Antonio Banderas cambia su proyecto del Soho para convertirlo en un gran teatro de 900 butacas

Vista actual desde el anfiteatro, que se une a la sala principal en el nuevo proyecto. /Teatro del Soho Caixabank
Vista actual desde el anfiteatro, que se une a la sala principal en el nuevo proyecto. / Teatro del Soho Caixabank

El actor elimina la sala más pequeña para sumarla como anfiteatro a la principal y llega a un acuerdo con la escuela ESAEM para ubicar allí un segundo espacio escénico

FRANCISCO GRIÑÁN y REGINA SOTORRÍOMálaga

«Estamos en época de redefinir». Así se refería Antonio Banderas al Teatro del Soho Caixabank en la presentación que hizo de su proyecto la semana pasada en Madrid junto al director de esta iniciativa, Lluís Pasqual. La entrada del catalán para pilotar la creación del nuevo teatro iba a traer cambios en la programación, pero su incorporación también ha coincidido con un aspecto crucial como es el de la propia infraestructura que se reforma en estos momentos en el antiguo teatro Alameda.

De esta forma, si la primera propuesta de rehabilitación era dotar al nuevo espacio de dos salas, una principal y otra para representaciones de pequeño y mediano formato, los promotores han cambiado de idea y han optado por eliminar ésta última y unificar el aforo en un patio de butacas y un anfiteatro que suman casi 900 butacas. En la práctica, el proyecto del Soho se convierte en un gran teatro que dispondrá de una capacidad muy similar al del Cervantes.

El propio Lluís Pasqual, acompañado del dramaturgo y miembro del equipo directivo Miguel Gallego, tomó ayer posesión de su nuevo cargo con una visita a las obras para supervisar no solo su desarrollo, sino los nuevos cambios que van a permitir que el teatro de la calle Córdoba cuente con un aforo mayor y pueda dar cabida a más público en sus grandes producciones, como será la obra inaugural, el musical de Broadway 'A Chorus Line'. Este cambio en el proyecto podrá retrasar la finalización de la obra, aunque tanto Banderas como Pasqual mantuvieron la semana pasada la fecha de comienzos de otoño para el estreno del teatro. Los promotores presentaron la modificación de la planta superior el pasado 1 de febrero, pero consideran que este cambio no afectará a los planes de abrir a finales de septiembre o comienzos de octubre. Por ello, el actor malagueño confirmó que, a partir de julio, se dedicará al teatro, ya que también codirigirá la obra, participará en los castings e interpretará uno de los papeles principales.

Como el antiguo Alameda

La modificación supone un cambio sustancial, aunque más en lo teatral que en lo arquitectónico. En la práctica, el Teatro del Soho Caixabank recupera el proyecto original del cine Alameda al rescatar su anfiteatro de la planta superior para sumarlo al aforo del patio de butacas de la sala inferior. Con la crisis del cine y la moda de las multisalas, este coliseo convirtió hace décadas su graderío superior en dos pequeñas salas de proyección, que se unían a la pantalla grande de la planta baja que en su última época funcionó exclusivamente como teatro.

El director Lluís Pasqual tomó ayer posesión de su nuevo cargo al visitar las obras del teatro

En el primer proyecto presentado por Antonio Banderas hace ahora un año se contemplaba conservar la sala de abajo como espacio principal, mientras que en la superior se unían los dos antiguos multicines en un solo aforo independiente para unos 200 espectadores. Según confirmó ayer a SUR el concejal de Urbanismo, Fracisco Pomares, el nuevo diseño planteado hace unos días en la Gerencia de Urbanismo por el arquitecto Francisco Guillén contempla que la planta superior volverá a ser un anfiteatro de 299 localidades, lo que unido a las 597 plazas del patio de butacas inferior dotará al proyecto del Soho de un solo teatro con una capacidad total de 896 asientos.

Este cambio en el proyecto ha sido posible gracias al acuerdo de Antonio Banderas con la Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga (ESAEM), que dispone de su propio teatro –lleva precisamente el nombre del actor– en la calle Manuel Altolaguirre (zona Las Delicias del Distrito de Carretera de Cádiz). Según explicaron la semana pasada Lluís Pasqual y el intérprete malagueño, la segunda sala del Teatro del Soho Caixabank se ubicará en este espacio, cuyo proyecto de reforma se trabaja en este momento para convertirlo en una sala polivalente de 300 butacas que se inaugurará con posterioridad a la principal de calle Córdoba.

En el replanteamiento del Teatro del Soho, se mantiene la construcción de la sala de ensayos en la planta tercera, donde se encontraban las antiguas cabinas de proyección del cine. Además, Antonio Banderas también ha alquilado los locales de la calle Casa de Campos ocupados por Disoffice para construir la zona de servicios aledañas el desarrollo de la actividad teatral, mientras que el antiguo local de Modas Yoel en calle Córdoba también ha sido arrendado para situar allí un negocio de restauración asociado a los espectáculos. Además, las fachadas a ambas calles contará con un diseño especial que unificará toda la superficie del teatro.

El director Lluís Pasqual, frente a Miguel Gallego, ayer, en Málaga para supervisar las obras.
El director Lluís Pasqual, frente a Miguel Gallego, ayer, en Málaga para supervisar las obras. / T. del Soho