El concejal de Ciudadanos en Nerja renuncia al acta «por motivos personales y laborales»

El hasta ahora concejal naranja, votando el pasado 26 de mayo. /E. CABEZAS
El hasta ahora concejal naranja, votando el pasado 26 de mayo. / E. CABEZAS

Manuel Carrillo de Albornoz será sustituido por Mari Carmen López, quien ya fue concejala de la formación naranja en la pasada legislatura

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Apenas dos meses. Éste es el tiempo que ha permanecido como concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Nerja el que fuera candidato a la Alcaldía por esta formación, Manuel Carrillo de Albornoz. El edil presentó el pasado viernes en el registro del Consistorio su renuncia al acta «por motivos personales y laborales, al no poder compatibilizar mi labor como concejal en la oposición con mi trabajo en un hotel de la localidad», confesó en declaraciones a este periódico.

El que fuera coordinador local del partido liderado a nivel nacional por Albert Rivera dará paso así a la número dos en la candidatura, Mari Carmen López, quien ya fue concejala durante la práctica totalidad de la pasada legislatura. De hecho, se da la circunstancia de que López también entró en el verano de 2015, apenas dos meses después de constituirse la corporación, en sustitución del entonces número dos del partido, Chema Centeno, quien dimitió también «por motivos personales y profesionales».

«Es una pena, me hubiera gustado compatibilizarlo, pero me está resultando imposible, no puedo dedicarle todo el tiempo que requiere un cargo como el de concejal en la oposición sin liberar, ya que no me interesa económicamente liberarme, y por eso he decidido renunciar al acta y darle la oportunidad a mi compañera de partido Mari Carmen López, quien ya hizo una gran labor en la pasada legislatura», declaró Carrillo, quien no quiso aclarar si su compañera alcanzará algún tipo de acuerdo con el gobierno del PP en minoría, que tiene diez de los 21 ediles o se quedará en la oposición, con un sueldo de 27.375 euros. «Eso es algo que tendrá que decidir ella», apostilló.

Como ya ocurrió en 2015, las elecciones municipales del pasado 26 de mayo volvieron a dejar al PP, liderado por José Alberto Armijo, a un edil de la mayoría absoluta. El PSOE volvió a conseguir seis concejales, Adelante Nerja-Maro –la confluencia de IU y Podemos– obtuvo dos actas de edil, y Cs, UPNER y Vox una cada uno.

Subida de sueldos

Con este escenario, a diferencia de lo que ocurrió en 2015, cuando el PSOE alcanzó la Alcaldía gracias al apoyo de IU, EVA-Podemos y Cs, el PP ha recuperado el gobierno municipal, al frente del que ya estuvo Armijo durante cinco legislaturas, entre 1995 y 2015. En el pleno de investidura contó con el único apoyo del edil de Vox, Miguel Armijo, quien dijo que habían firmado un acuerdo para, entre otras cuestiones, «tener acceso preferente a los expedientes municipales».

En el pleno de organización de la legislatura, el PP aprobó una subida del sueldo del regidor del 19%, hasta los 58.372 euros brutos anuales, y del 26% para los ediles liberados, gracias a la abstención de Vox y Cs. Además se incluyeron tres sueldos para ediles liberados de la oposición, con un salario de 27.375 euros, aunque por ahora los grupos no los han solicitado.