemos vivido todo desde dentro y no es este el modelo que queremos. Diez años después de la irrupción de los smartphones, los lectores están saturados de información. No hay más espacio de atención al día del lector, no podemos exprimir más su cerebro. Creo que los lectores piden menos estímulos, menos notificaciones en su pantalla, y por eso 'Salvaje' nace en papel, para aportar oxígeno. Para dejar de mirar la pantalla, leer textos a otro ritmo y vivir una experiencia sensorial distinta.

- ¿Qué culpa de esto tienen las redes sociales y sobre todo Facebook?

- No me atrevería a decir que ellos son los culpables de todo. Facebook propuso una plataforma y todos los medios nos tiramos de cabeza. Hay que hacer mucha reflexión sobre por qué les dimos los contenidos con la promesa lejana de un incremento de audiencia y una posterior monetización que nunca llegó. Encima, Zuckerberg deja en la estacada a los medios hace dos años, diciendo que va a priorizar los contenidos de familiares y amigos, cuando tiempo antes había animado a muchos medios apostar por convertir sus redacciones en generadoras de contenidos para formatos nativos de Facebook.

- Entraron en un juego en el que ganar usuarios parecía pan comido

- Los medios ya habían perdido el control de esos contenidos y, de repente, se dan cuenta de que Facebook era una empresa que iba a velar sólo sus propios intereses. Y ha habido una gran resaca con la caída del tráfico a través de redes. Ahora estamos a base de caldito de verduras para recuperarnos. Perdimos el sentido de por qué y para quién hacíamos periodismo. Pasada la resaca, Facebook y también Google se han quedado con gran parte del pastel publicitario sin hacer nada o casi nada. Ahora los medios somos más conscientes de lo que hacemos y pensamos más en el largo plazo, sobre todo obteniendo ingresos por otra fuente que no sea la publicidad.

Pagar por contenidos

- Pagamos por Spotify, pagamos por Netflix… Aunque los modelos de pago triunfan en países como Estados Unidos o Alemania, ¿cómo ves de receptivo al lector español?

- España ha sido siempre el país del Emule y del Torrent y ya nos parece muy incómodo lo que teníamos que liar para conseguir una película tras la aparición de grandes corporaciones que nos lo han puesto todo más fácil. Los medios deben ser capaces de ofrecer un mejor contenido y una forma más cómoda de acceder a esa información. Esa es la fórmula.

- ¿Cree entonces en el fin del todo gratis?

- Pienso que sólo unos pocos medios van a poder optar por el modelo de pago. Los muy grandes y aquellos que tengan mucha tradición, pero los medianos y pequeños no llegarán. Será una transición lenta, pero vamos hacia la diversificación: hemos jugado a ser youtubers, porque eso era lo que funcionaba, pero cada uno empezará a buscar ahora la receta que mejor encaje a su público. Ya encuentras medios sólo en podcast, en newsletter o incluso en Instagram Stories. Se ha perdido la sensación de que era necesario estar en todas las plataformas. Cada medio hablará a un público más concreto y no tanto escribir para Google o para Facebook.

- De Verne a Soitu, de ahí a Univisión y ahora a 'Salvaje'. ¿Cuándo se cae este San Pablo del caballo digital?

- Mi caída ha sido poco a poco. Primero una espuela, luego la otra y he sido arrastrado por ese caballo algunos añitos. Cambió mi vida trabajar en EEUU, en Miami, en un medio donde el 70% del tráfico entraba por redes sociales. Allí me di cuenta que no era lo que me interesaba. Volví a España y pasé unos meses en un pueblo de Soria donde en invierno había 3 personas. Nunca había estado tan cerca de la España rural y me llegó mucho. Cómo se come, cómo se duerme y que no haya manera de pagar una cerveza en el bar porque todo el mundo te invita, eso marca. Ahí tuve la revelación, vi muy claro que hacía falta reivindicar eso, pero no como algo nostálgico, sino como un recurso necesario.

- ¡Qué bien le ha venido al lanzamiento de 'Salvaje' este momento de #LaEspañaVaciada!

