Arranca el proyecto pionero para regenerar con escombros las playas de Vélez-Málaga

Vista de la playa de la Mezquitilla./
Vista de la playa de la Mezquitilla.

El Ayuntamiento activa la iniciativa para construir una planta de tratamiento de los residuos de las obras, con un coste de cinco millones de euros

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Cuenta atrás para que se ponga en marcha ya sobre el terreno el proyecto pionero a nivel europeo para construir una planta de tratamiento de residuos de la construcción y demolición, que tras un proceso de reciclaje se destinarán a regenerar las playas de la zona oriental de Vélez-Málaga. El proyecto 'Brick-Beach' tiene un presupuesto de 5.050.300 euros, de los que el 80% son financiados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, y el resto por parte de los distintos socios, en el marco de la iniciativa de Acciones Urbanas Innovadoras (Urban Innovative Actions) de la Unión Europea.

Junto con el Área de Empresa y Empleo del Ayuntamiento, que lidera el proyecto, hay cuatro socios: la Agencia de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía, el Aula del Mar de Málaga, la Asociación de Empresas Gestoras de Valorización de Residuos de la Construcción y la Demolición de Andalucía (AGRECA) y la Universidad de Málaga. La iniciativa pionera fue aprobada en octubre de 2017 por la Unión Europea y el contrato para su ejecución se firmó el pasado verano. Ya se ha decidido la ubicación de la planta de tratamiento de los escombros. Se ubicará junto a la depuradora de Vélez-Málaga, en una parcela de titularidad municipal.

Este próximo martes se hará un acto de presentación oficial del proyecto en la tenencia de Alcaldía de Mezquitilla, por ser este núcleo el primero donde se actuará en la regeneración de las playas veleñas. Este entorno perdió su franja de arena con la construcción del puerto pesquero y deportivo de Caleta de Vélez a finales de los años setenta. El comienzo efectivo del proyecto está aún pendiente de la autorización ambiental por parte de la Junta de Andalucía.

Autorización de la Junta

En este sentido, la edil de Empresa y Empleo, María José Roberto (PA), dijo ayer que esperan contar con esta autorización «cuanto antes» para poder poner en marcha la iniciativa. No obstante, recordó que el proyecto europeo tiene un plazo de ejecución de tres años, hasta el verano de 2021. «Tenemos que ponerlo en marcha porque es una iniciativa innovadora de economía circular, que va a permitir acabar con el problema de los vertederos ilegales en el municipio», dijo.

La edil veleña destacó que «el consumismo propio del siglo XX es un modelo que ya no es sostenible». «Tenemos que ir a un modelo en el que los residuos que se generan de una producción se incorporen nuevamente al mercado», aseguró. En la jornada de lanzamiento se dará a conocer el proyecto a la sociedad civil y a los empresarios. Roberto lanzó una invitación a «todos los vecinos de ese enclave en particular, de Mezquitilla, e igualmente a todo aquel que desee conocer el proyecto», manifestó.

La edil María José Roberto, ayer en la presentación.
La edil María José Roberto, ayer en la presentación. / E. C.