Adolfo Trigueros: «En Torremolinos hace falta una oferta de ocio como la que había antes»

Trigueros era partidario de una semipeatonalización en el centro. /SUR
Trigueros era partidario de una semipeatonalización en el centro. / SUR

El presidente del Círculo de Empresarios (CET) se muestra escéptico respecto a la peatonalización y el proyecto de Intu y reclama un incremento de las plazas de aparcamiento

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El presidente del Círculo de Empresarios de Torremolinos (CET), Adolfo Trigueros, reclama un refuerzo de la oferta de ocio y de las plazas de aparcamiento, en su opinión claves para reactivar el tejido económico del municipio. Escéptico respecto a la peatonalización y el proyecto de Intu, Trigueros acusa al Ayuntamiento de haber desoído las propuestas de sus socios, como la creación de un sello de calidad o una petición de subvención a la Junta para modernizar los establecimientos de Torremolinos.

¿Qué le ha parecido la peatonalización del centro?

El tiempo dirá si triunfa o no. esde el Círculo de Empresarios éramos partidarios de una semipeatonalización para que hubiera un carril en cada sentido y se ampliara el acerado. No queríamos que se desvertebrara la arteria que recorre Torremolinos de este a oeste.

Pero esa arteria lleva cerrada al tráfico de vehículos desde 2015.

Recogimos las opiniones de empresarios, pertenecientes o no al Círculo, y la mayoría no estaba de acuerdo con esa desvertebración. Antes de la plaza Costa del Sol, en Torremolinos ya había más de 300.000 metros cuadrados de zonas peatonales. Nuestra propuesta pasaba por la regeneración de espacios urbanos mediante su embellecimiento. El coste era más bajo.

¿En qué punto cree que se encuentra el tejido comercial de Torremolinos?

Ha habido una crisis muy fuerte que ha afectado al comercio de la localidad, como en todo el país. También, por diferentes motivos, se han ido empresas emblemáticas. Eso ha provocado que Torremolinos sea menos atractivo en el sentido comercial, pero antes era un municipio puntero. Había un público exquisito. Ahora, entre la crisis y la falta de grandes marcas que den un plus, la situación no es de las mejores. Pero somos optimistas y estamos trabajando para que Torremolinos recupere ese esplendor. Ya hemos presentado a la Junta de Andalucía un proyecto para que nos califique como centro comercial abierto.

¿Cree que el despegue de Málaga ha afectado a Torremolinos?

Málaga tiene una oferta importante de ocio y gastronomía, pero Torremolinos también tiene grandes fortalezas, aunque necesite inversiones. Ahí están el Palacio de Congresos, el Centro Cultural Picasso, el auditorio municipal, el Patronato de Deportes, los campos de fútbol, la planta hotelera, las playas... Lo tiene todo para romper la estacionalidad.

¿Entonces qué ocurre? Porque el turismo nunca ha dado la espalda a Torremolinos. ¿Por qué los comercios no están llenos?

Hace falta una oferta de ocio potente como la que impulsó Torremolinos hace décadas. La gente venía a divertirse, a ligar... Y ya dormía, compraba y comía aquí. El ocio trae gente. Eso se ha perdido. Otra debilidad importante es la falta de aparcamientos. En muchos aparcamientos públicos se están cobrando tarifas exageradas. En Mijas, por ejemplo, se han habilitado mil plazas a un euro por día. Hay zonas como La Carihuela, que encanta a todo el mundo, pero si la gente da tres vueltas y no encuentra aparcamiento se va.

¿Cómo valora la gestión de estos tres años y medio?

Hay luces y sombras. Nosotros apostábamos por retirar los bolardos de la avenida Carlota Alessandri y el Ayuntamiento ha remodelado la zona. Lo aplaudimos, aunque otras peticiones ni siquiera las han escuchado.

¿Se han sentido ninguneados por el Ayuntamiento?

Muchas propuestas no las han atendido, como el CET Quality, un distintivo de calidad. También solicitamos una reducción de la presión fiscal para las empresas, en concreto del IBI y la basura. La propuesta del consejo municipal de comercio también la presentamos nosotros, pero no han contado con el círculo.

¿Por qué? Antes tenía sintonía con el alcalde.

Con Ortiz siempre ha habido sintonía, pero el Ayuntamiento ha tomado decisiones que no comprendemos. Hemos presentado proyectos como el centro comercial abierto o el consejo municipal de comercio, como le decía, y no hemos recibido apoyo.

¿En qué consiste la calificación de centro comercial abierta?

Optamos a una subvención de la Junta de 80.000 euros. Hay una campaña de sensibilización para fomentar las compras en comercios locales. Plaza Mayor está haciendo una ampliación y eso afectará a las empresas de Torremolinos.

¿Tienen los establecimientos locales que hacer autocrítica?, ¿qué les falta?

Siempre se puede mejorar. Hay muchos locales de 'todo a un euro'. El CET Quality está dirigido a que los comercios cambien su imagen y cumplan estándares mínimos de calidad para ser más competitivos. Si queremos tener un turismo de calidad necesitamos un comercio de calidad, con establecimientos que den buena imagen.

¿Está ganando terreno la pulserita del 'todo incluido' en los hoteles?

El turismo actual no es el que desearíamos. Creo que nuestros visitantes tienen dinero, pero es importante que haya diversión, negocios bonitos y una oferta atractiva. Así gastarán más. También creo que hay desinformación, la gente no conoce del todo la variedad de la oferta de Torremolinos. Por eso queremos crear rutas, para que todos vean lo que podemos ofrecer. Hay que descubrir el municipio. Y tampoco hay tantos hoteles con 'todo incluido', aunque no es una fórmula idónea.

¿Qué le parece el proyecto de Intu?, ¿qué efectos cree que tendrá sobre el comercio local?

Tranformará la economía de la ciudad.

¿Para bien o para mal?

El comercio local tiene que mejorar. Tenemos que apostar por ofrecer cosas diferentes al centro comercial de Intu. Supondrá un atractivo, de eso no cabe duda. Plaza Mayor, por ejemplo, ha perjudicado a las empresas de restauración de la ciudad.