La Junta acuerda una moratoria de un año para asumir la gestión directa de la guardería de Torrox

Acceso principal a la guardería torroxeña. /SUR
Acceso principal a la guardería torroxeña. / SUR

El alcalde, Óscar Medina (PP), confía en que en este tiempo se pueda alcanzar un acuerdo para la subrogación de la plantilla, compuesta por una decena de trabajadores

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La decena de trabajadores que prestan sus servicios en la guardería pública de Torrox pueden respirar más tranquilos, después de que la Junta de Andalucía haya acordado aplazar un año la gestión directa de este centro, junto a otros cuatro de la comunidad, en Almería, Cádiz y Sevilla. Así, el alcalde torroxeño, Óscar Medina (PP), ha agradecido al consejero de Educación, Javier Imbroda (Cs), la moratoria de un año en la aplicación de la gestión directa del centro, y ha trasladado a los trabajadores su «respaldo» tras defender su gran labor realizada en el municipio a lo largo de estos años. Medina mostró su convencimiento de que las medidas adoptadas por la Junta para mejorar el servicio con una gestión directa «serán para beneficio de todos».

La decena de trabajadores de la escuela infantil pública El Faro de Torrox habían iniciado una recogida de firmas para que las mejoras anunciadas por la Junta de Andalucía a partir del próximo 1 de septiembre, cuando iba a pasar a ser gestionada directamente por la Consejería de Educación, junto con otros cuatro centros andaluces, contemplara la subrogación de la plantilla.

Medina confía en que las actuales empleadas, algunas con hasta 25 años de antigüedad, puedan continuar trabajando al amparo de la Junta de Andalucía, pues la labor que vienen realizando tanto, Adelina Álvarez, desde la dirección del centro, como el resto de las empleadas «es absolutamente encomiable y somos muchos los padres que nos sentimos enormemente agradecidos por la atención que reciben o han recibido nuestros hijos de estas profesionales».

El alcalde dijo que la moratoria viene a confirmar la intención de la Junta de que la gestión directa «beneficie a todos, , y mostremos nuestro respaldo a unas trabajadoras que han logrado que todos nos sintamos orgullosos de la calidad de nuestra guardería», sentenció el primer mandatario torroxeño.

Las empleadas piden se aplique el Estatuto de los Trabajadores y la jurisprudencia que, según dicen, avalan la subrogación de la plantilla e impediría el despido. Además de la guardería el Faro de Torrox, se encuentran en la misma situación las escuelas infantiles Mediterráneo de Almería, 'Rocío Jurado' de Chipiona, 'Atunara' de La Línea de la Concepción, en Cádiz, y 'Andaluna' de Sevilla.