Nerja

Un Camino de Santiago contra el cáncer

Bernardo Cortés y Francisco Bueno, en una ruta de Lisboa a Santiago de Compostela realizada en 2017./SUR
Bernardo Cortés y Francisco Bueno, en una ruta de Lisboa a Santiago de Compostela realizada en 2017. / SUR

Dos vecinos recorrerán en bici en septiembre los 1.400 kilómetros desde Nerja a Santiago para recaudar fondos contra la enfermedad que sufrieron

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

A Bernardo Cortés y Francisco Bueno les une algo más que una gran amistad desde hace muchos años. La pasión por el deporte y, desde hace poco tiempo, el haber sufrido en primera persona la maldita enfermedad del cáncer. En el primer caso, al superar con éxito un tumor de colon que estuvo a punto de llevárselo por delante hace ahora cuatro años, y en el segundo, sufrir por el cáncer de mama del que operaron, también con resultado satisfactorio, a su mujer. Estos dos nerjeños, de 57 y 54 años, quieren ahora devolver la suerte que han tenido en forma de un reto solidario, recaudando fondos para la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Para ello, tienen previsto recorrer en bicicleta los alrededor de 1.400 kilómetros que separan la localidad del Balcón de Europa, desde donde saldrán el próximo 6 de septiembre, de la plaza del Obradoiro, en Santiago de Compostela, a donde pretenden llegar en 13 días, con una media de 120 kilómetros diarios. Ambos son ya unos auténticos expertos en realizar varias de las rutas que conducen a la famosa catedral gallega, siguiendo algunos de los caminos más famosos.

En concreto, Cortés ha hecho el Camino ocho veces en los últimos ocho años, «desde León, el Primitivo, el del Norte, desde Francia, desde Logroño, y el Portugués», describe este Policía Local con más de tres décadas de trayectoria en el cuerpo de seguridad del municipio. En el caso de Bueno es todavía un veterano con más galones en el cuerpo en estas conocidas rutas jacobeas, en las que «te encuentras contigo mismo», dice Cortés. No en vano, Bueno, publicista de profesión, ha llegado a Santiago en más de una veintena de ocasiones en su vida. «Es un encuentro con uno mismo, es la soledad del camino, las ermitas, el tiempo que pasas pensando todo lo que has hecho, lo que te ha pasado, es una forma muy sana de reflexionar», considera Cortés. En noviembre de 2017 ambos completaron en bicicleta los alrededor de 600 kilómetros que hay entre Lisboa y la capital gallega, «con un tiempo de perros, nos llovió muchísimo, pero lo conseguimos», recuerda orgulloso Cortes, mientras muestra algunas de las fotografías que se hicieron.

Bernardo Cortés, policía local de 57 años, superó un cáncer de colon y la mujer de Francisco Bueno, uno de mama

Ahora han decidido afrontar la aventura en el mes de septiembre, por lo que esperan «un mejor tiempo», dicen. «Cuando el 1 de octubre de 2015 fui intervenido, ya empecé mi recuperación y a luchar contra esa enfermedad, pues me di cuenta de que no había que desperdiciar ni un segundo en lamentaciones. Las manos sabias de los profesionales, la suerte, un poco de parte del enfermo y la familia, ya llegamos a los cuatro años desde aquel día», sostiene Cortés.

Más de 15.000 euros

«Desde el primer día después de mi intervención, pensé que una vez recuperado haría un reto solidario para recaudar dinero para la Asociación Española contra el Cáncer, colectivo al cual pertenezco desde hace un año, siendo el secretario de la sede local de Nerja», continúa el agente policial. Su padre y un sobrino de 29 años fallecieron a causa del cáncer y una hermana está actualmente en tratamiento, circunstancias que también le han llevado a plantear esta prueba.

Así, a través de los voluntarios de la AECC venderán kilómetros por un euro a todas las personas que quieran colaborar con ellos. «Sabemos que el pueblo de Nerja es muy solidario, por lo que estamos seguros de que pasaremos con creces de los 1.400 kilómetros», sostienen los dos deportistas. De momento, en apenas un mes han conseguido sumar más de 15.000 euros. «Estamos desbordados por la respuesta de la gente», confiesan.

Cortés y Bueno buscan establecimientos patrocinadores, así como personas que quieran colaborar con su publicidad en los maillot de la equipación que llevarán en su aventura solidaria. «Correremos con todos los gastos, por lo que queremos dejar claro que toda la recaudación de la venta de kilómetros, así como la publicidad que llevemos, serán íntegramente para la AECC», concluyen.