Vox responde: «No autorizamos su participación en un evento del lobby LGTBI»

Abascal, en una imagen de archivo. /SUR
Abascal, en una imagen de archivo. / SUR

La formación verde acusa a Cuín de «desleal» y de «haber traicionado a los electores con este comportamiento tan desconcertante y poco claro»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Vox no ha tardado en dar su versión sobre la dimisión de Lucía Cuín, la concejala electa de Torremolinos a quien pidieron el acta por participar en el despliegue de la bandera LGTBI, uno de los actos centrales del Orgullo celebrado la semana pasada. La formación de Santiago Abascal ha aclarado en un comunicado que no autorizó la asistencia «ni el apoyo explícito» al 'Pride', un evento que consideran «promovido por el lobby LGTBI». La dirección provincial adelanta que la solicitud de baja «ha sido aceptada de manera inmediata» y acusa a Cuín de «desleal» y de «haber traicionado a los electores de Vox con este comportamiento tan desconcertante y poco claro».

Después de que SUR publicase que Vox había participado en el despliegue de la bandera LGTBI en el Ayuntamiento, el partido pidió a Cuín que entregara su acta, algo a lo que la edil electa se ha negado al entender que «no he hecho nada malo». La formación verde, sin embargo, censura «estas iniciativas politizadas y sesgadas ideológicamente promovidas por el colectivo LGTBI y que tampoco representan al colectivo homosexual en su conjunto».

Vox también ha hecho público que Cuín se negó a firmar el protocolo de anticorrupción urbanística, «algo que nuestra formación exige a todos nuestros cargos electos y que había llevado al departamento de Organización a iniciar una investigación interna» sobre la edil. Cuín alega que este documento le fue enviado por correo electrónico, como ha constatado este periódico, ayer 4 de junio: «Y no lo devolví firmado porque ya había presentado mi dimisión». La situación deja al partido de Abascal con un solo representante en Torremolinos. Cuín pasará a ser concejala no adscrita.