Un paciente da un puñetazo a un enfermero tras sufrir un brote psicótico en las Urgencias del Hospital de la Axarquía

Exterior de las Urgencias del Hospital de la Axarquía. /E. Cabezas
Exterior de las Urgencias del Hospital de la Axarquía. / E. Cabezas

El joven, de nacionalidad extranjera, supuestamente se soltó las sujeciones de la camilla y se quitó la vía cuando el profesional sanitario acudió a atenderle estando en el área de Observación

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Nuevo episodio de violencia física en el ámbito sanitario en la provincia de Málaga. Un enfermero del servicio de Urgencias del Hospital Comarcal de la Axarquía fue agredido esta pasada madrugada cuando se acercó a interesarse por el estado de salud de un paciente de origen extranjero, de entre 20 y 30 años, que había ingresado en el área de Observación «tras presentar un gran estado de agitación«. Al parecer, según ha explicado a SUR el delegado del Sindicato de Enfermería SATSE en el centro, David Martín, el paciente «debió sufrir un brote psicótico, ya que se quitó las sujeciones que le habían colocado y la vía, y propinó un fuerte puñetazo en la mandíbula derecha del profesional sanitario, que cayó fulminado al suelo, golpeándose en un costado«.

Según Martín, rápidamente acudieron varios compañeros sanitarios, que impidieron que el joven continuara agrediéndole. Tras calmarlo, le realizaron un análisis de drogas, que dio un resultado negativo. Aún así, el paciente ha sido trasladado a la Unidad de Agudos del Hospital Civil. enfermero ha sido atendido de las heridas y se le ha realizado un parte de lesiones para interponer la correspondiente denuncia ante la Policía Nacional. No obstante, una patrulla del cuerpo policial acudió inmediatamente a las Urgencias tras los hechos.

Desde el SATSE han condenado «rotundamente» esta nueva agresión física a un profesional sanitaria y han anunciado que van a realizar una concentración a las puertas del centro hospitalario de la Axarquía para el próximo lunes 10 de septiembre a las 12.00 horas. La pasada semana un vecino de Vélez-Málaga amenazó a un facultativo por no prescribirle unos medicamentos, unos hechos por los que ha sido condenado al pago de una multa de 180 euros por un delito leve de amenazas.

El pasado mes de abril otra residente veleña propinó una patada a una enfermera cuando la asistía en una ambulancia, por lo que fue sentenciada a cuatro meses de prisión por un delito de atentado a la autoridad y al pago de 240 euros de sanción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos