Los perros ya tienen su playa en Torrox

Más de 200 personas han participado en la inauguración de la playa canina junto al Faro de Torrox./E. Cabezas
Más de 200 personas han participado en la inauguración de la playa canina junto al Faro de Torrox. / E. Cabezas

La localidad de la Axarquía estrena el séptimo espacio del litoral malagueño en el que está autorizado el baño de mascotas

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Los amantes de los perros están de enhorabuena. El litoral malagueño cuenta desde este sábado con su séptima playa canina, en la zona de la desembocadura del río de Torrox, que se suma a las habilitadas en los últimos años en Casares, San Pedro de Alcántara, Marbella, Mijas-Fuengirola, Rincón de la Victoria-la capital y Torre del Mar.

En el caso del municipio torroxeño se trata de casi 300 metros de su franja litoral, que se han acondicionado como nuevo espacio de esparcimiento para los vecinos y visitantes que quieran acceder con sus mascotas. «Llevamos varios años realizando las gestiones pertinentes con otras administraciones para que un municipio eminentemente turístico como Torrox pueda contar con una playa canina», ha explicado el alcalde, Óscar Medina (PP), acompañado de la concejala responsable de Turismo y Playas, Sandra Extremera (PP).

Ambos han acudido al estreno del espacio, que era muy demandado desde hace varios años por los aficionados a las mascotas de la localidad. En este sentido, Medina ha señalado que, «como equipo de gobierno, nos hacemos eco de una sensibilidad y un reclamo social y vecinal cada vez mayor», subrayando «nuestra vocación de servicio público para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos y de los miles de turistas que nos eligen cada año». El primer edil torroxeño ha resaltado que «su ubicación, en la desembocadura del río de Torrox, es inmejorable, al tratarse de un espacio acotado de forma natural por El Faro y por el propio entorno», ha manifestado.

Por su parte, la edil de Playas ha expresado que «llevamos años trabajando de la mano de una plataforma ciudadana con la que hemos decidido impulsar esta iniciativa», apuntando que «el espacio cuenta con papeleras y cartelería informando de las normas para el buen uso de la playa». Durante la inauguración, a la que han acudido más de 200 vecinos, se han entregado 500 dispensadores de bolsitas para los usuarios. En la playa canina es obligatorio, como en cualquier espacio público, recoger las deposiciones de los perros.

Tal y como ocurre en el resto de playas para perros de la provincia, la de Torrox no está catalogada para el baño de personas, siendo esta una recomendación pero no una prohibición, quedando a elección de los usuarios si quieren hacerlo. Además, los perros tienen que estar vigilados por sus dueños, quienes deben llevar la documentación pertinente consigo, si bien los ejemplares considerados potencialmente peligrosos y aquellos que pesen más de 20 kilos deberán llevar bozal.

Por último, para garantizar el bienestar de todas las personas que accedan a esta playa y de sus mascotas, sí queda prohibido hacer moragas y cocinar, así como el nudismo y practicar la pesca. La representante municipal ha hecho un llamamiento para que, entre todos, «mantengamos este espacio como un enclave limpio y en perfecto estado para su disfrute durante todo el año», ha concluido.

Temas

Torrox
 

Fotos

Vídeos