La Farola de Málaga se convierte en una comisaría de policía

La Farola de Málaga se convierte en una comisaría de policía

La serie 'Snatch' transforma la Costa del Sol en su segunda temporada que se estrena el 13 de diciembre en EE UU

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

«Han encontrado la buena vida en la Costa del Sol. Pero nada dura para siempre». Con este mensaje se publicita la segunda temporada de 'Snatch', que ya calienta motores para su estreno en Estados Unidos el próximo 13 de septiembre en la plataforma de Sony Crackle con el lanzamiento de su trailer oficial en el que se descubren numerosas localizaciones malagueñas. Algunas alteradas para la ficción como la icónica Farola de la capital convertida en una comisaría de la policía portuaria.

Rodada en la provincia entre enero y mayo pasado, esta segunda temporada de la serie abandona las calles británicas por las de Málaga, donde la banda liderada por el pelirrojo Rupert Grint -Ron Weasley en la saga de películas de 'Harry Potter'- y por Luke Pasqualino ('The Musketeers') se refugia tras su atraco y monta su cuartel general en un bar de Torre del Mar: El Bunker. Seis meses le bastan a estos mafiosos ingleses con debilidad por los diamantes y el oro -esta ficción televisiva se basa en la película 'Snatch' (2000), que protagonizaba Brad Pitt- para volver a las andadas: peleas callejeras, sobornos de políticos, persecuciones, atracos, desembarco de alijos y tiros... muchos tiros, como se puede comprobar en el trailer.

Violencia con ese toque irónico marca de la casa de la franquicia se mezclan también en esta segunda temporada, cuyo avance muestra un tiroteo por las calles de La Malagueta. «A veces hace falta pasar muchas curvas para llegar al camino recto», dice el característico mafioso encarnado por Grint, que llega a la Costa del Sol para ponerlas patas arriba. Por ello, el trailer arranca con una presentación llamativa, «España, Costa del Crimen», mientras que el cartel anunciador de la segunda temporada sitúa a estos «Gangsters en el paraíso».

Junto a los protagonistas británicos de la serie, 'Snatch' también incorpora al reparto principal a dos actores españoles, como Úrsula Corberó ('La casa de papel') y Tristán Ulloa (que tenía una breve aparición en 'Narcos'). La primera mantiene una relación con el personaje de Luke Pasqualino y, como se ve en el trailer, es de armas tomar, mientras que Ulloa encarna a un político corrupto. Las escenas de este último se rodaron en el Ayuntamiento de Marbella, donde se encontraba precisamente el despacho del exacalde Jesús Gil, condenado por corrupción.

Málaga en la pantalla

La productora malagueña Fresco Film es la responsable de que esta producción de Sony haya optado por nuestra provincia como escenario protagonista de esta segunda temporada frente a otras localizaciones que habían barajado como la costa de Cataluña. De Vélez a Marbella, los mafiosos de 'Snatch' imponen su ley en esta nueva entrega que consta de 10 episodios y que ha supuesto la grabación internacional más importante que se ha realizado en Málaga ya que ha dejado una inversión de 12 millones de euros. A lo que hay que unir ahora la promoción de la costa malagueña en Estados Unidos y en los países en los que se estrene la serie.

«En la pantalla vendemos la Costa del Sol», destaca el productor ejecutivo de Fresco Film, Peter Welter Soler, gran artífice de que esta ficción optara por traer sus cámaras a Málaga. 'Snatch' ha supuesto además una prueba para la industria audiovisual malagueña y andaluza ya que, salvo los actores protagonistas y el director, el equipo técnico y artístico ha estado integrado por profesionales locales. Con esta serie, Fresco Films confirma además su liderazgo en el mercado de 'services' para grandes producciones internacionales, ya que también ha gestionado el rodaje en España de las últimas cuatro temporadas de 'Juego de Tronos' y acaba de concluir la filmación en nuestro país de la nueva entrega de 'Terminator'.

 

Fotos

Vídeos