Iznate bonificará al 90% las plusvalías por herencia sin requisitos previos

Iznate bonificará al 90% las plusvalías por herencia sin requisitos previos

El Ayuntamiento sigue los pasos de Nerja, Rincón de la Victoria y Canillas de Albaida, que elevaron la exención fiscal hasta el máximo legal del 95%

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El Ayuntamiento de Iznate se ha convertido en el cuarto de la provincia que anuncia una bonificación casi total (90%) –prácticamente el máximo legal permitido, que está en el 95%– en el polémico Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido popularmente como plusvalía, en los casos de herencias 'mortis-causa' sin ningún tipo de requisitos previos. El Consistorio de la pequeña localidad del interior de la Axarquía sigue así los pasos que en el último año han dado otros dos grandes municipios de la misma comarca, Rincón de la Victoria y Nerja –en ambos casos a propuesta de los grupos municipales de Ciudadanos–, y de Canillas de Albaida, que lo acordó el pasado verano a iniciativa del PSOE en la oposición, contando con el apoyo del gobierno local del PP, con lo que se convirtió en institucional.

En el caso iznateño la propuesta de bonificación al 95% ha partido del gobierno socialista que preside Gregorio Campos, que cuenta con cuatro concejales. Los tres ediles de la oposición, del PP, se abstuvieron en la votación, argumentando que «pedimos que no se hagan las cosas a medias, como acostumbran, queremos que también se suprima dicho impuesto por transmisiones», según publicaron en la red social Facebook.

El alcalde iznateño estimó ayer, en declaraciones a SUR, que la medida aprobada de manera inicial supondrá una merma de unos 10.000 euros anuales en los ingresos de las arcas municipales, un Consistorio que viene ingresando alrededor de 40.000 euros por las plusvalías. «Lo estuvimos mirando y hablando con el interventor y el secretario y nos dieron el visto bueno, porque hemos conseguido mejorar la situación económica del Ayuntamiento, el 2017 lo cerramos con un superávit de 20.000 euros y este ejercicio esperamos triplicar esa cifra», argumentó Campos.

Reducción de ingresos

«Al año hay entre ocho y diez defunciones en el pueblo y pensamos que es injusto tener que pagar por heredar una propiedad de tus padres o de algún familiar cercano», manifestó el regidor iznateño. El alcalde apuntó que el Consistorio no cuenta con facturas extrajudiciales sin pagar, y que el periodo medio de abono a los proveedores es «inferior a seis días». En el capítulo de inversiones, pretenden destinar en los próximos meses parte del superávit presupuestario a la adquisición de una parcela para ejecutar un punto-limpio.

Rincón de la Victoria y Nerja fueron los dos primeros ayuntamientos que más lejos llegaron en estas exenciones fiscales, ya que suprimieron en los últimos meses, a propuesta en ambos casos de Ciudadanos, los condicionantes de convivencia para poder acogerse a la bonificación del 95%, lo que conllevará una merma considerable de los ingresos municipales, cifrada en alrededor de 400.000 euros anuales en cada uno de los dos consistorios.

En otros grandes ayuntamientos del litoral malagueño se mantienen los requisitos para poder acogerse a las bonificaciones, como la convivencia previa durante un periodo mínimo y/o el empadronamiento. En otros grandes consistorios, como Ronda y Alhaurín de la Torre, no hay requisitos, pero las bonificaciones oscilan entre el 50 y el 80%.