Torremolinos despide al bombero fallecido en Alhaurín de la Torre

Bomberos asistentes en el acto. / SUR

Decenas de compañeros y personal de la Policía Nacional y Local y Protección Civil rinden homenaje a Alejandro, que murió el martes mientras realizaba ejercicios para mejorar su capacidad pulmonar

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Cientos de personas han despedido hoy en Torremolinos a Alejandro, el bombero de 51 años fallecido el martes cuando practicaba apnea en su piscina de Alhaurín de la Torre. Durante el homenaje, la plantilla del Cuerpo ha hecho sonar las sirenas de sus camiones entre aplausos mientras varios de sus compañeros llevaban el féretro a hombros. Al acto han acudido la viuda de Alejandro; el alcalde de Torremolinos, José Ortiz; varios miembros de la corporación y decenas de trabajadores de la Policía Nacional y la Policía Local, además del personal de Bomberos, plantilla en la que trabajaba desde hacía 15 años y que permanece consternada por su muerte.

Alejandro era diplomado en Magisterio en la modalidad de Educación Física y practicaba apnea, ejercicio consistente en contener la respiración, para mejorar su capacidad pulmonar. El martes, cuando se encontraba junto a sus dos hijos, menores de edad, en la piscina desmontable de su vivienda, falleció mientras realizaba esta actividad. Según varios testigos, la ambulancia tardó en llegar casi una hora , en Alhaurín de la Torre, aunque la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (061) alega que el tiempo de espera no superó los 19 minutos desde que se efectuó la llamada.

Alejandro fue atendido inicialmente por una vecina con conocimientos en primeros auxilios. Aunque le realizó maniobras de reanimación cardiopulmonar, no pudo hacer nada por salvar su vida. Los sanitarios del 061 confirmaron después su fallecimiento.

Policías, en el acto.
Policías, en el acto. / SUR

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos