Málaga le saca la calculadora verde a los rodajes

Botella térmica de Fresco Film, que ha eliminado el plástico para el agua en sus rodajes./
Botella térmica de Fresco Film, que ha eliminado el plástico para el agua en sus rodajes.

La capital lidera en España el proyecto europeo Green Screen y desarrolla una herramienta para reducir la huella de carbono de las películas y series

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Los rodajes crean siempre crean mucha expectación. Pero tras ese glamour, las grandes producciones mueven centenares de personas, decenas de vehículos y mucha maquinaria, lo que genera también un gran impacto medioambiental. Y si los ciudadanos ya han hecho del reciclaje una actividad diaria, la industria audiovisual también se ha puesto las pilas –recargables– para reducir su huella de carbono. La Unión Europea ha fijado este objetivo entre sus prioridades con el desarrollo del programa Green Screen que tiene como socio principal Film London –la capital británica encabeza los rodajes en la UE– y que en España está liderado por Promálaga, la empresa de promoción económica del Ayuntamiento de la capital. Y cuando analizaron la situación, detectaron que uno de las principales problemas es que no existía una herramienta que permitiera a las productoras saber lo que contaminan y, por tanto, cuantificar y reducir ese impacto. Una carencia que ya tiene respuesta con una calculadora pionera que se ha desarrollado desde Málaga y que mide la huella de carbono de cualquier tipo de filmación. Un prototipo que va a ser exportado al resto de países participantes en este programa que han tomado este instrumento como referencia.

La productora malagueña Fresco Film, pionera en España en reducir el impacto medioambiental, ha dejado de consumir 150.000 botellas de plástico en solo un año

«El objetivo es hacerle el trabajo fácil a las productoras, porque si con esta calculadora pueden ver lo que dañan al medioambiente y lo que pueden dejar de impactar con unas medidas accesibles, podremos generar una mayor concienciación en la industria que ya ha empezado a entender que éste es el futuro y tenemos que ser pioneros en este campo», explica Luz Molina, responsable del proyecto Green Screen en Promálaga, que se ha sorprendido de la evolución y, sobre todo, la acogida del proyecto. «Pensábamos que íbamos a tener que ser más evangelizadores, pero al contrario las productoras están muy abiertas a adaptar medidas ecológicas en sus rodajes», admite.

Las aplicaciones de protocolos verdes en las películas y series es muy amplio. Desde el uso de lámparas led en iluminación a la eliminación de utensilios desechables en el catering, pasando por el reciclaje de residuos, reducción de papel, uso de maquillajes no contaminante o consumo de combustibles más limpios. De todo ello saben ya en el productora malagueña Fresco Film, una de las pioneras en España en adoptar estas medidas en rodajes internacionales como la serie 'Juego de Tronos' y la última entrega de la saga 'Terminator'. «Nos dolía ver cuanto plástico gastábamos en las comidas o en las botellas de agua, por lo que a cada integrante del equipo de rodaje se le da una botella térmica que puede ir rellenando de los bidones repartidos en diferentes puntos del set para que siempre dispongan de agua fresca», explica el productor ejecutivo de la compañía, Peter Welter, que tira de datos para demostrar que la medida funciona: en los rodajes del último año han dejado de consumir el plástico de 150.000 botellas de agua. 45.000 de esos recipientes se ahorraron precisamente en el rodaje en Málaga de la segunda temporada de la serie de Sony 'Snatch'.

Lo sostenible no es más caro

Precisamente, el plástico es una de las medidas que analiza y propone sustituir la calculadora de huella de carbono para rodajes de Promálaga, que ya está en fase de pruebas. «La presentamos en la reciente reunión de Green Screen en Polonia y todos los socios nos pidieron compartirla para que se use en sus respectivos territorios», señala Luz Molina, que destaca el posicionamiento de Málaga con esta herramienta y con el proyecto europeo. Así, Promálaga fue inventada a la pasada Seminci de Valladolid y al Festival de Sitges, donde expuso a la industria los beneficios de rodar en verde para el medioambiente y las ventajas para las productoras. En el certamen catalán estuvieron además acompañados de la directora de Marketing y Sostenibilidad de Fresco Film, Esmeralda Ruiz, cuya compañía ha desarrollado un manual de buenas prácticas que distribuye al equipo técnico en sus filmaciones.

Las estrellas de 'Juego de Tronos' ya no van al rodaje en limusina, sino en coches colectivos para reducir el impacto del gasoil

«Otra de las medidas es el uso de apps del móvil con las órdenes diarias de rodaje que nos evita imprimir miles de folios», explica Ruiz, que señala la diferencia entre España y países como EE UU y Reino Unido, donde las medidas verdes son ya habituales. «Nuestro clientes son en su mayor parte extranjeros y para ellos tienes un valor añadido si aplicas medidas para reducir la huella de carbono», explica la directiva de Fresco Film.

Una de las principales resistencias a los rodajes sostenibles es su mayor coste. «Existe una barrera mental de que lo verde es más caro, pero no siempre es así», sostiene el gerente de Promálaga, Francisco Salas, que indica que estos momentos hay medidas ecológicas que son más baratas y que compensan la aplicación de otras más caras. «Y cuanto más demanden las productoras a sus proveedores que eliminen los plásticos del catering o que las empresas de alquiler de coches ofrezcan vehículos eléctricos, más baratos serán estos servicios», indica.

De esto puede hablar con la claqueta en la mano el productor Peter Welter, que señala que el principal elemento contaminante en una filmación es el transporte. «Uno de los problemas es que todavía no encuentras flotas de coches eléctricos de alquiler en el mercado que sería una medida fácil de aplicar y que ya es necesario en ciudades como Madrid tras cerrar sus calles del centro a las gasolinas», comenta el responsable de Fresco Film, que no obstante ha puesto medidas para reducir el consumo de combustible en rodajes como el de 'Juego de Tronos'. «Las estrellas ya no van en limusina al rodaje, sino en coches colectivos de siete personas», explica Welter, al que ningún actor se le ha quejado. «La conciencia en la industria existe y solo falta tener más facilidades», concluye.

El Ministerio de Cultura anuncia un manual de buenas prácticas ecológicas

La implantación de medidas sostenibles en los rodajes también necesita de la promoción pública. Así, el Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales ultima un manual de buenas prácticas medioambientales para la industria audiovisual que se presentará en el primer semestre del próximo año, según anunció hace unos días en Málaga Jaime Alejandre, vocal asesor en materia ecológica del Ministerio de Cultura, durante la celebración de la jornada 'Rodajes Sostenibles', organizada por Promálaga dentro del programa Green Screen en la sede de ESESA.

Desde este proyecto europeo, también se apunta la necesidad de que las ayudas al cine o los beneficios fiscales para rodajes también implementen la baremación de las medidas verdes para promover su implantación en la industria nacional. En este sentido, Promálaga, en el marco de Green Screen, va a escoger a 15 compañías para desarrollar un proyecto piloto con el objetivo de que reduzcan al menos un 6% la huella de carbono de sus producciones.

 

Fotos

Vídeos