La Guardia Civil registra durante siete horas la casa del novio de la joven desaparecida en Arenas

Guardias civiles desplegados en las inmediaciones de la vivienda. / SUR

Los agentes han realizado una inspección en la vivienda en la que convivía la pareja, hasta que se pierde la pista de Dana Leonte el pasado día 12 de junio

ALVARO FRÍAS y EUGENIO CABEZAS

Durante casi siete horas, agentes de la Guardia Civil han llevado a cabo este miércoles varios registros relacionados con la desaparición de Dana Leonte, la joven rumana de 31 años de la que se pierde la pista en Arenas el pasado día 12 de junio. La inspección más importante se ha realizado en la vivienda en la que la chica residía con su novio, que fue el que denunció la desaparición a las autoridades.

En el marco de un importante despliegue, en el que han participado más de una quincena de guardias civiles, los agentes han revisado palmo a palmo la vivienda, situada en las inmediaciones del cementerio de la localidad. En presencia del novio de Dana, los especialistas de Criminalística han tomado muestras en la casa y han recibido el apoyo de sus compañeros de Policía Judicial, así como de un perro especialista en detectar rastros biológicos desplazado especialmente hasta la localidad malagueña para el registro.

Durante las tareas, los agentes han llegado a utilizar un dron para contar con una vista aérea de la zona. De hecho, estaba previsto que, además de la vivienda, se inspeccionaran un solar y dos vehículos, según han manifestado las fuentes consultadas por este periódico.

Sin que por el momento haya trascendido ninguna detención, los agentes del Instituto Armado siguen inmersos en el caso, siendo investigado desde un primer momento como una desaparición voluntaria, según han informaron desde el gabinete de prensa de la Benemérita en Málaga. Tras varias batidas por las inmediaciones para buscar a la joven en los días posteriores a la denuncia, la causa parece haber dado un giro.

Precisamente, la voz de alarma sobre la desaparición la dio el novio de Dana, Sergio Ruiz, tras comprobar que la joven no había vuelto a casa. Se trata de la misma vivienda que ayer registró la Guardia Civil, en la que convivía la pareja –que mantenía una relación sentimental desde hace varios años– con la hija pequeña de ambos, que tiene menos de un año.

En declaraciones a SUR, el novio de Dana aseguró que el día de su desaparición ella le manifestó que se iba a volver a su país, por lo que se llevó dinero y ropa. Según su testimonio, la joven estaba siendo extorsionada y amenazada por una deuda con un prestamista: «Se ha largado y me ha dejado solo con una niña de siete meses. Fue a casa cuando yo estaba trabajando, cogió dinero y ropa y me dijo que se marchaba».

Al parecer, la pareja habría tenido varios episodios de problemas de convivencia en estos años, hasta el punto de que ella lo habría denunciado por un supuesto delito de malos tratos. Aun así, siempre según han asegurado las fuentes consultadas, el caso fue archivado por el juzgado de Vélez-Málaga.

La joven tiene un hermano que reside en la Axarquía. Florín Leonte señaló a este periódico que la familia está «muy preocupada» por la situación, ya que insistió en que su hermana «nunca abandonaría a su hija». «Llevaba muchos años queriendo ser madre, y ahora que lo había conseguido, no es normal que se haya ido así como así, dejándole a la niña al padre. Ella siempre avisaba, estaba muy pendiente del móvil, de las redes sociales, y ahora tiene los dos teléfonos apagados», argumentó. A su juicio, Dana tampoco podría haber salido de España en dirección a su país natal.