¿Cómo 'dormir' al United?

Una mujer duerme. /
Una mujer duerme.

Nick Littlehales, entrenador del sueño para diferentes deportistas y equipos de rugby, fútbol o ciclismo, explica en un nuevo libro técnicas para aprovechar el descanso

DANIEL ROLDÁNMadrid

Para los deportistas es casi tan importante descansar bien que entrenar. Descansar y recuperarse para volver a encarar un partido maratoniano de fútbol, una serie de encuentros de la NBA o para jugar un miércoles en la Liga de Campeones y el fin de semana en el campeonato liguero de fútbol. Y una de las partes fundamentales de ese descanso es el dormir. Pero, ¿qué pasa cuando el deportista de élite no puede dormir? Pues intenta localizar a Nick Littlehales, un entrenador del sueño. Desde hace tres décadas, se dedica a aconsejar a deportistas de elite y equipos de fútbol (Southampton, Manchester City, Manchester United o Real Madrid), ciclismo (Sky o el equipo británico), rugby, críquet o vela.

Littlehales ayudó a que los jugadores entendieran sus procesos naturales y mentales para maximizar la calidad y consistencia del sueño. Los resultados fueron extraordinarios, explica Alex Ferguson, entrenador durante dos décadas del United. Ahora, el experto en sueño publica Dormir (Planeta) donde las claves de su método R90 donde las claves para dormir lo necesario para recuperarse. El experto inglés escribe sobre siete indicadores como los ritmos circadianos que permiten conocer el reloj biológico para entender por qué una persona está adormilada o el cronotipo, que describe si una persona es más de estar activo por las mañanas o por las tarde.

También el autor destaca que para dormir hay que contar por ciclos y no por horas. Littlehales afirma que esos ciclos deben ser de 90 minutos (R90). Por ejemplo, el experto considera fundamental marcarse una hora para despertarse tanto los días laborales como los fines de semana. Lo ideal, afirma, es que esa hora sea al menos 90 minutos antes de la hora de entrada al trabajo. A partir de ahí, hay que contar para atrás para establecer la hora de irse a la cama. Se puede provocar cuatro o cinco ciclos que siente más. En poco tiempo nos despertaremos sin necesidad de despertador y sintiéndonos descansados, indica. Además, señala que hay que tener rutinas pre y postsueño, como no tener el estómago vacío ni tampoco lleno o no consultar el móvil nada más levantarnos. Además aboga por la siesta: no más de 30 minutos, lo que se llama períodos de recuperación controlados (PRC).

Además de explicar a fondo su proyecto R90, Littlehales ofrece una serie de consejos para que el sueño sea mejor. La luz, por ejemplo, mejor azulada de día y tonos amarillos, naranjas y rojos por la noche; que las oficinas y mesas de trabajo estén lo más cerca posible a las ventanas y el café solo 400 miligramos al día. Para dormir, se debe elegir el lado bueno. ¿Cuál es? Si miramos el cabecero de la cama, el lado derecho para los diestros y el izquierdo para los zurdos. Además, la posición fetal es la mejor para dormir.