Detenido por abusos a un niño de tres años que su mujer cuidaba como canguro

La menor fue atendida en el Materno /
La menor fue atendida en el Materno

La madre llevó al menor al Materno, donde el pediatra observó que presentaba lesiones sospechosas, lo que llevó a la policía a arrestar al denunciado

JUAN CANOMálaga

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Fuengirola a un hombre acusado de agresión sexual a un niño de tres años al que su mujer cuidaba como canguro. El pediatra que atendió al menor concluyó que las lesiones que presentaba eran sospechosas de abuso.

La investigación comenzó a raíz de la denuncia de la madre, que venía detectando sangre en el pañal del niño al cambiarlo. No acudió antes a comisaría porque, dice, no se lo «quería creer». La mujer, a tenor de las manifestaciones de su hijo, señaló directamente al marido de una amiga que lo había cuidado desde pequeño.

La progenitora, que trabaja en un restaurante, empezó a dejar a su hijo con la canguro desde que éste tenía ocho meses. Su amiga se encargaba de llevarlo y recogerlo de la guardería, y después lo cuidaba hasta que ella terminaba su turno y pasaba a buscarlo. Desde que el menor tenía año y medio, venía manchando el pañal, aunque ella lo achacó a una irritación. Según reflejó en la denuncia, a la que ha tenido acceso SUR, el pequeño empezó a decirle: «Que viene el lobo y me hace daño». Ella creyó que eran «cosas de niños».

Una vez que el pequeño cumplió dos años, esta mujer dejó de ser su canguro, aunque, al ser su amiga, ella y su marido solían ir a visitarlos a su domicilio. Según la versión de la progenitora, el hombre se lo llevaba de vez en cuando al parque; a su regreso, el niño le hablaba nuevamente del lobo.

El episodio que desencadenó su denuncia tuvo lugar el miércoles de la semana pasada, después de que el ahora detenido se llevara al menor a comprar fruta y luego al parque. A su regreso, una prima de la madre ella no estaba en casa porque se encontraba trabajando observó que el pequeño no tenía el pañal puesto y que presentaba el mismo tipo de lesiones, además de arañazos.

Cuando la progenitora llegó a casa y le preguntó por lo ocurrido, el niño dijo que «tito» como él se refería al ahora arrestado lo sentó en sus rodillas y que se «encontraron con el lobo». Al día siguiente, la progenitora lo llevó al pediatra, donde el menor volvió a insistir en la misma historia. «Esos días, se despertaba por la noche y gritaba: «¡El lobo, el lobo!», contó ella.

El domingo por la tarde, la madre visitó a una amiga que trabajaba de enfermera en Marruecos y que, siempre según la versión de la denunciante, le indicó que su hijo había sufrido abusos sexuales. La mujer llamó entonces al marido de su amiga y lo citó en su casa. Una vez allí, le pidió al pequeño que repitiera lo que le había sucedido el miércoles, y éste volvió a dar la misma versión, en esta ocasión delante del sospechoso. Ella empezó a golpearlo y, según contó a la policía, el individuo se puso «muy nervioso, no hablaba, comenzó a llorar y salió huyendo de la casa».

Acto seguido, la mujer acudió al centro de salud de Las Lagunas, en Mijas, donde le extendieron un parte facultativo y derivaron al niño al Hospital Materno Infantil. El pediatra de urgencias describió las lesiones que presentaba y, en su juicio clínico, reflejó «sospecha de abuso sexual», según el informe médico del centro sanitario, al que también ha tenido acceso este periódico.

El niño recibió el alta a las 21.03 horas del domingo. Esa misma noche, agentes de la Policía Nacional acudieron en busca del individuo y lo arrestaron como presunto autor de la agresión sexual denunciada por la madre. Fuentes próximas a la investigación informaron ayer de que el juzgado de guardia ha decidido prorrogar su detención mientras prosiguen las pesquisas. Esta previsto que en las próximas horas comparezca ante la autoridad judicial.

 

Fotos

Vídeos