Nerja reactiva los trámites para impulsar el paseo marítimo de El Playazo

El paseo marítimo de El Playazo tendría unos 1.200 metros de longitud, entre las desembocaduras de los ríos Chíllar y Seco. /E. CABEZAS
El paseo marítimo de El Playazo tendría unos 1.200 metros de longitud, entre las desembocaduras de los ríos Chíllar y Seco. / E. CABEZAS

El Ayuntamiento reúne a los propietarios de las parcelas para negociar su cesión a Costas, que hace cinco años presupuestó el proyecto en 8,6 millones

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El Playazo es una de las pocas playas prácticamente vírgenes de edificaciones que aún quedan en el litoral malagueño. Ocupa una superficie de más de un millón de metros cuadrados, en la zona conocida como la Vega de Nerja, entre las desembocaduras de los ríos Chíllar y Seco, a lo largo de 1.200 metros. En 2014 el entonces Ministerio de Medio Ambiente elaboró un proyecto para construir un paseo marítimo, con un coste estimado de 8,6 millones de euros, de los que el Consistorio tendría que aportar 5,5.

Al año siguiente, el Gobierno central ofreció una partida de 848.000 euros para ejecutar una primera fase, de 350 metros de longitud, en el extremo más oriental. Sin embargo, no se llegó a ejecutar, ya que el anterior gobierno municipal tripartito (PSOE, IU y EVA-Podemos) la rechazó, alegando que los convenios suscritos por el PP «no daban seguridad a los propietarios», una buena parte de los cuales se oponían a la cesión anticipada de sus suelos a cambio de aprovechamientos urbanísticos en la franja posterior, una vez que ésta se desarrollase, a pesar de haberlo firmado así en los años anteriores con el PP.

Ahora, el gobierno municipal del PP, con José Alberto Armijo al frente de la Alcaldía, un cargo que ya ocupó entre 1995 y 2015, se ha propuesto reactivar esta iniciativa urbanística y medioambiental. Para ello, ayer convocó a los propietarios –alrededor de un centenar– a una reunión para retomar este «importante proyecto, con el objetivo de sacarlo del letargo, retomando las actuaciones necesarias e impulsando los trámites pendientes para su ejecución», según destacó el Consistorio nerjeño en un comunicado de prensa.

En el encuentro, celebrado en la segunda planta del Centro Cultural, se analizó la situación actual y se definió con los propietarios de los terrenos «la hoja de ruta que permita ponerlos a disposición del Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España para licitar y ejecutar las obras del paseo marítimo».

Para el alcalde, «el desarrollo turístico y la revitalización económica de Nerja pasa indiscutiblemente por hacer realidad actuaciones como la que nos ocupa, que representa una inversión que se aproxima a los diez millones de euros y que contribuye al desarrollo urbanístico de un sector residencial y hotelero generador de empleo y riqueza en nuestro municipio», manifestó Armijo.

Riesgo de inundabilidad

El Ayuntamiento inició en la pasada legislatura una revisión de los convenios suscritos por el PP hace una década, tras las quejas de varios propietarios de los suelos. Sin embargo, no se llegaron a firmar nuevos documentos. La Junta también puso reparos a la innovación del PGOU iniciada por Armijo antes de 2015, exigiendo nuevos informes desde distintos departamentos. En este sentido, uno de los problemas que plantea el desarrollo de este sector tiene que ver con los mapas de inundabilidad de la zona, que obligarían a reducir considerablemente los suelos urbanizables. En el proyecto del PP se contemplaron varios hoteles y unas 1.200 viviendas.

Temas

Nerja, Playa