- Parece una campaña viral nuestra, pero no. (Risas) Ha coincidido todo, sin tener nada previsto, pero es que pienso que esta preocupación de 'Salvaje' es una reflexión a la que está llegando cada vez más gente. No digo que vaya a ser un movimiento masivo y que de repente mañana todo el mundo abandonará las ciudades. Pero sí que está cambiando la mirada, también en lo informativo.

- Lo primero que me cautiva: reportaje a un artesano que hace botijos. ¡Esto es realmente salvaje!

- 'Salvaje' es la revista que quiere sacar a la gente al campo. Viene de la necesidad que hemos visto en la gente de desconectar de esta saturación informativa, buscando otro tipo de sensaciones. Tenemos olvidada el aburrirnos, el vivir lento y sin que te vibre el bolsillo. La gente precisa de que la saquen de esa burbuja, redescubriendo la naturaleza y los pueblos. Vivir bien no es estar continuamente conectado e hiperinformado, es otra cosa. 'Salvaje' propone reportajes que te despierten las ganas de conocer eso que se lee o plantearte incluso la forma en la que vives tu vida.

- Justo en este momento (mediodía del pasado miércoles) está pulsando el botoncito para abrir el crowdfunding, ¿qué se siente?

- La sensación es de nerviosismo porque hemos estado mucho tiempo trabajando en este proyecto. Pensamos que esta filosofía puede llegar a interesar a mucha gente, pero también nos queda la idea de si nos hemos encerrado demasiado en nuestra burbuja. Como va a ser una revista trimestral, de papel y por suscripción, va a ser un poco un banco de pruebas en un país como España, donde no existe mucha tradición de este tipo de publicaciones.

- Pero en el Congreso de Periodismo Digital de Huesca, donde se presentaba a los profesionales, tuvo muy buena acogida

- Ya antes de mi conferencia, había muchos periodistas de zonas rurales hablando de que era importantísimo dar voz a los pueblos. Que se deje de hablar de ellos desde una redacción de Madrid es muy importante. Lo que nosotros teníamos planteado presentar no iba tan a contracorriente de lo que se estaba moviendo allí. Más o menos, la profesión está llegando a las mismas conclusiones, por distintos caminos, enderezando el rumbo de la última década. Allí contamos la importancia de que el periodista esté cerca de la historia que queremos contar, por eso tendremos una amplia red de colaboradores, y allí mismo recibimos un aluvión de solicitudes de gente con muy buenas historia que quiere participar en el proyecto. Hemos comprobado que los temas están ahí, los periodistas que quieren contarlo también, pero no habían encontrado su hueco hasta hoy.

- Tiene, todo esto, un cierto halo de periodismo 'indie', ¿son como esos artistas que editan en vinilo en los tiempos de Spotify?

- Me hacen mucho la pregunta de si la gente sigue comprando revistas y me viene mucho a la mente esa comparación, la del vinilo. Ahora se venden más que los cedés. No voy a decir que sea el mismo caso exactamente, pero es hay también un interés por rescatar formatos como sucedió en la música. En un momento dado puede estar bien escuchar una playlist en YouTube de forma aleatoria, pero a veces prefiero escuchar cuatro canciones, darle la vuelta al disco, escuchar otras cuatro, sin contar con la calidad del sonido o el diseño de la portada, por ejemplo. 'Salvaje' ofrece un ritmo de lectura diferente con un nuevo formato.

Si ha llegado al final de esta entrevista sin leer una sola notificación, está preparado para 'Salvaje'. Guillermo López Linares y su equipo cocinan su lanzamiento desde bien cerquita, en El Palo, a donde el periodista se mudó hace no mucho. No es lo rural, pero casi: «Lo más parecido a un pueblo dentro de una ciudad». Tras su primera aventura en papel, la editorial Libros del KO, López Linares alumbrará el lanzamiento de la revista a principios de verano si (en unos cuarenta días) el objetivo mínimo de 19.500 euros se alcanza en goteo.org. Así demostrará López Linares, como ha dicho en no pocas ocasiones, que «una foto se ve mejor en papel que en una pantalla de retina de Apple». Servidor también lo dudó, pero prueben a leer esta entrevista en un iPhone, a la orilla del mar, si es que el reflejo del sol se lo permite...