Siete y Media

«Los helados de pistacho de Sicilia y avellana son los más demandados»

Davide Colombo, en su establecimiento de Rincón de la Victoria. /E. CABEZAS
Davide Colombo, en su establecimiento de Rincón de la Victoria. / E. CABEZAS

Este italiano de 33 años está al frente de la Gelateria Flambe, situada en el paseo marítimo de Rincón de la Victoria, desde 2013, junto a su mujer, Laura Gadda

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Davide Colombo nació en Italia hace 33 años, pero desde 2010 reside en Málaga, a donde llegó junto a su pareja, Laura Gadda, buscando una oportunidad laboral para ambos. Ese año montaron una primera heladería en el paseo marítimo de Pedregalejo, en la capital malagueña, pero en 2012 la cerraron. Desde 2013 están situados en el paseo marítimo de Rincón de la Victoria, una localidad en la que sus helados se han hecho famosos «por tener el auténtico sabor del helado italiano», presume.

- ¿Desde cuándo viven en Rincón de la Victoria?

Entre 2010 y 2012 estuvimos viviendo en la capital. Abrimos la primera heladería en el paseo marítimo de Pedregalejo, pero no nos fue demasiado bien y en 2012 la cerramos. Al año siguiente nos vinimos a vivir a Rincón de la Victoria y la verdad es que estamos súper a gusto, nos encanta Rincón de la Victoria, pienso que es el mejor sitio para vivir, la calidad de vida es increíble.

- ¿Cuántos tipos de helados ofrecen en su carta?

Uf, tengo un surtido ya de más de 80 sabores, aunque cada temporada saco alguno nuevo. Además, en las neveras sólo me caben unos 30, así que los tengo que ir cambiando, en función de los meses del año y de lo que vamos viendo que le gusta más a la clientela.

- ¿Qué otros productos elaboran?

También hacemos postres y tartas caseras típicas italianas, gofres y crepes. Ya no sólo vendemos aquí en la heladería, sino que también suministramos a restaurantes y a otras heladerías.

- ¿Cuáles son los sabores más demandados?

El pistacho de Sicilia y la avellana son dos de los que más están gustando a la gente, son los más demandados, aunque es verdad que todos nuestros helados son totalmente artesanales, hechos con productos frescos, la materia prima principal me viene de Italia, al igual que la maquinaria, aunque también compro muchos productos locales, como los aguacates o los mangos.

- ¿Qué novedades tiene previstas para este verano?

Precisamente, hemos lanzado un nuevo helado de aguacate y miel, que está funcionando muy bien. También hemos creado un helado de Baileys, el licor de café, uno de vainilla de Madagascar, y tenemos el auténtico helado de cassata siciliana, con queso ricotta, naranja amarga y trocitos de chocolate.

- ¿Qué perfil tiene su clientela?

La gran mayoría son nacionales, tanto locales como de otros pueblos cercanos. Somos una heladería de un perfil medio alto, algo más cara que el resto, pero la gente sabe que ofrecemos la máxima calidad, somos el auténtico helado italiano.

- ¿Qué ofrecen durante los meses del invierno?

En invierno abrimos sólo los fines de semana, y tenemos un surtido más grande de pastelería, aunque también ofrecemos helados.

- Complete usted la media, ¿cuál es el secreto de un buen helado?

La materia prima, tiene que ser fresca y de la máxima calidad. Luego está el toque del maestro heladero. Venimos de familias de tradición heladera y después de nueve años seguimos formándonos, yendo a ferias internacionales, en Italia, Dinamarca, Arabia Saudí y Polonia, para aprender de los mejores.