«Dana nunca abandonaría a su hija», dice el hermano de la joven desaparecida en Arenas

Dana Leonte/SUR
Dana Leonte / SUR

Florin Leonte sostiene que su hermana no ha podido salir de España en dirección a Rumanía porque no tiene la documentación en regla

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Continúa la búsqueda de Dana Leonte, la joven rumana de 31 años que falta de su domicilio en Arenas desde el pasado día 12 de junio. Madre de una bebé de siete meses, fue su pareja sentimental, Sergio Ruiz, vecino de la localidad axárquica, donde ambos residen desde hace unos años, el que lanzó la voz de alarma, presentando una denuncia ante la Guardia Civil de Vélez-Málaga.

El hermano de la joven, Florín Leonte, que vive también en la Axarquía, manifestó ayer que están «muy preocupados» por la situación, ya que «mi hermana nunca abandonaría a su hija», matizó. «Llevaba muchos años queriendo ser madre, y ahora que lo había conseguido, no es normal que se haya ido así como así, dejándole a la niña al padre, ella siempre avisaba, estaba muy pendiente del móvil, de las redes sociales, y ahora tiene los dos teléfonos apagados», argumentó Leonte. A su juicio, Dana tampoco podría haber salido de España en dirección a su país natal, ya que no contaría con la documentación en regla para poder cruzar las fronteras.

La hermana de su pareja, Eva Ruiz, explicó que la denuncia por malos tratos que Dana presentó contra Sergio fue archivada. «Fue una discusión de pareja, pero él no le hizo nada», agregó. Sergio manifestó a SUR que Dana le dijo que se iba a ir a su país natal porque estaba «amenazada» por un prestamista que le reclamaba una deuda. «Fue a casa cuando yo estaba trabajando, cogió dinero y ropa y me dijo que se marchaba», argumentó.

La Guardia Civil ha tomado declaración a unas 15 personas en torno a este caso, aunque, de momento, no se han producido detenciones. Según difundió el pasado sábado la asociación SOS Desaparecidos a través de las redes sociales, Dana Leonte mide 1,6 metros, tiene el pelo largo castaño y los ojos marrones. De complexión delgada, en el momento de su desaparición llevaba un pantalón y una camisa negra. «Sabíamos que tenía deudas, pero no que la estuviesen amenazando», expresó Florín Leonte, quien aseguró que su hermana llevaba apenas dos meses al frente de una cafetería en Vélez-Málaga.

La búsqueda