Inician un 'crowdfunding' para una investigación sobre la depresión

El proyecto pretende potenciar el efecto de los fármacos contra este trastorno mental

CRÓNICA

málaga. Tras el éxito de los dos primeros proyectos de la UMA seleccionados para captar fondos mediante crowdfunding, 'Corazonada' y 'Málaga para ti y para mí', que el pasado mes de julio consiguieron su financiación total, así como la iniciativa 'Más neuronas, menos depresión', aún activa, que ya ha sido cofinanciada; una nueva propuesta de investigación de la Universidad de Málaga ha sido elegida por la plataforma Goteo para buscar impulso a través del micromecenazgo.

Se trata de una 'Nueva estrategia antidepresiva', un proyecto de I+D+i que emana del departamento de Fisiología Humana de la Facultad de Medicina, con el objetivo de potenciar el efecto antidepresivo de fármacos contra este trastorno mental.

La depresión es una de las enfermedades con mayor impacto sobre la población, según la Organización Mundial de la Salud. De hecho, en España se estima que puede afectar a 4 millones de personas. Para su tratamiento farmacológico existen diferentes terapias, principalmente actuando sobre el sistema serotoninérgico - los denominados fármacos ISRS-. Sin embargo, según los investigadores, su efecto antidepresivo tarda alrededor de dos semanas en aparecer y, además, en torno a un 30 por ciento de los pacientes son resistentes a estos fármacos.

Este grupo de investigación de la UMA ha demostrado que el neuropéptido Galanina potencia la acción antidepresiva de los fármacos ISRS, llegando incluso a duplicar su efecto, aunque, tal y como señalan estos expertos, encuentran en su vía de administración a los pacientes uno de sus principales problemas. Precisamente, a través de este proyecto, se pretende avanzar en una nueva vía para administrarlo, la intranasal, que ya es utilizada por otros neuropéptidos, para, así, poder acercar esta novedosa estrategia terapéutica antidepresiva a los pacientes.

El reto, 800 euros

Para ello, cuenta con 40 días para alcanzar su mínimo indispensable, 800 euros, y poder así seguir buscando financiación hasta conseguir el nivel óptimo, que permitirá su realización.

La Universidad de Málaga se sumó el pasado curso a la búsqueda de nuevas formas de financiación colectiva, tan presentes ya en otras universidades europeas y, sobre todo, norteamericanas.