Fuengirola recuerda a Pablo Ráez en el segundo aniversario de su muerte

El presidente de AVOI, Juan Carmona, la alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula y el padre del joven fallecido, Francisco Ráez, este lunes. /SUR
El presidente de AVOI, Juan Carmona, la alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula y el padre del joven fallecido, Francisco Ráez, este lunes. / SUR

La alcaldesa, Ana Mula, y el presidente de AVOI, Juan Carmona, han descubierto una placa en su recuerdo en el parque de España

SUR

En el segundo aniversario del fallecimiento de Pablo Raéz el municipio malagueño de Fuengirola ha rendido homenaje y este lunes la alcaldesa, Ana Mula, y el padre del joven, Francisco Ráez, han descubierto una placa en su recuerdo y en reconocimiento, a título póstumo, a su gran lucha a favor de la donación de médula ósea. El monolito se ubica en una roca a los pies de un gran ficus situado en el parque de España.

La alcaldesa ha destacado que Pablo Ráez, el joven que falleció de leucemia el 25 de febrero de 2017 y que consiguió disparar las donaciones de médula gracias a su campaña #Siemprefuerte, «sigue estando muy presente en nuestra sociedad» y ha dicho que «gracias a su forma de afrontar la enfermedad, con una sonrisa y con ganas de lucha, sirvió de inspiración a miles y miles de personas para hacerse donantes de médula».

«Parece que fue ayer, pero ya han pasado dos años. Su legado sigue presente y hay un montón de asociaciones que siguen fomentando la donación de médula y Pablo se ha convertido en amor», ha agregado Francisco Ráez, al tiempo que ha añadido que «todo el mundo piensa en Pablo Ráez y se llena de ternura y amor y eso sí creo que es un legado que perdurará. Se llegará al millón de donante. Pero quiero animar a la gente a que siga donando, sobre todo a los jóvenes a que se comprometan con la sociedad y ofrezcan su médula. Es una señal de compromiso que nos hace que seamos un mundo mejor».

En cuanto a este gesto de la ciudad de Fuengirola, que lo recordará siempre, ha manifestado que «yo me vine aquí con quince años. Por lo que para mí Fuengirola es mi hogar. Es como ser profeta en tu tierra. Es genial, emocionante y estoy encantado porque es muy bonito. No puedo decir más que siento mucho agradecimiento a toda la ciudad, a Málaga, por lo bien que nos hacen sentir a los que no somos de aquí».

Esta iniciativa ha sido promovida por la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil de Málaga (AVOI) y el propio Ayuntamiento de Fuengirola en el segundo aniversario de su fallecimiento. Por ello también ha estado presente el presidente, Juan Carmona, cuya entidad busca hacer felices a los niños hospitalizados.

En este sentido, Carmona ha apuntado que en «una jornada entrañable, emotiva y muy importante. Pablo estará ahí siempre; él ha salvado vidas, está salvando y salvará muchas más. En la donación de médula él ha marcado un antes y un después. Esperemos que esto siga y no quede ahí, que la gente se conciencie para seguir ayudando».

Legado de Pablo Ráez

Durante sus años de lucha contra la leucemia, Ráez emprendió una campaña en redes sociales con el lema «Siempre fuerte», logrando que las donaciones de médula ósea se dispararan en España.

Así, movió conciencias y lo que es más importante, se convirtió en la inspiración de miles y miles de personas que hasta la fecha no se habían planteado hacerse donantes. En el año 2015 este tipo de donaciones en Andalucía ascendieron a 8.553. Un año después, tras su llamamiento y su lucha contra la enfermedad, el ejercicio se cerró con 33.951. Es decir, se cuadruplicó.

«El legado de Pablo Ráez sigue y debe seguir presente en nuestra sociedad, y en el caso de Fuengirola lo hará en esta placa conmemorativa que se encuentra en el parque de España desde hoy. En un gran árbol que permanecerá #SiempreFuerte como hubiese querido el joven», ha concluido la regidora, añadiendo que «por supuesto AVOI, siempre contará con la ayuda del Ayuntamiento, porque entendemos que realizan una enorme labor, poniendo sonrisas a los niños y sus familias que no atraviesan por buenos momentos».